Europa: Voluntarios ayudan a turistas chinos a renunciar al Partido Comunista

Cuando los turistas chinos visitan lugares pintorescos en Europa, a menudo se cruzan con voluntarios del movimiento para "Renunciar al Partido Comunista Chino", también llamado "Tuidang" en chino

Los voluntarios hablan con los chinos del continente y les dan folletos para ayudarles a comprender la naturaleza engañosa y corrupta del partido comunista chino (PCCh). Para algunos turistas, las charlas pueden ser a veces de mucha emoción.

A pesar de que es invierno, el número de turistas chinos visitan estos sitios es significativamente mayor que en años anteriores, de acuerdo a los guías turísticos. Un guía turístico mencionó que los ciudadanos de China continental que deseen visitar Francia ahora pueden obtener un visado en tan sólo dos días.

Muchos turistas chinos ahora hablan abiertamente y sin miedo sobre el daño que el PCCh ha hecho en China.

Cuando se les da la oportunidad de renunciar al Partido, la mayoría de los turistas chinos deciden dejarlo y también a sus organizaciones afiliadas, la Liga de la Juventud Comunista y los Jóvenes Pioneros.

Cuando un autobús de turistas chinos llegó a una atracción en Francia, un voluntario de Tuidang se acercó y les entregó información sobre el PCCh y los crímenes pasados además de la actual persecución a Falun Gong.

Como el voluntario mencionó renunciar al PCCh, los turistas se entusiasmaron.

"¿sustracción forzada de órganos a practicantes vivos de Falun Gong?" uno gritó: "¿Cómo se atreve el PCCh a hacer este tipo de crueldad?".

"Tengo que renunciar al PCCh, ahora que sé cómo tratan a Falun Gong. Yo no podría vivir tranquilo si no renunciara", dijo otro.

Turista: El PCCh tiene mucho miedo por la divulgación de los Nueve Comentarios
Un hombre de Shanghai le preguntó discretamente a un voluntario de Tuidang por las copias de los "Nueve Comentarios sobre el partido comunista chino".

"Es el libro número uno prohibido en China," dijo el hombre. "cuanto más lo prohíbe el PCCh, más la gente quiere leerlo".

El hombre dijo que el libro había sido prohibido en secreto y que el PCCh ni siquiera menciona su título. Eso le demostró que el libro estaba en lo correcto y que el PCCh es demoníaco.

Un amigo suyo también compartió la misma opinión sobre el régimen comunista. Los hombres renunciaron al PCCh y a sus organizaciones afiliadas con la ayuda de voluntarios.

Secretario del Partido: ¡Yo renuncio!
Un voluntario habló a un grupo de turistas de la naturaleza corrupta del PCCh y la persecución a Falun Gong. Como él estaba hablando, un turista le advirtió que dejara de hacerlo porque cerca de allí había un funcionario del Ministerio de Seguridad del Estado.

El voluntario respondió que nadie estaba seguro sin renunciar al PCCh.

Los turistas tranquilamente escucharon a los voluntarios hablar sobre la persecución a Falun Gong. Varias personas entonces estuvieron de acuerdo en renunciar al PCCh y sus organizaciones afiliadas. Después, un hombre que resultó ser secretario del Partido llegó hasta el voluntariado y dijo: "no tienes que darme folletos. Guardalos para otras personas. Ahora voy a renunciar".

Guia turistico: Por favor ayude a todos los oficiales de mi grupo a renunciar
Un guía turístico escuchó a un voluntario y decidió abandonar el partido. A continuación pidió a los voluntarios ayudar a los demás de su grupo a renunciar: "Todas las personas de mi grupo son funcionarios. Algunos de ellos son pesos pesados. Por favor, ayudales a renunciar".

La mayor parte de su grupo llevaban trajes. Se negaron a llevarse materiales informativos de los voluntarios, por lo que el voluntario decidió caminar con ellos mientras él hablaba. Habló de varios funcionarios que habían participado activamente en la persecución a Falun Gong y recibieron terribles represalias. El grupo de funcionarios se detuvo y quedó en silencio. Rodearon al voluntario y lo escucharon con atención. Al final, nueve de los diez hombres renunciaron al Partido.

Turistas no quieren escuchar la resistencia de un guía turístico
Un guía turístico no dejaba que un voluntario diera materiales informativos a su grupo. Los voluntarios dijeron a los turistas que el folleto les decía cómo evitar problemas y mantenerse a salvo en la caótica sociedad china.

Varios de los turistas comenzaron a gritar: "¡me dan uno!".

Después de que un turista devolvió la información a los voluntarios, otro turista gritó: "¡No la devuelvas! Dámela a mí. ¿De qué tiene miedo? ¿Por qué no lo has leído?" La guía rápidamente se fue porque su grupo insistió en obtener información. Muchos de ellos rápidamente renunciaron al partido.

Versión en chino disponible en: http://www.minghui.org/mh/articles/2015/1/27/九评深入人心-欧洲景点三退忙-303709.html

Versión en inglés disponible en: http://en.minghui.org/html/articles/2015/1/30/148168.html

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.