Una niña de diez años pierde a sus padres como resultado de la persecución

La Sra. Zhen Yujie tenía 28 años y residía en el condado de Chaoyang, provincia de Liaoning. Comenzó a practicar Falun Dafa en el año 1997. El 20 de julio de 1999, ella y su marido Tian Yili se fueron a Pekín a apelar para Dafa. Sin embargo, cuando llegaron a Pekín, sólo fueron testigos de la detención gratuita de practicantes de Dafa, y no hubo para los practicantes ningún medio de expresar sus inquietudes. Para evitar la detención, durmieron en tubos de drenaje, bajo puentes, o en cualquier otro lugar donde podían pasar la noche.

Durante el día, iban cerca a clarificar la verdad y a exponer los crímenes cometidos contra los practicantes.
Un mes más tarde, ella y su marido fueron detenidos. Su marido pudo saltar de la furgoneta de la policía y escaparse. Despues, la policía local de la provincia de Liaoning vino a Pekín a recogerla y a algunos otros practicantes. Al volver a la provincia de Liaoning, el autobus circulaba en una gran carretera de la ciudad de Tianjin, ella y otro practicante (desconocemos su nombre) intentaron saltar del autobús para escapar de la persecución. Desgraciadamente los dos murieron. Más tarde, los altos funcionarios del pueblo llamaron a las familias para que viniesen a buscar los cuerpos a Tianjin. Después de haber confirmado su identidad, las familias se llevaron los cadáveres y los incineraron. Cuando Tian Yili, el marido de Zhen Yujie, volvió a casa, fue ilegalmente detenido y encarcelado durante varios meses en el centro de detención del condado de Chaoyang. Incapaz de practicar los ejercicios de Dafa y desesperado, desarrolló un cáncer y murió en 2002.

Una familia feliz en el pasado fué rota por el régimen de Jiang, dejando sin padres a una niña de diez años.

Versión en chino disponible en: http://www.minghui.org/mh/articles/2003/6/25/52798.html


Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.