Enfermeras de China dicen: la sustracción de órganos y trasplantes ilegales no son un mito

Los trasplantes ilegales de órganos, extraídos a practicantes de Falun Gong, encarcelados en China, se hicieron públicos en 2006. Ese mismo año el ex diplomático David Kilgour y el abogado de derechos humanos David Matas comenzaron su investigación sobre este tipo de atrocidades.

La investigación de los Sres. Kilgour y Matas culminó con el informe "Cosecha Sangrienta". Desde entonces han estado viajando por todo el mundo para exponer los crímenes de sustracción de órganos.

Los testigos hablan claro
Entre el 19 y 23 de junio de 2015, veintiocho casos de trasplantes ilegales de órganos fueron reportados en la conferencia bianual del Consejo Internacional de Enfermeras (CIE), celebrada en Seúl, Corea del Sur. Este número fue entregado a los organizadores de la conferencia por el personal médico de Japón, Sur Corea, Malasia y China.

Un total de 28 casos fueron recogidos en una caja usada para notificar los casos de trasplantes ilegales de órganos en la conferencia del CIE

Dos enfermeras procedentes de China, que pidieron permanecer en el anonimato, verificaron que la sustracción de órganos de donantes obligados, realmente está ocurriendo en China.

"Es cierto que los médicos en China extirpan órganos de personas vivas. Sabemos que esto es ilegal, pero aún así tuvimos que participar, ya que la orden vino de las agencias gubernamentales", dijeron las enfermeras.

Órganos sustraídos a los practicantes de Falun Gong encarcelados
Los órganos sustraídos, en su mayoría eran de practicantes de Falun Gong encarcelados. Ellos son perseguidos y detenidos ilegalmente porque se niegan ceder a renunciar a sus creencias exigidas por las autoridades comunistas .

Jiang Zemin, ex jefe del régimen comunista chino, en 1999 inició la persecución a Falun Gong por ser una práctica espiritual y autorizó la atrocidad de la sustracción de órganos.

Los practicantes se convirtieron en el principal objetivo porque viven una vida saludable, ya que no beben alcohol ni toman drogas y sus órganos son considerados muy sanos.

La Asociación Internacional de Ética de Órganos (IAEOT) y Médicos Contra la Sustracción Forzada de Órganos (DAFOH), presentaron un stand en la conferencia. El propósito principal para asistir, era exponer a los 12.000 participantes a la conferencia, el asesinato sistemático a los practicantes para extraerles sus órganos en China.

Stand de IAEOT y DAFOH en la conferencia de la CIE

IAEOT y DAFOH recogieron más de 900 firmas para pedir a las Naciones Unidas, que inste a China para que detenga de inmediato la sustracción de órganos a los practicantes de Falun Gong.

Personal médico alrededor del mundo: este delito debe cesar
Li Eunji, de DAFOH habló en la conferencia. Ella indicó que los hospitales de la policía armada y los hospitales militares de China son los principales usuarios de los órganos sustraídos a practicantes vivos de Falun Gong. Los ingresos anuales de los trasplantes ilegales de órganos suman más de 100 millones de yuanes.

Además, dijo que el régimen chino está promoviendo los trasplantes de órganos debido a los beneficios lucrativos. Sin embargo, en China no se menciona que los órganos se sustraen de practicantes vivos de Falun Gong.

El profesor Robert Simon (en el medio), llama a la acción para detener la sustracción ilegal de órganos en China

El profesor Robert Simon, un conferencista de los Países Bajos, se enteró de la sustracción de órganos. Después de escuchar el discurso de Li, dijo que la CIE debe crear conciencia acerca de esta atrocidad y que él iba a iniciar acciones para ayudar a detenerla.

Un reportero de una revista médica española sugirió que el libro "State Organs" debe ser traducido al español para que más hispanohablantes puedan conocer sobre las atrocidades de la sustracciones de órganos que se comete en China. Él cree que la ONU debe intervenir en tal crimen.

Una matrona de Japón, que ejerce en Japón y en EE. UU., dijo que iba a ayudar a crear conciencia en ambos países acerca de este crimen.

El editor de "Enfermería de Emergencia Internacional" dijo que quiere publicarlo en la revista y dar una conferencia sobre el tema.

Un profesor de la universidad de la Salud Daegu en Corea del Sur, llevó a sus amigos y familiares para firmar la petición y así ayudar a poner fin a esta maldad que se comete en China.

Versión en inglés disponible en: http://en.minghui.org/html/articles/2015/7/1/151344.html

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.