La acción no política de Google

Google, el gigante búscador anunció el 23 de marzo de 2010 que detendrá la censura que "pesa" sobre su servicio de búsqueda impuesto por el regimen comunista en China, mudando el servicio a Hong-Kong, fuera de China Continental. Los medios informativos del partido comunista se unieron para atacar inmediatamente. El vocero del consejo de noticias de Estado e Internet del régimen dijo: "Evitamos firmemente que un tema comercial se transforme en un tema político" y recalcó que "las compañías extranjeras que hacen negocios en China deben obedecer las leyes del régimen".

Google eliminó su buscador google.cn "evitando" la censura, ahora su página direcciona a Google.com.hk.

El PCCh siempre ha puesto como norma "filtrar la información perjudicial" como una excusa para censurar Internet. El problema es uno no puede encontrar definiciones exactas en el sistema legal de lo que es "información perjudicial". La información que será censurada se decide en secreto por las autoridades del partido y no tiene nada que ver con la ley.

Permítanos echar una mirada al filtrado de palabras clave. Además de unas pocas palabras pornográficas, la mayor parte de las palabras filtradas son consideraciones políticas, por ejemplo, "Jiang Zemin" es una palabra clave que fue filtrada. Un motor de búsqueda normal mostrará varios artículos que exponen la corrupción de Jiang y la vida personal depravada y sus atrocidades de persecución lo que no acompaña a la imágen "Gran, Glorioso y Justo" representada por la propaganda política del régimen en China. "Tiananmen" es otra palabra clave filtrada porque el PCCh tiene miedo de exponer la masacre de Tiananmen masacra hace veinte años que fue dirigida directamente por el partido. El termino "Falun Gong" también es quitado, porque un motor de búsqueda normal muestra numerosos artículos positivos acerca de Falun Gong y sus libros, que está prohibido en China. La persecución del PCCh a Falun Gong será descrita en algunos artículos y esta información es obviamente desfavorable a la reputación del partido comunista.

Mientras el PCCh reclama que está "firmemente en contra de transformar un negocio en política", la realidad demuestra que Google se niega a participar en los asuntos políticos del régimen, negándose a cooperar para engañar y ocultar la verdad a los ciudadanos chinos. De hecho, la decisión de Google es apolítica, pero el PCCh se enloqueció por la humillación. Otra razón de peso para que estén furiosos es que más de 70 millones de ciudadanos chinos han renunciado al partido comunista y entonces las autoridades tratan de cerrar y suprimir la divulgación del libro "Nueve Comentarios sobre el Partido Comunista Chino", porque tienen miedo de que los ciudadanos ya no aceptarán las políticas del régimen.

El concepto del PCCh sobre que la política no es política de verdad, no tiene nada que ver con las actividades públicas o los derechos del ciudadano y sólo funciona para mantener el poder. Después de varios años de lucha, Google por fin comprende la naturaleza demoníaca del régimen comunista en China y quiere desvincularse de esto para mantener su nombre intacto.

Versión en chino disponible en: http://minghui.ca/mh/articles/2010/3/24/220337.html

Versión en inglés disponible en: http://www.clearwisdom.net/html/articles/2010/3/30/115710.html

* * *

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.