Corea: En 2009, se celebro con éxito la Conferencia para intercambiar experiencias de Falun Dafa en Corea

El 26 de diciembre de 2009, en Daejeon, Corea se celebró la Conferencia de intercambio de experiencias de Falun Dafa. Once participantes compartieron sus experiencias en la cultivación de Dafa con los principios de la "Verdad-Benevolencia-Tolerancia", de la validación del Fa y aclarar la verdad sobre Falun Gong.

La Sra. Jiang compartió su experiencia de como ayudaba a los chinos a renunciar el Partido Comunista Chino (PCCh) y sus organizaciones afiliadas. Habló de como convenció a los cristianos a renunciar el partido. Ella dijo, "Fui a la Administración de Inmigración y cuando conté a un chino sobre renunciar al PCCh, me dijo que creía en Jesús". Le comente: "Yo también creo que Jesús es un Dios recto. ¿No te dije que tienes que ser una buena persona?" Sonrió. A continuación, le nombre los crímenes del PCCh y le dijo que los que practican Falun Gong son buenas personas. Le dije, "Tu Señor salva a los cristianos devotos. Si crees en el partido, y en el Jesús, no eres devoto. ¿Cómo puede salvarte? Creo que cuando renuncias al PCCh, Jesús estaría feliz". Él escuchó cuidadosamente y renunció al partido con su verdadero nombre. Para mí, solía ser difícil ayudar a los cristianos a que renuncien, pero ahora puedo ayudar a dos o tres de ellos cada día que lo hagan.

Era un día de lluvia y frío. Había muy poca gente en la calle. Pero la Sra. Jiang ayudó a más de veinte persona a renunciar al PCCh, esta mañana. Cuando querría marcharse a casa por el frío, siempre cambiaba de opinión sabiendo que mucha gente le estaba esperando. Ese día, terminó ayudando a sesenta y siete personas a renunciar al PCCh.

El Sr. Guo, un practicante de Falun Gong de Corea, compartió su experiencia de como mejoro su Xinxing [naturaleza del corazón], mientras enfrentaba las pequeñeces de sus jefes y reproches. Él dijo: "Cuando empecé a seguir los principios de Falun Dafa, trataba mis jefes con la rectitud de un cultivador y cada vez podía hacerlo mejor y mucho mejor. Y cuando cooperaba con ellos hacía mi trabajo mejor. Entonces, empezaron a cambiar respeto a mí, respetándome y tratándome de la mejor manera posible. Si no fuera por Dafa, no habría sido capaz de conseguirlo".

Sr. Lee, un practicante de Corea, una vez se cayó de un árbol desde una altura de tres metros mientras lo adornaba. Perdió el conocimiento. Cuando finalmente recupero su conciencia, no era capaz de moverse y le dolía todo el cuerpo. Se desmayo de nuevo cuando trató de moverse. Tenía un corte de unos cinco centímetros de largo en el cuero cabelludo. Estaba sangrando y su hombro derecho estaba hinchado. La cadera izquierda estaba llena de moratones y podría estar rota. Cada pequeño movimiento era extremadamente doloroso. Sin embargo, pensó, "Un hueso roto es una herida física en esta dimensión, pero la causa verdadera está en otra dimensión. La medicina moderna utiliza pastillas y férulas de yeso para tratar fracturas, pero para un cultivador, la única manera de currarles, sería el estudio del Fa, enviar pensamientos rectos y hacer los ejercicios". Así lo hizo. Como esperaba, la herida en la cabeza se curo muy rápido. Fue capaz de lavarse el pelo al tercer día. No le quedo ni una cicatriz cuando se recuperó por completo.
Continuo estudiando el Fa y haciendo los ejercicios aunque le resultaba difícil, incluso para moverse. A la mañana siguiente, consiguió salir al patio a pesar del dolor. Cuando empezó a hacer los ejercicios, de repente sintió un alivio. Cuando llegó al tercer ejercicio, se libero de todos los pensamientos que le interferían y podía mover su brazo derecho normalmente hacia arriba y abajo, como lo requiere en este ejercicio. Cuando llegó al cuarto ejercicio, su pierna izquierda también la sentía normal. ¡Cuando terminó todos los ejercicios, se había ido la mayor parte de su malestar y era capaz de caminar normalmente!

Los practicantes de Falun Gong que asistieron a la conferencia dijeron que habían aprendido mucho y se sintieron profundamente conmovido por las acciones y los pensamientos rectos de sus compañeros practicantes. Muchos se emocionaron hasta las lágrimas. Las palabras no podían describir su agradecimiento hacia al Maestro Li. Estaban decididos a avanzar aún más.

Here is the article in English language:
http://en.clearharmony.net/articles/a51753-article.html

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.