La ex presidenta de la división de mujeres del sindicato, Sra. Yang Jingyun, muere por la persecución


La señora Yang Jingyun, de sesenta y tres años, anteriormente la presidenta de la división de mujeres del sindicato del condado de Qing’an, en la provincia de Heilongjiang, fue una trabajadora ejemplar durante casi cuarenta años. Antes de su jubilación, había sufrido un largo historial de enfermedades, de corazón, cálculos biliares, infecciones de vesícula y artritis. Al jubilarse, estaba muy contenta de haber empezado a practicar Falun Dafa. Era autodisciplinada conforme a "Verdad, Compasión y Tolerancia," y ganó muchos beneficios mentales y físicos. Cuando todas sus enfermedades desaparecieron, sus amigos y familia todos sintieron el poder milagroso de Falun Dafa. La Sra. Yang estaba agradecida de los cambios inmensos en su vida y se entregó aún más a leer los libros de Falun Dafa para aprender la práctica mejor y hacer los ejercicios.

Fue acosada muchas veces desde el 20 de julio de 1999 y fue forzada a renunciar a su práctica. Había estado viviendo en un estado de terror constante, y sufrió el trauma de la coerción psicológica continua. Su familia soportó increíbles dificultades a causa de la campaña de persecución de Jiang Zemin. Sin embargo, se dio cuenta claramente de su beneficio personal por Falun Dafa, teniendo la firme creencia que permaneciendo en "la Verdad, la Benevolencia y la Tolerancia" no se equivocaba.

A mediados de septiembre de 2002, proclamó la justicia de su fe en "Verdad-Benevolencia-Tolerancia," al permitir a la gente de su pueblo natal saber la verdad de cómo Falun Dafa es difamado. Fue detenida por el oficial de policía Diao al esclarecer la verdad en la aldea de Wangjiaweizi, municipio de Yuanbao. Estuvo detenida en la comisaría del condado por varios días, y después de haber sido extorsionada por 3.000 yuanes, fue liberada.

La Sra. Yang había vivido en paz toda su vida, pero la policía se atrevió a detenerla simplemente por querer ser una persona buena. Este ambiente corrompido con insultos repentinos, las amenazas y las invenciones, eran algo así como una puñalada en el corazón, causando su gran pena psicológica.

Su familia no la entendía. Las personas que habían sido engañadas por la propaganda de los medios no la entendieron. Ella aún perdió la libertad de leer los libros de Falun Dafa y hacer los ejercicios en casa. La dejaron en un estado de confusión. Como resultado, empezó a sentirse muy fatigada, y su mente se llenó de preocupación y depresión, como si ésta estuviera encarcelada.

Bajo tal tormento psicológico, la Sra. Yang comenzó a adelgazar y adelgazar, su cara llegó a ser ictérica amarilla y se le hinchó el abdomen. Tenía dificultad para respirar y estaba enferma en la cama. El examen del doctor encontró que todos sus signos vitales eran normales. Nadie podía diagnosticar la enfermedad que sufría. Los médicos conjeturaron que podría haber desarrollado un tumor, una cirrosis del hígado, o que un fracaso general del hígado es lo que causó que el líquido se acumulara en el abdomen.

El 6 de noviembre de 2002, la Sra. Yang Jingyun murió silenciosamente. Había estado tan indefensa y perseguida tan severamente. ¡Su familia estaba tan triste! Este es otro caso de la persecución de Jiang a los practicantes de Falun Dafa, y es otro crimen cometido por la policía del condado de Qing’an.

Versión en chino disponible en
http://www.minghui.org/mh/articles/2004/2/10/67008.html

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.