Al comenzar a practicar Falun Dafa me sucedieron cosas increíbles

Empecé a practicar Falun Dafa en la primavera de 1998. Antes de eso tenía muchos problemas de salud tales como poli-artritis (inflamación de los músculos, tendones y bursa alrededor de una articulación) en mi hombro derecho. Desde joven no he sido capaz de levantar mi brazo derecho. A menudo tenía que pedir a mi hija mayor que me ayudara a vestirme.

Sufría también de reumatismo, hipertensión arterial, enfermedad de la piel y otras dolencias. No sólo eso, a menudo me pasaba que de repente empezaba a reír sin razón y no podía parar, luego caía al suelo.

Cuando mis hijos eran pequeños, los enviaba a mi ciudad natal y me quedaba con mi esposo para hacerme tratamientos por mis problemas de salud. Pero nada me ayudó. Cuando empecé a cultivar Falun Dafa, todas mis enfermedades desaparecieron.

¡Pude leer!
En mi infancia mi familia era pobre por lo que sólo asistí a la escuela durante 19 días. No sabía leer. Cuando comencé a practicar Dafa, sólo podía escuchar a los compañeros practicantes leer los libros de Dafa. Sostuve Zhuan Falun en mis manos y le rogué al Maestro que me ayudara para que pudiera leer el Fa.

De repente me di cuenta de que podría reconocer los caracteres [chinos]. Estaba tan emocionada que no sabía cómo expresar mi gratitud al Maestro. Apenas había ido a la escuela y tenía más de 50 años de edad, sin embargo, pude leer tan sólo al intentar de leer Zhuan Falun. Sólo Dafa puede producir un milagro tal.

Ahora leo una lección de Zhuan Falun cada día. Después de que me deshice de mi mentalidad de miedo a que los demás se rieran de mí al leer y descartara esa mentalidad fanática y manera de presumir que tenía, empecé a leer el Fa de la misma manera que los otros practicantes durante el estudio en grupo.

Todos mis amigos y colegas sabían que yo no había asistido al colegio. Todos se sorprendieron al verme leer el periódico y Zhuan Falun y ver que todas mis enfermedades habían desaparecido. Posteriormente cuando les hablé sobre Falun Dafa y la persecución ellos lo aceptaron fácilmente. Estuvieron de acuerdo en renunciar al partido comunista chino (PCCh) y sus organizaciones afiliadas.

Mi cuñado y mi suegro también se sorprendieron de ver que podía leer. Le dije a mi suegro: "Al empezar a cultivarme en Dafa, reconocí algunos caracteres básicos". Mi suegro que tiene 87 años de edad, comenzó también a leer Zhuan Falun ese mismo año. Me dijo que al leer Zhuan Falun, los caracteres se le hacían cada vez más y más grandes.

Hablar sobre Falun Dafa a mis familiares y amigos
He utilizado todas las oportunidades que se me ocurrieran para visitar a amigos y familiares y siempre he llevado material de Falun Dafa conmigo.

Me mantuve recordando siempre que yo no estaba simplemente visitando a amigos y familiares y que el Maestro me había arreglado estas oportunidades para salvarlos. Por lo general, me fue posible hablar con 10-20 personas cada vez que visitaba a un familiar o amigo por lo que el viaje me pareció valer la pena.

Hablar durante un viaje sobre Falun Dafa a la gente
En octubre de 2011 participé en un viaje de cinco ciudades del este de China. La mayoría de las personas en la excursión eran dirigentes del pueblo y funcionarios administrativos jubilados de la región.

Había mucha niebla en la carretera cuando de repente oímos un fuerte sonido "clac" y la parte trasera del autobús rebotó hacia arriba. Grité: "Falun Dafa es bueno" y le rogué al Maestro para que salvara a la gente en el autobús. También le pedí a la gente que gritara: "¡Falun Dafa es bueno!". Aunque en ese momento nadie se atrevió a hacerlo, no hubo heridos y el autobús no sufrió daños.

Cuando el autobús se detuvo para un descanso, le ofrecí a cada pasajero un amuleto de Falun Dafa y todos lo tomaron. Durante los siguientes días, la mayoría de los pasajeros me aceptaron que les aclarara la verdad y llegaron a entender que Falun Dafa está siendo perseguido. También se retiraron del PCCh y sus organizaciones afiliadas.

Cuando estas personas entendieron la verdad, fueron muy amables conmigo. Ellos trataban de ayudarme a sostener el paraguas cuando llovía, me ayudaban cuando iba de acá para allá incluso cuando daba pequeños pasos y varios de ellos querían compartir su habitación de hotel conmigo. Ellos dijeron: "Con los practicantes nos sentimos seguros y tranquilos". Sabía que esto era debido al poder de Dafa.

Hablar a la gente sobre Falun Dafa en mi pueblo natal
Volví a mi ciudad natal hace un año y distribuí calendarios de Falun Dafa. En mi pueblo natal hay un mercado al que mucha gente de los pueblos vecinos asiste durante esos días. Justo ese día era un día de mercado.

"Dame uno". "Dame uno". Muchas personas pidieron un calendario. Cada vez que le entregaba a alguien un calendario, le pedía que lo leyera cuidadosamente y recordando que "Falun Dafa es bueno" le traerá buena suerte. Algunos de ellos también se retiraron del PCCh y sus organizaciones afiliadas. Seguí enviando pensamientos rectos para eliminar los factores perversos que interfieren en otros espacios para que estas personas pudieran salvarse.

Hay un río fuera de la aldea y solo un camino para la gente que vive al otro lado del río pudiera ir al mercado. Ese día de mercado, mucha gente pasó por ese camino. Llevé una gran caja de calendarios a la orilla del camino.

Paré a todos los que pasaron sin importar si iban caminando, en bicicleta o en coche, les entregué los calendarios y les dije: "El Año Nuevo Chino se aproxima. Les regalo esto. Si recuerdan que "Falun Dafa es bueno" les traerá buena suerte". Ese día repartí unos 200 calendarios. Mirar a las personas yendo y viniendo con los calendarios en la mano, me dió mucha satisfacción. Envié pensamientos rectos y tuve la esperanza de que cada uno de ellos leería el calendario y se salvaría.

Mi familia es recompensada por aceptar a Dafa
Hace unos cinco o seis años, la esposa de mi tercer hermano tuvo un derrame cerebral; quedó inconsciente y fue llevada al hospital. Los médicos le dijeron a su familia que no había esperanza, que varios pacientes anteriores con derrames menos severos habían muerto.

La llamé por su nombre; ella respondió haciendo un sonido. Le dije en el oído que debía recitar "Falun Dafa es bueno". Le dije a mi hermano y sus dos hijos que recitaran: "Falun Dafa es bueno". También que rogaran al Maestro que la salvara.

Le leí Zhuan Falun cuando la trasladaron fuera de la unidad de cuidados intensivos. Mi sobrino dijo: "Ella no puede oír. Eso no ayudará", a lo que respondí con firmeza: "Sigamos leyendo, le ayudará". Cuatro de nosotros (mi sobrino, dos sobrinas y yo) nos turnabamos para leer Zhuan Falun junto a su cama.

Varios días más tarde, ella recuperó la conciencia. Lo primero que comió al despertarse fueron dos bollos. Al segundo día pidió arroz. Su familia vio tan maravilloso mejoramiento. Continuaron leyendo Zhuan Falun. Un mes más tarde, se recuperó y fue dada de alta del hospital.

Cada día la esposa de mi hermano recitaba sinceramente "Falun Dafa es bueno" y no tuvo ningún efecto posterior del derrame. Podía hacer todo tipo de trabajo ya sea agrícola o doméstico e iba a todas partes en bicicleta.

A pesar de que ella aún no ha empezado realmente a cultivarse, me ha ayudado a menudo a entregar material informativo de esclarecimiento de la verdad, a distribuir calendarios y DVDs de Shen Yun Performing Arts.

Mi tercer hermano también experimentó cambios significativos. Se deshizo de sus antiguos problemas de egoísmo, de pelea y de defender su punto de vista hasta la muerte. Su vieja tos también desapareció. Ese invierno me hospedé en su casa. Cuando quise salir una noche para distribuir material informativo de esclarecimiento de la verdad, dijo: "Quédate en casa. Déjame ir yo. Yo sé que casas ya tienen el material así no desperdiciamos ninguno".

Todos los habitantes del pueblo fueron testigos de que recitando "Falun Dafa es bueno", la esposa de mi hermano se recuperó tan rápido. Cuando les pedí que renunciaran al PCCh y sus organizaciones afiliadas para asegurarse un buen futuro, muchos de ellos acordaron con facilidad y también comenzaron a recitar "Falun Dafa es bueno". Algunos de ellos incluso comenzaron a practicar Falun Dafa.

La esposa de mi hermano menor experimentó cambios aún más grandes. Ella solía abusar verbalmente de las personas y pelear con ellos. Si alguien se atrevía a ofenderla, ella maldecía a esa persona por días al atravesar medio pueblo. Nadie se atrevía a tocarla y todo el mundo se mantenía alejado de ella.

Ella comenzó a recitar "Falun Dafa es bueno" y por varios años hasta ahora no la he escuchado más maldecir o pelear. Ella también habla con gente a la que antes no le quería hablar. También ha ayudado a entregar materiales de Dafa y a repartir calendarios de Dafa.

Pasar la prueba de karma de enfermedad con firme creencia
Un compañero practicante me ayudó a escribir este artículo para compartir experiencias y así cumplir mi deseo. Al día siguiente, desde la cabeza hacia abajo, parecía que el dolor atravesaba cada uno de mis órganos y sudaba profusamente. Mi sobrina, que no es practicante, me vio sufriendo y quiso llevarme al hospital. Creo firmemente en el Maestro y en el Fa y sabía que la eliminación de karma es una buena cosa, así que no me dejé afectar y no estuve de acuerdo.

Mi hija (también practicante) me ayudó a enviar pensamientos rectos. Otros practicantes vieron el video conferencia del Fa del Maestro en Guangzhou conmigo. Vomité por la noche e inmediatamente me sentí mejor. Salí del baño sin ningún síntoma y fui a participar en el intercambio con los compañeros practicantes. Durante toda la noche, cada vez que me despertaba, me sentía mejor; sentí que volví a nacer.

Al día siguiente fui a visitar a la familia de mi hija como estaba previsto. Me llevé a mi nieto de tres años de edad conmigo y tomamos el tren de alta velocidad; me sentí bien.

Si algo de mi entendimiento no es correcto, señalemelo, por favor.

Versión en inglés disponible en: http://en.minghui.org/html/articles/2015/7/18/151602.html

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.