Un delegado del Convenio Nacional Republicano escribe su experiencia sobre el encuentro con los practicantes de Falun Gong en Nueva York

Estimado ______,

Quería decirle que mientras estaba en el Convenio Nacional Republicano en Nueva York, vi la exposición antitortura de Falun Gong en Park Avenue y me quedé muy impresionado. Firmé la petición que tenían allí, y durante la semana, me tomé un tiempo para hablar con varias personas de Falun Gong que se habían dispuesto por toda la ciudad. ¡Fuimos advertidos antes de que fueramos al convenio, de tener cuidado con los manifestantes anti-guerra, pero de hecho vi a muchas más personas en la calle de Falun Gong que los que protestan contra la guerra.

No sabía mucho respecto a Falun Gong antes de hablar con varias personas en Nueva York. Me quedé estupefacto por las historias que escuché de ciertos jóvenes respecto a sus problemas de salud y cómo la práctica de Falun Gong les ayudó a eliminarlos.

Mi madre y mi hermana la más pequeña (que es hindú), viven en Pensilvania y practican yoga. Les llamé y les hablé sobre Falun Gong. Ellas ya lo conocían y me dijeron que era una práctica muy buena. Me pidieron que les enviara información que recibía de los habitantes de Nueva York, así que pedí información suplementaria a la gente de la calle.

Pienso que es terrible que Falun Gong esté perseguido en China hasta estos extremos. Hice boicot y no compré durante cierto tiempo ninguna mercancía que estuviera fabricada en China porque pienso que utilizan la mano de obra de los campos de trabajo forzado para fabricar esos productos, pero ahora, la historia de Falun Gong me hizo sentir doblemente firme en evitar comprar la mercancía china.

Mientras estaba en Nueva York, fui entrevistado por los medios de comunicación como miembro participante del Convenio Nacional Republicano y decidí pedirle a un periodista que escribiera una historia respecto a Falun Gong. Le pedí que viniera conmigo para hablar con una persona de Falun Gong que estaba en la calle distribuyendo documentos. Desgraciadamente, declinó mi invitación e hizo un comentario que indicaba que había sido influido por la propaganda del gobierno chino. Pienso que esto es una incomprensión lamentable.

Para concluir, pienso que ha sido una gran cosa que los practicantes de Falun Gong fueran a Nueva York la última semana y les deseo buena suerte por la causa. Haré ciertamente lo posible para hablar con todo el que pueda.

Sinceramente,

Un delegado del Convenio Nacional Republicano 2004

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.