La Comisión de los Estados Unidos sobre la Libertad Religiosa Internacional invita a China a cesar en su persecución contra los grupos religiosos y espirituales

La Comisión de los Estados Unidos sobre la Libertad Religiosa Internacional (USCIRF), en su informe anual sobre el estado de la libertad religiosa en el mundo, declaró que el gobierno chino sigue cometiendo violaciones particularmente graves en la libertad religiosa. El informe entregado el 12 de mayo de 2004 afirma que el gobierno chino continúa prohibiendo Falun Gong y otros grupos y justifica su represión brutal cualificando a los mismos de "cultos". La comisión recomendó al gobierno de los Estados Unidos invitar al gobierno chino para que acabe con la persecución de los grupos religiosos y espirituales en China.

La Comisión de los Estados Unidos sobre la Libertad Religiosa Internacional (USCIRF) es un organismo gubernamental federal independiente creado por el Acto de Libertad Religiosa Internacional de 1998 (IRFA) con el fin de velar por la libertad religiosa en otros países y de aconsejar al Presidente, al Secretario de Estado y al Congreso sobre el modo de fomentarla.

Según el informe, el gobierno chino continúa cometiendo violaciones particularmente graves en la libertad religiosa. El Departamento de Estado denunció públicamente que las condiciones de los derechos humanos, incluida la libertad religiosa, se habían deteriorado en 2003. Por otra parte, el gobierno chino no respetó los acuerdos que se tomaron en su momento respecto al diálogo bilateral de los derechos humanos de diciembre de 2002 entre los Estados Unidos y China. Los funcionarios del gobierno chino controlan, vigilan y restringen la práctica religiosa, supuestamente para proteger la seguridad nacional o la estabilidad y la seguridad del pueblo e incluso la salud. Sin embargo, las acciones del gobierno para limitar la creencia y las prácticas religiosas van más allá de la protección legítima de los imperativos de seguridad y sobrepasa lo que es permitido en virtud del derecho internacional. Según el informe, durante los cuatro últimos años, el USCIRF aconsejó que China fuera reconocida como “país de interés particular” o CPC. El departamento de estado siguió las recomendaciones de la comisión y China está considerada como un CPC.

El informe también subrayó la represión de Falun Gong por el gobierno chino. Indicó que desde 1999, el gobierno chino catalogó Falun Gong y otros grupos semejantes como “cultos” y literalmente los prohibió "justificando" así esta represión brutal. Hay alegaciones según las cuales centenas de practicantes de Falun Gong han sido enviados a campos de trabajo sin juicio o enviados a establecimientos de salud mental para una re-educación (1). Los practicantes de Falun Gong afirman que 430 (2) practicantes han muerto debido a la brutalidad de la policía. Según Falun Gong, el gobierno chino hizo presión sobre las empresas extranjeras en China para establecer una discriminación contra sus simpatizantes. Muchos funcionarios locales en países extranjeros también declararon que habían recibido advertencias del personal diplomático chino para detener su alegato a favor de Falun Gong y a favor de sus practicantes. "

Según el informe, la Comisión recomendó al gobierno de los Estados Unidos asegurarse que sus esfuerzos con el fin de favorecer la libertad religiosa en China, sean integrados en los mecanismos del diálogo y de la cooperación con el gobierno chino a todos los niveles, a través de todos los departamentos del gobierno de los Estados Unidos, y en todas las cuestiones, incluida la seguridad y la lucha contra el terrorismo.

Sugiere al gobierno de los Estados Unidos invitar al gobierno chino a poner término a la persecución de los grupos religiosos y espirituales de China, incluido el hostigamiento, la vigilancia y el arresto de personas en respuesta a la manifestación de su pertenencia religiosa o de su creencia; la detención, la tortura, y los malos tratos de los individuos en las prisiones, los campos de trabajo, los hospitales psiquiátricos y otros lugares de encarcelamiento; y la coacción ejercida sobre los individuos con el fin de que repudien o condenen toda religión o creencia.

Además, la Comisión también invita al gobierno de los Estados Unidos para que prohíban a las empresas de los Estados Unidos que hacen negocio con China a no comprometerse en prácticas que constituirían o facilitarían la violación de la libertad religiosa o discriminación teniendo como base la pertenencia religiosa o creencia.

La totalidad del informe está disponible en:

http://www.uscirf.gov/reports/12May04/finalReport.php3?scale=800

(1) Los informes que vienen de China indican que más de cien mil practicantes han sido enviados a campos de trabajos forzados sin juicio, y por lo menos mil, posiblemente más, individuos mentalmente en buena salud han sido confinados en hospitales psiquiátricos donde están sometidos a lavados de cerebro y a inyecciones forzadas de drogas que pueden dañar el sistema nervioso.

(2) Actualmente, ha sido verificado que por lo menos 975 practicantes de Falun Gong murieron por la persecución en China, pero pensamos que el número real de muerto es mucho más elevado.


Here is the article in English language:
http://en.clearharmony.net/articles/a20006-article.html

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.