Practicando Falun Dafa me convertí en una buena persona

Tengo cuarenta y ocho años y soy conductor de taxi. Antes de empezar la práctica de cultivación, fumaba, bebía y jugaba mahjong. También tenía mal genio. A pesar de que parecía amigable, podía llegar a golpear a cualquier persona cuando me provocaban. En 1996, mi mujer recuperó su salud después de comenzar a practicar Falun Gong. Decidí seguir sus pasos y también comencé a practicar Falun Gong. Trato de seguir los principios de Verdad-Benevolencia-Tolerancia siempre.

He tenido muchas pruebas de xinxing en mi trabajo. No he subido las tarifas del taxi debido al mal tiempo, arbitrariamente. Siempre he tratado de devolver a los pasajeros los objetos olvidados en el coche. Muchos de ellos dejaban sus móviles en el coche y se los devolvía sin dudarlo, a pesar de que diez años atrás eran muy caros.

Una vez, oí un móvil que sonaba en el asiento trasero. Sabía que pertenecía al pasajero que acababa de marcharse. Rápidamente, conduje para devolver el teléfono. Sin saber su número de apartamento, pedí ayuda al Shifu al subir hasta la planta superior, y al azar llamé a una puerta. Sorprendentemente, el pasajero abrió la puerta. De una manera hostil, dijo: "¿No te he pagado ya?" El teléfono comenzó a sonar y le pregunté si lo había dejado en el coche. Él conversó con la persona que llamaba y me ignoró por completo. Salí de la habitación en silencio. Más tarde conté este incidente a otros conductores y ellos sintieron que devolvérselo era una tontería de mi parte, especialmente porque no me lo agradeció y perdí gasolina para volver a su encuentro. Les conteste: "Soy un practicante de Dafa y Shifu nos enseña a comportarnos así".

En otra ocasión, encontré otro móvil muy caro en el asiento trasero. Cuando sonó el teléfono, contesté y era el propietario quien llamaba. Le dije que no se preocupara. Luego, de inmediato me dirigí hacia al hotel donde se alojaba. Tres jóvenes me saludaron cordialmente y me invitaron a tomar una copa con ellos. Apreciaron mi amabilidad y querían darme 500 yuanes. Les dije: "No puedo aceptar su dinero. No lo hice por dinero. Como un practicante de Dafa, considero primero a los demás y los trato con amabilidad. Shifu nos enseña a ser honestos y sinceros. Sabía que usted estaría preocupado por el teléfono, y preferí encontrarlo primero antes de llevar a otro cliente".

Me dieron las gracias. En ese momento, en el televisor del hotel estaban transmitiendo las noticias acerca de la engañosa auto-inmolación en la plaza de Tiananmen; entonces, los jóvenes me dijeron que tuviera cuidado. Les pregunté con una sonrisa: "¿Falun Gong es bueno?" Ellos asintieron con la cabeza y sabía que lo decían desde el fondo de sus corazones.

Un taxista puede experimentar muchas cosas. Dos pasajeros ebrios no solo vomitaron en el coche, sino que tampoco pagaron la cuenta. Acerqué el coche frente de un hotel para limpiarlo. Vi que habían dejado un paquete de documentos en el asiento trasero. Me di cuenta que fueron los pasajeros borrachos quienes lo habían dejado. Abrí el paquete delante del director del hotel y dentro no había ni dinero en efectivo ni objetos de valor, pero sí algunos recibos. Llamé a uno de los pasajeros, por una tarjeta de visita que encontré en el paquete. Él mencionó que el paquete pertenecía a un amigo suyo y quería que lo entregara al propietario. Sorprendentemente, me dijo en un tono definido que vio como el propietario puso 10 000 yuanes y un teléfono móvil en el paquete. El chantaje puede ocurrir en cualquier lugar en esta sociedad, incluso cuando estás haciendo algo bueno. Tranquilamente, le dije que soy un practicante de Falun Gong y que no me llevo nada que no me pertenece aun si se tratara de 100 000 yuanes. Luego fuimos a darle el encuentro al propietario y aclarar el asunto. El propietario confirmó que ya había sacado el dinero y el teléfono móvil. Les dije que, como practicante de Falun Gong, no podía quedarme con dinero que no me pertenecía.

Una agente de policía de su grupo me dijo: "¿Eres un practicante de Falun Gong? Puedo detenerte".

Le pregunté: "¿Por qué quiere detenerme? ¿No es bueno que practique Falun Gong y que trate de ser una persona mejor? Si no practicase Falun Gong, no pasaría toda la noche buscando al propietario para devolverle el paquete en vez de ocuparme de mi trabajo. Entonces, usted me dirá si Falun Gong es bueno, o no". Sin responder directamente a la pregunta, ella me dio la mano y me dijo: "Desde luego, usted es una persona muy agradable y me gustaría que sea mi amigo. Llámeme si necesita ayuda". También, me pagó la cuenta del taxi que me debían los pasajeros borrachos.

Hay tantos ejemplos reales a nuestro alrededor. En la familia o en el trabajo, sigo los principios de Verdad-Benevolencia-Tolerancia. Todo el mundo sabe que soy una buena persona. Creo que todos los practicantes de Dafa deben seguir estos principios. Falun Dafa ha creado un sinnúmero de gente buena. El mundo, finalmente se dará cuenta de que Falun Dafa es bueno y entenderá la verdad sobre la persecución.

Versión en chino disponible en: http://www.minghui.org/mh/articles/2010/9/14/229614.html

Versión en inglés disponible en: http://clearwisdom.net/html/articles/2010/9/24/120217.html

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.