La policía de Weifang utiliza las amenazas y la violencia para forzar a los practicantes a dejar su creencia


Li Xiujiang, de sesenta años, su mujer y su hija son residentes del pueblo de Weifang, en la provincia de Shandong. Fueron cruelmente perseguidos por el gobierno del condado de Liuhe y la policía local porque toda la familia practica diligentemente “Verdad, Benevolencia, Tolerancia”.

Un día de mayo de 2000, un grupo de la policía local, conducido por su supervisor, forzó la entrada de la casa de Li Xiujiang y lo detuvieron. Lo llevaron al puesto de policía y lo suspendieron de una canasta de baloncesto. El oficial Lin Zhiyuan abofeteó la cara de Li y lo colmó de puñetazos y patadas. Después de haberlo dejado colgado todo el día, Lin trajo a Li a su oficina, y con algunos policías, Wang Min, Tang y otros, trataron de forzar a Li a escribir la “declaración de garantía” de renunciar a Falun Gong. El Sr. Li se negó. El oficial Tang entonces echó un contenedor de agua hirviendo por encima de la cabeza de Li, amenazándolo con escaldarle si no se sometía. Otros policías entonces apretaron el cuello de Li para forzarlo a arrodillarse ante Lin Zhiyuan, que amenazaba a Li con un gran cuchillo que tenía.

Después de que el Sr. Li fue torturado durante toda la noche por este grupo depravado de policías, fue esposado y suspendido de una cama de metal. Li, que negaba siempre, comenzó una huelga del hambre para protestar. La policía entonces lo cebó a la fuerza con alcohol, sabiendo que los practicantes de Falun Gong no lo toman. Después, la policía trajo a la mujer y la hija de Li al puesto de policía y las forzaron a ponerse de rodillas y los brazos extensos. El policía Wang Min caminó sobre las piernas de la Sra. Li y le abofeteó la cara con una revista plegada. Luego la arrastró fuera y la dejó bajo el sol ardiente.

Un día de fiesta nacional (1 de octubre) de 2000, la policía detuvo a Li Xiujiang y a su familia, y les encarceló en el puesto de policía. La policía intentó todo para forzar a Li y a su familia a insultar al Maestro Li y calumniar a Dafa, pero sus esfuerzos fueron en vano. La familia Li fue forzada a pagar cuatrocientos yuanes (1) cada uno como condición para ser liberados, y no les dieron ningún recibo.

(1) Yuan es la unidad de divisa china. La renta media de un obrero urbano en China es de 500 yuanes.

Versión en chino disponible en:
http://www.minghui.ca/mh/articles/2004/4/10/72041.html


Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.