Argentina: Informe especial de la emisora de radio "La Isla" de Buenos Aires sobre la persecución a Falun Dafa en China

de Nueva York a Buenos Aires
 

Martín Bermúdez es un importante conductor de un programa de radio en la capital de Argentina, Buenos Aires. El programa que él conduce se llama "Te vas a acordar de mí". Este programa es muy popular en Argentina y se transmite todas las mañanas de lunes a viernes.

En su último viaje a Nueva York, vio exhibiciones de torturas realizadas por practicantes de Falun Dafa en Manhattan. Esto lo conmocionó tan profundamente que se preguntó qué podría hacer. Cuando regresó a Argentina, inmediatamente contactó con los practicantes de Falun Dafa para tener más información.

El 1º de octubre, "La Isla" hizo su primer informe especial sobre la persecución a Falun Dafa en China que ocupó las dos horas que dura el programa, enfocándose principalmente en la persecución. El conductor planea continuar discutiendo este tópico en vivo con informes y diferentes entrevistas. Todos los días él entrevistará a diferentes oficiales del gobierno en Argentina, senadores, organizaciones de derechos humanos y representantes de China, etc. y continuará las conversaciones con los practicantes de Falun Dafa dentro y fuera de Argentina. Él les dijo a los practicantes que haría su mejor esfuerzo para llamar la atención sobre esta persecución al gobierno argentino, la prensa y la gente, para que se enteren y se preocupen por una persecución que no debería ocurrir en absoluto.

Abajo hay introducciones y extractos hechos por el conductor del programa, Martín Bermúdez:

“No sé si recordarás, hace un tiempo, cuando estuve en Manhattan, y te comenté sobre un grupo de personas que estaban prácticamente en cada esquina repartiendo folletos y que hacían unas representaciones muy impresionantes. Era gente en jaulas, gente como si hubiera sido golpeada, con grandes hematomas en la cara, con sangre chorreando, en posturas absurdas, atadas, en algunos casos las posturas eran tan crueles que no había gente representándolas, sino que habían puesto muñecos, porque eran posturas que ya definitivamente nadie hubiera tolerado ni por un minuto, ni aun siendo sólo para mostrarlas. Te conté también que esto tenía que ver con una tendencia -no sé cómo llamarlo, en realidad, porque tampoco es una religión- que se llama Falun Dafa o Falun Gong, que tiene su origen en China. Y te decía también que me preocupaba el hecho de pensar que cuando el presidente Kirchner estaba hablando de derechos humanos en las Naciones Unidas, yo estaba caminando por las calles de Manhattan y veía que sucedía esto de Falun Dafa. Y mostraban torturas que ocurren en China hoy, en este momento, mientras estamos hablando, mientras escuchas este programa, hay gente en China que está siendo torturada por el solo hecho de pertenecer a Falun Dafa. Y me preocupaba esto porque el presidente Kirchner hablaba de derechos humanos en las Naciones Unidas, sin embargo, se ve como una muy buena expectativa el hecho de empezar a negociar con China y que Argentina negocie con China. Entonces uno dice: “Bueno, para.” Si voy a establecer una cuestión de principios, donde digo que los derechos humanos van a ser un rector dentro de mi política de Estado, y que a aquel país que viole los derechos humanos yo lo voy a condenar, no puedo por otro lado decir: “Che, ¡que contento que estoy que voy a hacer negocios con China!”. En realidad es una trampa, porque uno dice: "No puedo dejar de hacer negocios con China porque China compra soja y compra un montón de cosas en Argentina".

"Este tema de Falun Dafa está siendo mostrado en todo el mundo, y aquí en Argentina, con la posibilidad de hacer negocios con China, la gente está muy expectante. China es importante para cualquier economía del mundo, y da la sensación que la gente no ha escuchado o no hay mucho interés en manifestar que el régimen chino en este momento comete violaciones a los derechos humanos."

"Yo quiero poner realmente de manifiesto aquí lo que uno espera, porque usted decía que llegó a haber 100 millones de personas haciendo Falun Dafa, ¿no? Entonces, uno dice: "¡Bueno, no se puede ofrecer asilo a 100 millones de personas!" Lo que uno quisiera es que China, en esta nueva etapa que va a venir, de apertura a los mercados del mundo y de integración con el mundo, y de liderazgo como potencia, de alguna forma logre modificar este tipo de persecuciones."

"China en muy pocos años va a ser la segunda economía del mundo, y en aproximadamente 20 años va a ser la primer potencia económica y militar del mundo, entonces uno dice: "Bueno, ¿cómo se hace para renegar de las violaciones de los derechos humanos de países tan poderosos?" De hecho, uno vive haciendo editoriales y hablando de los excesos que comete EEUU alrededor del mundo, y fíjate lo paradójico de todo esto: la gente de Falun Dafa, perseguida en China comunista, manifiesta esta persecución en EEUU, que en otros países también hace persecuciones, una cosa difícil de entender. Pero lo que sí no es difícil de entender es que a cualquiera le repugna que a una persona, por el solo hecho de establecer cualquier tipo de práctica que tenga que ver con disciplinas corporales y espirituales, con técnicas de relajación, con cosas que se pueden parecer al Tai-Chi, al yoga, o a una cantidad de disciplinas que tienden a la salud, al saneamiento del alma y del cuerpo, pueda ser perseguida. Imagínate que alguien está haciendo Taiji chuan en una plaza, aquí en Buenos Aires y de repente para un policía, bajan con los bastones y le empiezan a pegar porque están haciendo Taiji chuan. Te parecería horrible, ¿no? Bueno, en China pasa eso. En China torturan gente, matan gente, tirotean autos de personas que pertenecen a Falun Dafa. Yo me preocupé en Nueva York y dije: "Bueno, ¿cómo puedo ayudar?" Y la idea de ayudar, dije: "Bueno, por lo menos voy a ayudar tratando de mostrar en Argentina, en la medida de las posibilidades, qué es lo que pasa con la gente de Falun Dafa".

"Porque claro, la mayoría de las personas que yo encontré en la ciudad de Nueva York eran personas que no hablaban castellano, y en la radio no se pueden hacer reportajes en otros idiomas porque son realmente áridos, son muy difíciles, uno pierde mucho tiempo en las traducciones y tardas un año en decir dos ideas. Tal es así que la producción de "Te vas a acordar de mí" trabajó fuertemente buscando hasta que logramos encontrar una persona de la asociación Falun Dafa de Argentina."

"También intentaremos entrevistar representantes del gobierno chino".

Practicantes de Falun Dafa: Les decimos por anticipado que escucharán muchas cosas feas de nosotros. Ustedes se sentirán mal, pero eso es algo que no se puede evitar, porque nuestro propósito es mostrar la verdad, y queremos que todos sepan la verdad.

"Yo quiero agradecerles que nos hayan acompañado, y decirles que cada vez que necesiten comunicar algo con respecto a Falun Dafa, o quieran hacer una denuncia con respecto a la violación de derechos humanos y las torturas a las que se somete a la gente de Falun Dafa, cuenten con nosotros.”

(Continuará…)


Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.