Suiza: Abogado español hace un llamamiento a las Naciones para promulgar la legislación y ayudar a detener la sustracción forzada de órganos en China (Parte 1)

El abogado español de derechos humanos, Carlos Iglesias, habla en la asamblea de Copenhague, el 20 de julio de 2013. Asistieron practicantes de Falun Gong y activistas de derechos humanos de 27 países europeos

En septiembre de 2013, durante una reunión del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en Ginebra, el abogado español de derechos humanos, Sr. Carlos Iglesias, habló sobre la persecución sistemática a nivel nacional de Falun Gong en China y destacó los crímenes sobre la sustracción forzada de órganos a practicantes de Falun Gong, matando a la gente para la demanda de sus órganos.

El Sr. Iglesias actualmente representa a los practicantes de Falun Gong, en las demandas presentadas en España contra el ex presidente chino Jiang Zemin y otros del partido comunista de China (PCCh) por crímenes de lesa humanidad, genocidio y torturas, perpetrados durante los 14 años de persecución a Falun Gong.

Él recientemente compartió sus puntos de vista sobre la cuestión de la sustracción forzada de órganos y proporcionó información actualizada sobre las demandas contra Jiang.

Nuevas leyes de otros países pueden detener la sustracción forzada de órganos en China
El Sr. Iglesias hizo un llamamiento a otros países a revisar sus leyes sobre el tráfico de órganos humanos, con el fin de juzgar y sancionar este delito y en última instancia, para que los autores chinos que auspician estos terribles crímenes contra la humanidad sean llevados ante la justicia.

En 2010, con la colaboración de la Organización Nacional de Trasplantes, el Ministerio de Sanidad y Política Social de España aprobó una nueva ley. La ley establece penas de hasta doce años de prisión para las personas que fomenten, promuevan, faciliten o ayuden en la adquisición ilegal de órganos humanos.

De hecho, la ley fue promulgada sólo después que legisladores y especialistas en trasplante de órganos españoles, se hicieran conscientes debido a un informe elaborado por dos investigadores canadienses. Ellos son David Kilgour, ex parlamentario y fiscal de la Corona y David Matas, abogado de derechos humanos, sobre la masiva cosecha de órganos tomados de los practicantes de Falun Gong, una disciplina espiritual bajo persecución en china.

"Kilgour y Matas presentaron su informe a la Organización Nacional de Trasplantes y aconsejaron que el Ministerio de Salud emitiera instrucciones y recomendaciones sobre no viajar a China para la obtención de órganos", dijo el Sr. Iglesias. Esto sucedió en noviembre de 2006.

El Sr. Iglesias cree que el cambio en la ley penal española tendrá un impacto directo en ayudar a detener la persecución a los practicantes de Falun Gong en China. Él explicó: "Debido a que esta ley no sólo castiga a quienes cometen estos delitos de tráfico de órganos, sino que también ayuda a evitar que la situación se produzca".

El abogado de derechos humanos el español Sr. Carlos Iglesias habla en la 24º Sesión Ordinaria del Consejo de Derechos Humanos el 26 de septiembre de 2013

Matanza según demanda
Los hospitales chinos prometen compatibilidad de tejidos en cuestión de dos semanas y un órgano de reserva en una semana, si el primer trasplante fallara. En otros países, puede tardar años antes que se encuentren un órgano adecuado para un paciente. Nada más puede explicar el tiempo excepcionalmente rápido, de entrega de órganos en China, excepto por la presencia de un enorme banco de órganos vivos, donde la gente muere por la demanda. De hecho, la persecución sistemática, a nivel nacional de Falun Gong en China, con cientos de miles de practicantes encarcelados, se hacen posible los delitos de tráfico de órganos a gran escala. Los órganos de practicantes de Falun Gong son preferidos por el hecho de que muchos son jóvenes y sanos.

El tema de la sustracción ilícita de órganos en China se ha incorporado al campo de la medicina. En un artículo de febrero de 2013, publicado en el Croatian Medical Journal dice: "La ética del trasplante bajo escrutinio es responsabilidad de todos los profesionales de la medicina", el Dr. Torsten Trey, Arthur Kaplan y Jacob Lavee escribieron: "El subyacente crimen contra la humanidad parece tan increíble como preocupante. Uno podría estar tentado a querer no creerlo, para evitarse el horror que de otra manera podría sentir. Sin embargo, cuando en 2006, los abogados Kilgour y Matas llamaron a 17 hospitales a través de toda China, los médicos de allí admitieron que utilizan órganos "frescos" de practicantes de Falun Gong.

Cuando la Organización Mundial para Investigar la Persecución a Falun Gong (WOIPFG), llamó al Dr. Chen Rongshan en la primavera de 2012, él admitió que el tribunal había ordenado la sustracción de órganos a practicantes detenidos de Falun Gong".

Una Ley similar fue aprobada en Israel
Una ley similar a la nueva legislación de España, fue aprobada en Israel. Esta ha sido eficaz para que ciudadanos israelíes no se involucraran en el comercio ilícito de órganos. Israel era el único país en que los pacientes turistas de trasplante acostumbraban a obtener casi todo el reembolso de las compañías de seguros o fondos de enfermos. Entonces, en 2008 fue aprobada una nueva ley, la Ley de Trasplante de Órganos.

La ley define el comercio de órganos y su tráfico como delito, lo que puede resultar hasta con tres años de cárcel y una gran multa, sin importar si el delito se efectuaba dentro o fuera de Israel.

En su artículo de opinión "Salvar vidas localmente", publicado en octubre de 2012, el Dr. Jacob Lavee, director de la Unidad de Trasplante del Corazón del Centro Médico Sheba y presidente del Comité de Trasplante de corazón y pulmón del Centro Nacional de Trasplantes Israelí, dijo que la ley de Trasplantes de órganos del 2008, había detenido por completo el turismo de órganos a China desde Israel: "las órdenes que prohíben el reembolso a las compañías de seguros y fondos a enfermos del turismo de trasplantes ilegales, entraron en vigor poco después que la nueva ley fue promulgada, lo que hizo que el turismo de trasplantes de pacientes israelíes fuera ilegal. Esto hizo un alto al comercio de órganos. Así, por ejemplo, el desplazamiento de los pacientes israelíes a China se detuvo por completo".

"Cero Tolerancia en el tráfico de órganos"
"La Organización Nacional de Trasplantes de España ha dado un paso sólido hacia adelante para perseguir estos delitos que se están llevando a cabo en China. Y sus palabras son muy claras: Cero tolerancia al tráfico de órganos", dijo Iglesias.

"Creemos que cualquier iniciativa de las Organizaciones de Trasplante de todos los países deben seguir esa línea. No permitamos que estas atrocidades tengan lugar sin obtener un castigo. La justicia debe castigar a los autores por una simple razón. Creo que nadie, ningún ser humano puede cometer terribles crímenes y quedar impune.

No hay que olvidar que la historia nos juzgará no sólo por lo que hacemos, sino por las cosas que deberíamos haber hecho y no hicimos. El silencio no es posible en las cuestiones de derechos humanos y en las violaciones de derechos humanos. Cualquier silencio en asuntos de violaciones de derechos humanos cualquier silencio en un genocidio es una colaboración. La historia juzgará a todos los que saben lo que está sucediendo en China y no dan un paso adelante en pro de la justicia".

El Sr. Iglesias dijo, que con la orden de Jiang de "eliminar a los practicantes de Falun Gong físicamente", miles y miles de inocentes practicantes de Falun Gong fueron encerrados en campos de trabajos forzados y otros lugares de detención, luego son utilizados como un banco de órganos vivos. El PCCh mató a esta gente inocente para tomar sus órganos y venderlos a los occidentales que viajaron a China, pagando hasta $ 150.000 USD para un órgano. El PCCh ha dirigido un negocio macabro, corrupto y sangriento con la vida de personas inocentes.

Haciendo lo mejor posible para ayudar a Falun Gong
El Sr. Iglesias recordó que cuando primero escuchó a la gente hablar sobre la persecución a Falun Gong, hace más de 12 años, realmente fue algo impactante para él. Después que vio y habló con más víctimas de la tragedia en China, se conmovió hasta las lágrimas. Al enterarse de que tantas personas buenas, inocentes estaban siendo perseguidas, decidió que tenía que hacer el mejor esfuerzo para ayudar a lograr la justicia.

Continuará.

Versión en chino disponible en: http://www.minghui.org/mh/articles/2013/11/10/西班牙诉江律师呼吁各国立法制止活摘器官-282468.html

Versión en inglés disponible en: http://en.minghui.org/html/articles/2013/11/14/143176.html

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.