Huo Qubing: el brillante general de la dinastía Han

Gracias a su labor, el reinado han fue capaz de controlar las regiones occidentales y desarrollar la ruta de la seda que benefició los intercambios culturales y comerciales entre Oriente y Occidente

Huo Qubing: el brillante general de la dinastía Han. (La Gran Época)

Bajo el reinado del emperador Wu, la dinastía Han logró una gran expansión territorial, así como un gobierno fuerte y centralizado. Al emperador Wu no le hizo falta retirarse de los frentes de ataque de Xiongnu (Saibei), sino que en su lugar y gracias al brillante general Huo Qubing, atacó durante décadas y con bravura, a los xiongnu.

Si bien Huo Qubing (140 a.C. – 117 a.C.) vivió una infancia pobre, siempre tenía iniciativas de aprender y mejorarse. Su tío Weiqing, un famoso general, le enseñó todo tipo de artes marciales, especialmente equitación y tiro con arco, las dos habilidades que los xiongnu conocían mucho mejor que los chinos han de ese entonces.

A los 17 años, Huo Qubing había demostrado excepcional sabiduría y un talento militar que le valió la honra del emperador, quien decidió nombrarlo como su guardaespaldas. En la primavera del año 123 a.C., el emperador ordenó a Weiqin luchar contra los xiongnu. Huo Qubing, tenía sólo 18 años, pero pidió al emperador que le permitiera ir a la guerra, asique Weiqing seleccionó una caballería de ochocientos soldados al mando de Huo Qubing. Aunque esta fue su primera guerra, Huo no mostró ningún temor para maniobrar y atacar los campamentos de los xiongnu, matando a más de dos mil soldados. Su victoria le mereció un ascenso y el emperador lo recompensó con el título de "Duque Campeón". Desde entonces su nombre se hizo muy conocido.

Después de dos grandes batallas al mando de Huo Qubing, los xiongnu sufrieron graves pérdidas en soldados y territorios, por lo cual su moral se desplomó.

Como recompensa a su labor, el emperador Wu hizo construir una lujosa mansión para Huo Qubing. Una vez finalizada, mandó a llamarlo para enseñarle la fastuosa residencia y saber si le gustaba. Sin embargo, Huo se negó a recibir el regalo y dijo: "¿Cómo podría quedarme en casa mientras Xiongnu ataca a nuestro país"? Esta respuesta fue transmitida a lo largo de la historia durante miles de años y resume la pasión de Huo Qubing por la defensa nacional.

Desde entonces, el poder militar de los xiongnu se derrumbó y la dinastía Han fue capaz de tener control total sobre la ruta a las regiones occidentales, desarrollando la "ruta de la seda" que benefició los intercambios culturales y comerciales entre Oriente y Occidente.

Según la leyenda, cuando Huo Qubing derrotó con gran éxito Xiongnu en una de sus tantas batallas, el emperador Wu envió -desde la capital Chang'An al campamento militar de Huo Qubing- una jarra de un vino muy fino. Pero Huo Qubing vertió la jarra de vino en un arroyo cercano al campamento para que todos sus soldados pudieran probarlo, de modo que el valle sabía al exquisito sabor del vino y todos lo disfrutaron. Desde entonces, el nombre de este lugar fue cambiado a Jiu'Quan (酒泉), que significa "manantial de vino".

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.