Suiza: Promover Falun Gong en las lejanas regiones de Suiza

Después de varias exposiciones antitortura celebradas en grandes ciudades suizas, los practicantes de Dafa siguieron en las regiones más apartadas. Entre los días 27 y 30 de octubre lo llevaron a cabo en Frabeb-feld y St Gallen.

El gobierno del Estado les concedió un emplazamiento gratuitamente y los alumnos de un liceo los ayudaron firmando una petición para apelar por el fin de la persecución en China. En Suiza, los practicantes deben hacer una petición al gobierno del Estado correspondiente o a la comisaría y en general tienen gastos que hay que pagar. Durante el proceso de la petición, los practicantes envían información y fotos donde exponen la persecución de Falun Gong a las autoridades de todos los lugares donde celebran las actividades. Aquí también lo hicieron, permitiendo a los funcionarios comprender la verdad, así como el fin y el significado de todas las actividades. Las autoridades respondieron: "Lo que ustedes hacen es verdaderamente bueno y significativo. Les apoyamos. Ustedes pueden utilizar la plaza donde se encuentra correos. El sitio es grande y habrá muchas personas. Esto permitirá a mucha gente comprender la verdad sobre Falun Gong. Ustedes podrán celebrar la actividad gratuitamente”.

La oficina de correos se encuentra en una plaza verdaderamente grande y concurrida. Los practicantes explicaron el significado de lo que decían los carteles de exposición, distribuyeron folletos e invitaron a todos a firmar la petición. Estaban felices de encontrarse en un lugar donde podían clarificar la verdad a tantas personas. Muchos alumnos de un instituto de segunda enseñanza, que habían comprendido la verdad, vinieron a nuestro stand y pidieron hojas de petición con el fin de hacerles firmar a sus amigos, compañeros y profesores.

Exposición antitortura en St Gallen

El otoño en St Gallen es generalmente muy frío. El 30 de octubre, la meteorología anunció lluvia, pero hizo buen tiempo y tan cálido como en primavera. En esta exposición, simulamos solamente un método de tortura donde los practicantes de Dafa eran encerrados en una jaula de hierro. Lo más importante era poder hablar cara a cara con la gente para explicarles los hechos sobre la persecución y hacerles firmar la petición. Ciertos practicantes hicieron la demostración de los ejercicios y otros emitieron pensamientos rectos.

Un flujo continuo de personas venía a nuestro stand. Todos escucharon atentamente lo que los practicantes decían: lo bueno que es Falun Dafa y su situación en China. Cuanto más escuchaban, más querían saber. Varias personas pidieron aprender los ejercicios en seguida y querían saber si había sitios de práctica y donde podían proveerse de los libros. Una persona dijo que había tomado el tren de Frabeb-feld, donde se había celebrado una actividad recientemente, sólo para hablar con los practicantes.

Ciertas personas volvieron muchas veces para hablar con los practicantes. Escucharon pero también plantearon preguntas. Algunos incluso compartieron sus experiencias con los practicantes durante más de una hora y no querían marcharse. Ante tal avalancha y faltos de personas, registraron los hechos en una cinta y la pasaron constantemente. Poco a poco la gente comprendía la verdad. Palabras como “Falun Gong es verdaderamente bueno" y “Jiang Zemin no tiene ninguna humanidad" se escuchaban constantemente entre la muchedumbre.

Cuando vieron las fotos y la simulación de la tortura, la gente dijo que estaban verdaderamente tristes y trataron de liberar a la persona que estaba en la jaula. En China, cuando el grupo de Jiang encierra a los practicantes de Dafa en una jaula de hierro, deben quedarse allí durante más de cien días. Un señor mayor se enjuagaba las lágrimas escuchándonos. Muchas personas dijeron que no existían los derechos humanos ni la libertad en China.

Una pequeña practicante diligente

Una pequeña practicante de seis años de edad participó en varias actividades con sus padres para promover Falun Gong. Comenzó a practicar los ejercicios y a emitir pensamientos rectos desde su llegada. Luego tomó un anuncio y se puso delante de los transeúntes.

En uno de los carteles presentamos a un pequeño practicante en China. Delante de él, una jaula de hierro donde su madre, encerrada, esperaba su pronta liberación. Muchas personas que no lo entendieron preguntaron su significado. Respondieron que era un pequeño practicante de China. Su madre fue detenida porque practica Falun Gong y es encerrada en la prisión. Echa mucho de menos a su madre y espera que vuelva pronto a casa.

En China, la gente que practica Falun Gong es forzada a dejar su casa y exiliarse con el fin de evitar la persecución; innumerables niños quedan sin padre ni madre. Los practicantes hacen un llamamiento a China para poner fin a la persecución de Falun Gong y liberar a los practicantes encarcelados para que estos niños puedan reunirse con sus padres lo antes posible.

En St Gallen, 840 personas firmaron la petición y distribuimos más de 1.000 folletos. Después de la celebración y mientras recogíamos para marcharnos, muchas personas se precipitaban para pedir información. Algunos nos dijeron que nos deseaban ayudar y añadieron que sabían que los perseguidores jamás ganarían.

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.