¡Sin ira, sin enemigos!

En los círculos de las artes marciales chinas (Wushu), hay un dicho: "Si se practica la técnica sin cultivar la energía, finalmente no se consigue nada".

Los espadachines de la antigua China no sólo practicaban la técnica de las artes marciales, sino que también cultivaban sus mentes. La técnica de alto nivel de los hombres con espadas a menudo provenía de la cultivación de su xinxing (mente / naturaleza / ética / moral), cuanto más elevado era el xinxing, más desarrollaron habilidades sobrenaturales con la espada. Debido a que es más difícil lograr una buena cultivación del xinxing para desarrollar una técnica con una espada, una persona con una mentalidad pervertida o inestable no puede desarrollar poderes supranormales. Por el contrario, es posible que pueda desarrollar problemas psicológicos, manifestándose en una falta de control sobre sus emociones y por lo tanto, no tiene ninguna posibilidad de ganar una batalla.

Varios siglos atrás, un hombre inglés famoso con la espada, estuvo luchando contra un enemigo durante más de 30 años, pero el combate siempre terminaba con un empate. Un día, su oponente se cayó de su caballo. El inglés aprovechó la oportunidad para saltar sobre su enemigo y podía haberlo matado así fácilmente. El enemigo le escupió en la cara. El inglés se levantó de inmediato y dijo a su enemigo: “¡Levántate, podemos luchar mañana!”. El enemigo se quedó sorprendido y no entendía por qué el inglés actuaba de esa manera.

Entonces, el inglés le dijo: "Me he cultivado durante los últimos treinta años esforzándome por alcanzar el estado de combate sin ira en el corazón. Así es como puedo ganar sin perder, sin embargo, cuando usted me ha escupido a la cara, mi mente se enfureció. Si le hubiera matado, yo nunca habría sido capaz de sentir una sensación de victoria. Así que espero corregir mi forma de pensar y empezar de nuevo mañana”. Sin embargo, no hubo una segunda batalla pues su enemigo le pidió que fuera su maestro y la técnica de la espada del inglés se volvió aún más asombrosa después de que pudo deshacerse de la ira. Una mente tranquila y recta hizo que se deshiciera de sus enemigos y le garantizaba la victoria en todas las competiciones.

De hecho, ¿no es esto un principio universal para todos? Cuando alguien siente furia, su estado de ánimo lleno de irritación se manifestará como una explosión o un cambio de humor que le hará perder el estado de la razón, inhibirá su sabiduría y su capacidad, acabando con resultados no deseados. Sólo una mente virtuosa y tranquila, que se controla bien, es capaz de manifestar plenamente su sabiduría. Manifestar su mal humor, es un signo de desequilibrio mental y de incompetencia. Si una persona puede eliminar por completo la ira de su mente, entonces esa persona es realmente notable.

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.