Yan Ying: Un famoso e ingenioso Primer Ministro del Estado de Qi

YanYing, el Primer Ministro más ingenioso de Qi. (Blue Hsiao/La Gran Época)

Yan Ying fue un famoso Primer Ministro del Estado de Qi que, con gran ingenio, sirvió por tres períodos consecutivos durante el Período de Primavera y Otoño (722 a. C. y el 481 a. C.). Fue virtuoso y leal y sus perspicaces respuestas dejaban a los más astutos sin palabras.

Durante cierto tiempo, el duque de Qi se había encariñado con un ministro muy gentil de su reinado y a menudo se jactaba de su armonía en la corte. Ante esta situación Yan Ying le sabía decir: "Este ministro es servilmente obediente con usted, independientemente de si tiene la razón o no. No es la armonía, sino complicidad. Demasiado halago sólo puede llenarlo de arrogancia. ¿En que beneficia a nuestro Estado? Escucharlo a él es como adicionar agua al agua, sin sabor, o tocar un solo tono con varios instrumentos musicales, sin gusto en absoluto". Pensando, el duque de Qi dijo: "No ha de extrañar la reputación de Yan Ying de ser valiente y leal al Estado. Tengo la suerte de tener un ministro leal".

A pesar de su diminuto tamaño físico Yan Ying fue un famoso orador de rápidas respuestas. Cuando Yan Ying estaba de visita como embajador de Qi en el Estado de Chu, el duque de Chu planeó humillarlo con el cierre de la puerta principal de la ciudad y le pidió a Yan Ying que se arrastrara por un pequeño agujero de la muralla de la ciudad. Yan Ying bromeó: "¿Puede el duque de Chu confirmar que estoy visitando el Estado de los perros? Si es así, me arrastraré a su Estado a través de este agujero para perros". Al oír esto, el duque tuvo que ordenar a los guardias abrir la puerta principal para darle la bienvenida.

"Un embajador enano nos visita, ¿está Qi corto de gente? Para hablar con cualquiera de nuestro Estado, usted tendrá que mirar hacia arriba", se rió el duque de Chu cuando se reunió con Yan Ying en la corte. "Qi está lleno de gente talentosa y estoy muy lejos de ellos, pero tenemos una regla: el menos talentoso tiene que visitar los estados menos decentes. Así que aquí estoy", respondió Yan Ying. El duque de Chu intentó muchos trucos para humillar a Yang Ying, pero todos fracasaron y la reputación de ingenioso Yan Ying se extendió aún más.

Además de ser fiel a su Estado, Yan Ying fue fiel a su matrimonio durante toda su vida. En cierta ocasión, el duque de Qi visitó la casa de Yan Ying porque quería casar a su hija (en ese entonces Yan Ying se desempeñaba como su Primer Ministro) y durante la cena le dijo: "Su esposa está vieja y fea, ¿qué le parece si yo arreglo que mi hija sea su esposa para agraciar su casa?" Respetuosamente Yan respondió: "Muchas gracias por su propuesta, sin embargo, mi esposa era joven y hermosa cuando me casé con ella. Nos comprometimos a cuidarnos el uno al otro, me temo que no puedo abandonarla por envejecer, especialmente cuando estoy tan viejo y feo". Así que rechazó la propuesta del duque.

Yan Ying no sólo era un hombre ingenioso, sino también un ministro virtuoso y leal. A menudo aconsejaba a los gobernantes del Estado de Qi con metáforas para asegurar que tomaran un buen consejo en beneficio del Estado. El Estado de Qi era entonces muy apreciado por otros duques debido a su servicio.

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.