Yan Liben: hizo de sus obras un Arte Divino

Yan Liben, famoso artista de la dinastía Tang. (La Gran Época)

Yan Liben (601-673) fue un famoso artista de la dinastía Tang. La mayoría de sus pinturas retratan la vida de celebridades daoistas y budistas, en medio de paisajes con caballos y carruajes.

Los retratos de los emperadores y cancilleres dibujados por él son vivos y realistas. Supo retratar al emperador con una figura alta y corpulenta y una firme determinación en los ojos. Solía usar simples bocetos para capturar la pose del emperador y el gesto de sus manos. En cuanto a las pinturas de los cancilleres, él los retrata vívidamente, cada uno con su propia forma corporal, aspecto, vestido, edad y expresión facial.

La pintura titulada "Emperador Taizong dando audiencia a un embajador del Tíbet", es una de las más importantes obras de Yan Liben. El rey del imperio tibetano, admirador del sistema administrativo de la dinastía Tang, envió mensajeros a la capital Chang'an para proponer la alianza a través del matrimonio con el fin de mantener una paz duradera entre los tibetanos y la dinastía Tang. El retrato representa la escena en que el emperador Taizong recibe los mensajeros con gran alegría. En un lado del retrato, el emperador sentado en el carro imperial rodeado de damas de la corte, en el otro lado los mensajeros siendo conducidos por un maestro de ceremonias a la audiencia con el emperador. El retrato representa exitosamente la sabiduría del emperador y la alegría y admiración de los mensajeros por el emperador.

En sus obras, Yan Liben logró retratar vívidamente la actitud apropiada de figuras con diferente condición, nacionalidad e identidad y sin ningún fondo en el retrato. Con el dibujo simple y recto, registró el importante acontecimiento histórico entre chinos y tibetanos. Es una obra muy importante con alto valor en términos de historia y arte.

Otras pinturas famosas de Yan Liben incluyen "La apariencia auténtica de Taizong" y "Veinticuatro funcionarios con destacados aportes en el gabinete Lingyan", estos retratan al emperador Taizong de la dinastía Tang y sus funcionarios. Fueron referidas como la apoteosis de la pintura.

Yan Liben no sólo heredó las maravillosas tradiciones del arte antiguo, sino que las desarrolló y mejoró. Sus obras tienen contornos firmes y colores pintorescos. Las figuras en sus pinturas están bien representadas y sus habilidades superaron el nivel de los ancestros. Fue admirado como alguien que, con tinta y color, podía llevar los objetos a un estado divino. Fue una figura clave en la historia de la pintura china.

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.