Epoch Times: Las trágicas consecuencias de poner fin al único programa televisado no censurado en China

LONDRES – Críticas como «un cobarde sacrificio de los principios» son hechas por la Federación Internacional de Periodistas; la decisión de Eutelsat de interrumpir la difusión de la televisión New Tang Dynasty (NTDTV) en China tiene vastas consecuencias. Después de que la única transmisión no censurada sobre China sea eliminada, los gritos más significativos de protesta no serán los de grupos de derechos, sino los que resonarán en todos los campos de trabajo de China.

Fundada en el 2001, NTDTV es la única televisión en lengua china que no es controlada por el gobierno. El año pasado, firmó un contrato con Eutelsat, un operador de satélite con sede en Francia, permitiendo que sus programas alcanzaran China sin interceptación en el satélite W5 de Eutelsat. Sin embargo, el mes pasado, Eutelsat anunció su intención de no renovar el contrato, que expira el 15 de abril.

Hay una amplia condena de los observadores de los medios de comunicación y de los grupos de derechos tales como Reporteros Sin Fronteras y que IFJ responsabilizó a Eutelsat por haber sacrificado la libertad de prensa y su propia integridad bajo la presión del Partido Comunista Chino (PCC). Estas críticas han sido repetidas por 63 parlamentarios europeos en cartas al presidente de Eutelsat, y por acciones similares de miembros del congreso de los Estados Unidos.

Pero los comentarios de los telespectadores chinos y de otros observadores hablan de un significado más grande, potencialmente histórico.

En una carta a Eutelsat, un telespectador chino comenta: "A causa de la anulación de la señal de NTDTV, ya no podremos obtener informaciones verdaderas y justas del mundo exterior. Esto equivale a un crimen mortal del público chino. ¿Conocen la repercusión de su acción?" Otra declaración de un telespectador de NTDTV imploraba a Eutelsat: "¡New Tang Dynasty TV es la esperanza para la democracia en China! ¡Por favor no sean ciegos!"

Estos telespectadores chinos saben que esta batalla por las ondas hertzianas ni siquiera es una cuestión de ideología, de integridad o de principios. Esta batalla por la verdad en China es una lucha desesperada por el futuro del pueblo chino. No sólo se trata de la libertad de prensa sino de estar libres del encarcelamiento en los campos de trabajo, de la tortura sistemática y de los homicidios brutales. De estar libres del lavado de cerebro y del control del espíritu que violan el espíritu y humillan la dignidad y la conciencia humana.

Desde los principios de la televisión NTD, ha sido observada y reprimida política, financiera y diplomáticamente por el PCC. Todos los operadores de satélite que firmaron contratos con NTDTV han estado sometidos a una gran presión del PCC. Además de las amenazas políticas y diplomáticas, el PCC sedujo a estas compañías con el cebo de grandes beneficios con el fin de hacerles poner fin a sus acuerdos con NTDTV y de interrumpir sus programas. Hay pocas dudas de que Eutelstat fue la presa de la presión aplastante del PCC que se agarra desesperadamente para su propia supervivencia.

¿Por qué el PCC tiene tanto miedo de NTDTV? Por supuesto, es porque informa de la verdad sobre lo que pasa en China. En una reciente conferencia de prensa, el presidente Joe Zhao explicó la filosofía de la cadena: "Iniciamos la cadena satélite NTDTV porque creemos que cualquiera, dondequiera, tiene el derecho a comunicar con todo el mundo, por todas partes. Pensamos especialmente en esta gente de origen chino que necesita un foro para el diálogo como jamás antes había tenido, necesitan el flujo libre de información con el resto del mundo."

Una filosofía sana, inocente y atractiva en el mundo libre pero una terrible amenaza para el PCC.
Difundiendo por el satélite W5 de Eutelsat, NTDTV puede llegar a 50 millones de receptores particulares en China. Por supuesto, el número de los que la miran es potencialmente mucho más grande.
El odio inicial del PCC contra NTDTV viene de sus reportajes honrados sobre la cuestión de Falun Gong, un método de meditación tradicional pacífica del cual los 100 millones de practicantes fueron víctimas de una cruzada violenta y sistemática de abuso de los derechos humanos en 1999.

Cuando Jiang Zemin juntó sus fuerzas a las del PCC para perseguir a Falun Gong, mientras ponía a millares de personas inocentes en campos de trabajo y en centros de detenciones, inició una vasta campaña de propaganda de odio contra ellos. Demonizando a Falun Gong, vinculó el futuro del partido a su éxito o fracaso en el cumplimiento de su objetivo de "eliminar a Falun Gong". La verdad sobre lo que esencialmente es una inocente práctica de meditación se convirtió para el PCC el tic tac de una bomba de relojería.

El centro de información de Falun Dafa (FDI) registra los detalles verificados de más de 1.100 muertos desde el principio de la persecución. (Nota del redactor: El coste en vidas humanas sobrepasaba los 1.600 el 12 de abril de 2005). Se estima que el número de practicantes en los campos de trabajo es de 100.000, el FDI anota también: "Hace tres años, funcionarios del gobierno chino, informaron que el coste en vidas había sido de hecho cinco veces superior al número de casos confirmados. Desde el verano de 2003, fuentes expertas valoraron esta cifra en aproximadamente 10.000".

La cobertura de Falun Gong por NTDTV es un antídoto poderoso a las mentiras envenenadas inyectadas en el cerebro del pueblo por la máquina de propaganda del PCC y ofrece una verdadera esperanza a poner fin al sufrimiento de decenas de miles de practicantes de Falun Gong en los campos de trabajo y los centros de detención.

En diciembre de 2003, un tribunal de Naciones Unidas para Ruanda acusó a las direcciones de tres medios de comunicación ruandeses de haber cometido y haber incitado al genocidio por sus declaraciones en la radio patrocinada por el gobierno. El juez Pillay comentó: "Sin armas de fuego, sin machetes ni ninguna arma física, ustedes causaron la muerte de miles de civiles inocentes."

Tal es el poder de los medios de comunicación. El centro de información de Falun Dafa (FDI) en Nueva York saca paralelismo con el proceso presentado contra Zhao Zhizhen, el director de la emisora china de televisión, que ha sido inculpado de genocidio. La abogada Terri Marsh describe cómo Zhizhen fue responsable de crear un "clima de odio, de miedo y de violencia contra los que practican Falun Gong en China y en el extranjero, utilizando la misma táctica de propaganda desplegada por los nazis alemanes durante la segunda guerra mundial, en Ruanda durante el genocidio de los Tutsi a los Hutus, y en China durante la revolución cultural."

Este llamamiento por genocidio ha sido abordado por abogados de derechos humanos, por políticos y por personalidades bien conocidas en el mundo entero. Si el punto de vista del FDI sobre el papel de la propaganda es aceptado, entonces todo lo que mina, desafía o suplanta esta propaganda tiene el potencial de reducir o de impedir el genocidio. Inversamente, la retención de la verdad lleva la responsabilidad de facilitar los crímenes contra la humanidad. He aquí la verdadera decisión a la que Eutelstat se enfrenta: implicarse en el genocidio o participar para ponerle fin.

El papel de NTDTV en la reducción de la persecución de Falun Gong ha sido corroborado por la Organización Mundial de Investigación de la Persecución de Falun Gong (WOIPFG): "Si hubiera habido una emisora de TV como NTDTV hace cincuenta años, que hubiera tenido el coraje de reportar el genocidio nazi de los judíos y hubiera apelado la gente a parar la atrocidad, ¿cuántos judíos habrían sido salvados del genocidio?"

El WOIPFG no reprueba a Eutelsat por su desfallecimiento en renovar el contrato sino que de hecho lleva la plena responsabilidad al PCC. Todos los funcionarios del PCC que conspiraron y están implicados en las amenazas a Eutelsat para impedir la renovación del contrato, serán tratados como cómplices del genocidio. Eutelsat es sólo otra víctima de las mentiras y de las manipulaciones del PCC, empujado en las intrigas de un régimen malsano y de su campaña de genocidio.

La revelación de la verdad sobre Falun Gong por NTDTV es una pesadilla para el Partido Comunista Chino. Pero con la publicación reciente de los “Nueve Comentarios sobre el Partido Comunista”, la verdad ha tomado un cariz que el PCC no tiene ningún medio de tratar; una exposición directa de cada cosa hecha por el PCC y todo lo que el PCC es. NTDTV también difundió la avalancha de dimisiones del PCC puesta en marcha por esta publicación, sobrepasando actualmente las 750.000.

Estos factores añadidos al ambiente de desilusión que anotaron muchos observadores de China después de la muerte de Zhao Ziyang, y la imagen de un período clave emergente; un período en el cual cincuenta millones de hogares están libres del bloqueo informativo no es un asunto menor.

En la era de los medios electrónicos, el poder se ha desplazado a los líderes mundiales indecisos encima del botón nuclear con los medios de comunicación suspendidos del interruptor de transmisión. El tiempo presente es un momento clave para el futuro de China. Que lo hubiera pedido o no, Eutelsat es un jugador clave, haciendo oscilar el equilibrio entre el sufrimiento futuro o la libertad de millones de personas.

Fuentes:
http://english.epochtimes.com/news/5-4-12/27772.html

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.