España: Querella por genocidio y torturas contra Jia Qinglin

15 Practicantes de Falun Gong presentan una querella por genocidio y torturas contra Jia Qinglin, Presidente del Comité Nacional Consultivo de China, que estos días visita España.

El abogado con los documentos de la querella delante de la Audiencia Nacional de España

En la tarde del día 2 de septiembre ha sido presentada ante la Audiencia Nacional de España una querella criminal contra Jia Qinglin, actual Presidente del Comité Nacional Consultivo de China, acusado de los delitos de genocidio y torturas contra los practicantes de Falun Gong en China.

Jia Qinglin, que empezará una visita oficial a España el día 3 de septiembre, ha sido acusado de los más graves crímenes contra la humanidad cometidos durante la brutal persecución de los practicantes de Falun Gong en China continental y mientras desempeñaba el cargo de Secretario General del Comité de Políticas y Secretario del Comité Municipal del partido comunista chino en la ciudad de Pekín en el periodo comprendido entre el año 1999 y noviembre de 2002.

La querella ha sido presentada con la autorización de 15 practicantes de Falun Gong que en su mayoría sufrieron directa o a través de sus familiares la crueldad de esta persecución en Pekín durante el mandato oficial de Jia Qinglin.

El querellado es uno de los dirigentes chinos que se ha caracterizado por promover y alentar directamente la persecución de Falun Gong, participando de forma directa y apoyando abiertamente el genocidio de China.

Sus actividades han sido y están siendo investigadas por la “Asociación Mundial de Investigación por la Persecución a Falun Gong” y se ha podido verificar como Jia Qinglin ha apoyado totalmente la campaña de persecución contra Falun Gong lanzada por Jiang Zemin el 20 de julio de 1999. Inmediatamente después de esa fecha el propio Jia Qinglin convocó una gran conferencia extraordinaria del Comité de Políticas de Pekín, del que era Secretario General, y públicamente exigió a todas las organizaciones del Partido Comunista y de sus miembros que adoptaran una posición de firmeza contra Falun Gong y contra sus practicantes.

En múltiples ocasiones y desde su cargo oficial atacó a Falun Gong y a todos sus practicantes tanto en las sesiones del Comité Nacional Consultivo Político como durante el Congreso del Pueblo, aprovechando sus discursos para promover la persecución e incitando a todos los estamentos oficiales chinos a que colaboraran en esta persecución, llegando en varias ocasiones a agradecer y a elogiar a aquellos que directamente estaban involucrados en la persecución.

Jia atacó igualmente a Falun Gong en la Conferencia de Pekín de Asuntos de Política y Legales, en la Conferencia sobre las Religiones y la Conferencia de Representantes del Partido Comunista de Pekín. En la Conferencia preparatoria del XVI Congreso Nacional, Jia promovió la persecución de Falun Gong como una de las 5 prioridades de la ciudad de Pekín, llegando incluso a incluir menciones específicas anti-Falun Gong en su primer discurso después de ser elegido presidente del Comité Nacional de la Conferencia Consultiva Política del pueblo chino en contra de la posición de su antecesor en el cargo Li Ruihuan.

Durante el mandato de Jia Qinglin como responsable del Comité de Políticas de Pekín en los años 1999 a 2002 se cometieron atrocidades innumerables contra los practicantes de Falun Gong con numerosos asesinatos bajo torturas, tanto de mujeres como de niños, incluido un bebé de 8 meses hijo de la practicante Wan Lixuan que igualmente fue vilmente asesinada, al igual que la profesora de la Universidad de Comercio e Industria de Pekín, Zhao Xin.

Se han identificado numerosos asesinatos en Pekín durante su mandato y Jia es responsable directo de la ilegal detención de millones de practicantes de Falun Gong en Pekín, sede oficial de la oficina de apelaciones de las autoridades chinas, donde los practicantes acudían pacíficamente a apelar contra la persecución y allí finalmente eran detenidos y desde allí enviados a diferentes campos de trabajos forzados. Así pues, Jia es claramente culpable de la situación de genocidio que están sufriendo los practicantes de Falun Gong y con la querella que se ha interpuesto en España se pide al juez que responda de sus crímenes ante la Justicia.

En la querella presentada se ha solicitado formalmente al Juzgado de la Audiencia Nacional que durante su visita en España se proceda a su detención e interrogatorio, lo que será estudiado por el juez.

Jia Qinglin no puede alegar inmunidad, ya que ante casos de genocidio no es posible argumentar inmunidad, puesto que la barbaridad de actos de asesinatos de personas inocentes no pueden haber sido cometidos en el ejercicio oficial de su cargo sino a título exclusivamente personal de forma totalmente ilegal y con una clara violación de la propia Constitución china y de sus leyes internas.

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.