Austria: Encuentros predestinados con ocasión de una reunión de intercambio de experiencias en Viena

Los días 7 y 8 de enero, los practicantes austriacos celebraron una reunión de intercambio de experiencias en un albergue juvenil de Viena.

Mi marido, nuestro hijo y yo decidimos quedarnos una noche en el albergue juvenil, porque mi marido debía ocuparse de ciertos asuntos al día siguiente. Todos los demás practicantes se habían ido y me sentí un poco triste, pero pronto averigüé por qué era tan importante que me quedara allí dos tardes.

El viernes por la tarde, tres residentes del albergue juvenil me encontraron en el vestíbulo principal del hotel. Venían de Israel. En cuanto vieron las banderas de Falun Dafa en la pared, sintieron curiosidad por saber que representaban. Uno de ellos se quedó conmigo un momento y le hablé de Falun Gong y de la persecución en China. Estaba familiarizado con otras prácticas de qigong y encantado de saber que había una práctica de los ejercicios de Falun Gong al día siguiente. Fue increíble verlo a la mañana siguiente; ya capaz de hacer los cuatro primeros ejercicios de principio a fin. Antes de irse, tomó más información sobre Falun Gong.

De nuevo, me encontré sola el resto del día. Me puse a andar alrededor del albergue juvenil, puesto que mi hijo todavía no estaba dispuesto a irse a dormir. Encontré a otro residente que veía la televisión. Ya le había observado y mi hijo empezó una conversación. No nos llevó mucho tiempo iniciar una buena conversación. Me preguntó por qué estaba aquí. Le hablé de nuestra reunión de intercambio de experiencias.

Abrió desmesuradamente los ojos de sorpresa y dijo que si le hubieran hablado de esto el día anterior no habría tenido ninguna idea de lo que hablaba. No obstante, hoy había ido de excursión a Bratislava y había encontrado un folleto de Falun Gong. Lo cogió porque vivía en Suecia donde hay una ciudad que se llama Falun. De manera sorprendente, esa misma tarde me encontré con él y le hablé de Falun Dafa. No tenía mucho tiempo para hablar con él porque mi hijo estaba cansado y necesitaba dormir. Pero le di un folleto y un VCD. Al día siguiente, nos encontramos en el desayuno y tuvimos tiempo de hablar más profundamente. ¡Eran ciertamente encuentros predestinados!

Versión en alemán disponible en:
http://de.clearharmony.net/articles/200502/22059.html

Here is the article in English language:
http://en.clearharmony.net/articles/a24955-article.html

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.