Casos de torturas y asesinatos de practicantes de Dafa en el campo de trabajo para mujeres de Banqiao, distrito de Dagang, Tianjin.

El campo de trabajo de Banqiao, distrito de Dagang, Tianjin, torturó a numerosas practicantes de Falun Gong hasta herirlas, producirlas minusvalía e incluso la muerte. Les relatamos algunos casos recientes de practicantes de Dafa perseguidas por la policía:

La Sra. Bai Hong, de unos cincuenta años, fue detenida y condenada a trabajos forzados solamente porque persistía en la práctica de Falun Gong. Comenzó una huelga de hambre para protestar contra las torturas injustas que sufrió en el campo de trabajo. A causa de eso, fue alimentada a la fuerza por la policía del campo. Cada vez que era alimentada a la fuerza, la policía pedía a drogadictas que trajeran a Bai Hong, que había sido torturada seriamente y no llegaba a moverse libremente, hasta una sala. La policía la empujaba en una silla y pedía a las drogadictas que le abriesen la boca al máximo. Luego, la policía le insertaba violentamente un tubo en la garganta para alimentarla forzadamente. Al final, el tubo terminaba cubierto con sangre.

Una vez, después de una escena idéntica, al ver la sangre gotear del tubo, la policía Kou Na ridiculizó a Bai Hong. Kou Na es una mujer policía de la segunda división del campo de trabajo para mujeres. Golpea frecuentemente a las practicantes de Dafa con maldad y las amenaza a menudo diciendo: "Los dirigentes dijeron que no pasaría nada si los practicantes de Dafa fueran golpeados hasta la muerte". ¡Si no os arrepentís, os vamos a torturar hasta la muerte!. Tras vuestra muerte, diremos simplemente que fue debido a un súbito infarto. El juez es de los nuestros. "En realidad, Bai Hong fue torturada hasta la parálisis". Está tumbada en una cama y perdió el control de sus intestinos y de su vejiga. Pero la policía no paró de torturarla.

La Sra. Chen Zhaoyun, de unos treinta años, viene del condado Ninghe de Tianjin. Como era practicante de Dafa, su casa fue saqueada por personas malévolas del Gobierno local. La detuvieron en un campo de trabajo. Todos los que se habían encontrado a Chen antes sabían que estaba en muy buena forma física. Pero cuando la encarcelaron en el campo de trabajo, ella y todas las otras practicantes de Dafa fueron forzadas a hacer un trabajo físico muy duro cada día. Para hacer dinero, el campo de trabajo no hace caso de la capacidad de trabajo que el cuerpo humano puede aguantar. A menudo, las practicantes tenían que trabajar muy tarde durante la noche. Sólo podían dormir dos o tres horas al día y trabajaban durante unas 21 horas. Debido a la larga duración de la tortura, Chen Zhaoyun casi perdió su capacidad auditiva y tampoco puede ver claramente. No puede andar normalmente y necesita que alguien la ayude e incluso con ayuda, llega apenas a mover las piernas.

La Sra. Li Jing, de unos treinta años, trabajaba en el distrito de Dagang. En el 2.000, fue condenada ilegalmente a trabajos forzados y encarcelada en el campo de trabajo para mujeres Banqiao porque practicaba Falun Gong. Desde entonces, resistió al lavado de cerebro por la fuerza y así sufrió torturas físicas durante mucho tiempo. Cada vez que era el momento de dormir, la policía la forzaba a permanecer de pie durante mucho tiempo, a pesar de que ya había trabajado durante todo el día y que se sentía agotada. La policía la forzó a permanecer de pie varios días seguidos. Por las noches heladas del invierno, cuando se enteró de que Li Jing estaba encerrada a clave con poca ropa, una compañera de práctica quiso enviarle un par de pantalones de punto en lana cuando le llevó la comida. Desgraciadamente, la policía de guardia lo descubrió y amenazó a la practicante. Li Jing fue también atada con esposas a una reja en el campo de trabajo y vigilada por un agente especial que le prohibía moverse. Recientemente, la persecución de la policía contra Li Jing se volvió aún más loca.

Las Sras. Yang Fenxia, 50 años y Yang Xiuying, 57 años, han sufrido torturas físicas y mentales por un largo período, simplemente porque se negaban a sufrir un lavado de cerebro. A pesar de que tienen más de 50 años, la policía les dio la orden de llevar bolsos de yute que pesaban alrededor de 55 kg. Por la noche, no se les dejaba dormir y como castigo, tenían que permanecer de pie durante mucho tiempo en el corral. En verano, no se les permitía espantar los mosquitos que venían a picarlas. Si lo hacían, eran inmediatamente golpeadas sin piedad por las guardianas. Durante los días helados de invierno, con el viento azotador, la policía dio la orden a Yang Xiuying de quitarse su abrigo de invierno y quedarse en la nieve durante toda la noche. Estaba casi helada. Además, la policía a menudo daba la orden a las drogadictas de golpear a Yang Xiuying con maldad. Recientemente, la policía encerró a las dos practicantes por separado. Nadie estaba autorizado a tener contacto con ellas. Sufrieron torturas aún más secretas. Nadie sabe si están vivas o muertas.

Lo anteriormente expuesto son algunos recientes casos de la persecución contra los practicantes de Falun Gong en la segunda división del campo de trabajo para mujeres de Banqiao. Debido a su duro trabajo físico, llevando sobrecargas de peso, además de las condiciones extremadamente difíciles por lo que se refiere a la comida y el sueño, los cuerpos de las practicantes se hinchan, sus articulaciones se deforman incluso y aún tienen problemas cardíacos. La policía usaba porras eléctricas para golpear a las practicantes. La boca y las axilas son las partes sensibles donde la policía aplicaba a menudo choques eléctricos. Desde 2003, después de que la practicante de Dafa Li Shumin ha sido torturada hasta la muerte, otra practicante, Zhao Dewen, fue asesinada por tortura alrededor del 4 de junio de 2003. Sólo tenía 49 años. ¡Esperamos que la gente de buena voluntad preste atención y no permitirá que la tortura y los asesinatos continúen!.

Escrito el 11 de julio de 2003.
Versión en inglés disponible en: http://www.clearwisdom.net/emh/articles/2003/7/27/38579.html
Versión en chino disponible en: http://www.minghui.cc/mh/articles/2003/7/12/53880.html

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.