Con un discípulo de Dafa en la familia, todo el mundo está bien

Tan pronto como empecé a practicar Falun Dafa en enero de 2003, experimente asombrosas mejoras en mi cuerpo y en mi mente.

Algunos de mis amigos dijeron que ellos conocían muchas mujeres que estaban casadas con hombres acaudalados pero no eran felices. Agregaron que nuestra familia es diferente, porque somos muy felices.

Otro amigo mio comento: "Tu esposo te trata bien y te provee con todo lo que necesitas".

Mi esposo es un gerente general. Él se ha beneficiado personalmente con mi práctica de Falun Dafa y se ha vuelto muy considerado y generoso. Su salud también ha mejorado y realmente me apoya en mi práctica.

Le hablé de los principios de "Sin pérdida no hay ganancia" y el entiende la importancia de ser bueno y no crear karma.

Creo que he tenido una influencia positiva sobre él con mi comportamiento. Él tiene una gran reputación en el trabajo y a veces, cuando lo veo trabajando con gran esmero, le pregunto, "¿Cuando crees que terminarás?". "Deberías tomar un descanso si estás cansado".

"¿No eres tu quien siempre habla sobre ser una buena persona?" dirá él. "Además, creo que el Shifu Li Hongzhi me esta cuidando".

Mi hijo aprendió a cómo ser buena persona
Enseñé a mi hijo, que está en la escuela secundaria superior, los principios de Verdad-Benevolencia-Tolerancia. Le digo que respete a sus profesores y que sea considerado con los otros. Tambien le digo que no se preocupe por las pérdidas y que más bien se despreocupe.

Una vez, cuando estábamos en una reunión, el amigo de mi esposo trató de darle en secreto un pequeño sobre con dinero en efectivo dentro, lo que es una costumbre en China. Mi hijo cortésmente rehusó aceptarlo.

Cuando él era joven no le gustaba su profesora. Aunque el sabia que estaba equivocado, no podía evitar quejarse de ella conmigo. Aparentemente ella presionaba a los estudiantes para que obtuvieran mejores calificaciones y así podía obtener un bono. Para tener descuento, los obligaba a comprar los textos de estudio que vendía.

Yo le digo a mi hijo: "El Fa nos enseña a ser tolerantes con nosotros mismos y con los demás". Mi hijo siempre se lleva bien con sus compañeros de clase y su Shifu lo elogia un poco.

Hace poco, otro amigo de la familia le dio en secreto un sobre rojo lleno de dinero. Mi hijo, sin abrirlo, simplemente se lo dio al padre del amigo, pidiéndole que se lo devolviera.

Cómo encontré Falun Dafa
Consciente de los beneficios para la salud de Falun Dafa, comencé a practicarlo porque quería mantener una apariencia joven y saludable. Tambien me parecio que el Shifu Li es verdaderamente compasivo.

A finales de 2002, me quedé en la casa de mis padres por unos días y resultó que mi madre estaba enferma. Ella se sentía mareada y no podía levantarse de la cama.

Ni siquiera me dejaba abrir las cortinas, diciéndome que la luz del sol le irritaba sus ojos.

Cuando un practicante la visitó, escuché que le decía lo que el Shifu había enseñado:

"El giro hacia dentro (en el sentido de las agujas del reloj) lo salva a uno mismo, mientras que el giro hacia fuera (en el sentido contrario al de las agujas del reloj) salva a los demás". (Zhuan Falun)

De repente me di cuenta que en esos pocos días mientras estuve con mis padres, mi rostro se había tornado mucho más suave y el acné que tuve durante tanto tiempo había desaparecido. Le pregunté a esta practicante si era porque me había beneficiado del Fa".

Ella estaba contenta de escucharme preguntar eso y confirmo mi pensamiento. Después de dos días, mi madre se había recuperado completamente. Una noche cuando dormí a su lado de ella, dije: "También quiero practicar la cultivación".

Apego a la reputación
Fue bastante difícil deshacerme del apego a la vanidad. Durante muchos años me acostumbré a que la gente me dijera lo que guapa era. Por lo tanto, siempre estaba preocupada por mi apariencia. Hasta me preocupaba que algún día la gente dejara de alabarme. No obstante, después de tomar el camino de la cultivación, sabía que era importante deshacerme de esta obsesión, pero no sabía cómo.

En una ocasión le pagué una visita a otra practicante. Su hija preguntó qué me sucedía: "¿No arreglas tu cabello ni te pones maquillaje?" Le contesté que había renunciado a ese apego. "¡De verdad!" exclamó ella. "¿Es así como has renunciado al apego?".

Yo había estado obsesionada con mi apariencia por tantos años y siempre usaba productos de belleza importados y costosos. Solo pensé que, como practicante, no había ninguna diferencia con los que había usado. Como consecuencia, mi apego se hizo aún más grande y comencé a utilizar productos más costosos.

Entonces, el año pasado, mi esposo me compró algunos productos para la piel realmente caros. Un dia, mi rostro se enrojeció y me picaba. Me pregunté si había sido causado por mi apego a los productos de belleza, pero descarté la idea dado que los había estado usando por muchos años.

Una mañana mi rostro estaba tan hinchado que apenas podía abrir uno de mis ojos. Tuve que dejar de usar todos los productos.

Después que no me puse ninguno de ellos durante un día, la comezón y la hinchazón disminuyeron un poco. Mi rostro ya no me picaba tanto y después de dos días estaba menos enrojecido. Incluso, al cuarto día me quité una fina capa de piel.

No obstante, comencé de nuevo a utilizar mis productos de belleza. Mi excusa era, con tal que no me apegara a ellos, no importaba. Pero mi rostro se hinchó y comenzó a picarme de nuevo.

Pronto me di cuenta que sólo tenía que deshacerme de este apego. Le dije a mi esposo que no iba a usar más tales productos. Con una mirada de asombro en su rostro, me preguntó ¿por qué? Yo simplemente dije que ahora él podía ahorrar su dinero, pero rápidamente me corrigió diciendo: "Ahora nuestra familia puede ahorrar dinero".

Tambien descubri que mi apego a la vanidad era por mi apego a la reputación. Esta reputación trajo otros apegos, tales como presumir y competir. Nunca estuve satisfecha conmigo misma y siempre quería escuchar halagos. Entonces, me enfoqué en cultivarme y en eliminar este apego a la reputación.

"Soy una cultivadora y estoy para renunciar a los apegos. ¿Cual es el punto de estar apegada a la reputación de uno?" Deje de estar obsesionada con los productos de belleza y llegué a sentirme mucho más relajada. También estuve más tranquila durante mi meditación.

Batallando con la soledad
Mi esposo se va todas las mañanas temprano al trabajo y regresa tarde a la casa. Mi hijo ya no vive en casa, entonces estoy usualmente sola. Todo está silencioso y no tengo mucho que hacer.
Lo bueno de esto es que tengo un buen ambiente de cultivación. Encuentro la alegría haciendo las tres cosas que un practicante debe hacer.

Sin embargo, si no voy al paso con mi cultivación, tiendo a sentirme aburrida y sola. Cuando tengo sensación de aburrimiento, me recuerdo a mi misma que debería mantener un estado mental recto y no bajar los estándares o permitirme caer en todas las formas de entretenimiento de la gente común durante el dia a dia.

Aunque la soledad a veces es una molestia, normalmente pasa suficientemente pronto porque tengo el Fa en mi corazón. Yo se que algun dia seré capaz de eliminar esta soledad.

Agradezco sinceramente por todo al Shifu Li desde el fondo de mi corazón.

Versión en inglés disponible en: http://en.minghui.org/html/articles/2015/7/5/151405.html

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.