"Quiero renunciar al Partido"

He tenido muchos encuentros memorables mientras aclaro la verdad cara a cara a la gente.

Una mujer inconsciente revive
Un dia, caminando a casa después de comprar comestibles, vi una multitud reunida. Soy usualmente un poco aprensivo con respecto a las multitudes, pero la curiosidad pudo más que yo y fui a ver lo que sucedía. Una dama que debía tener por lo menos unos 70 años estaba tendida de espaldas en el suelo inconsciente.

Puse mis comestibles a un lado y me arrodille junto a ella. Le pregunte a los transeúntes, "Que sucedió? ¿sufrió un ataque al corazón?" Le revise sus bolsillos, buscando posibles píldoras para el corazón, pero no encontre nada. Sabía que la gente inconsciente no debe ser movida, entonce no intente moverla pero seguía llamándola para que despertara.

Uno de los transeúntes dijo: "Ella se cayó. Nosotros llamamos una ambulancia. Tenga cuidado que no vayan a pensar que nosotros tuvimos algo que ver con su caída".

Al saber que la ayuda estaba en camino, me calme un poco. Entonces recordé que soy una practicante. Me puse junto a ella y le dije suavemente en su oído, señora, escúcheme. Usted debe decir Falun Dafa es bueno, pídale al Shifu Li que la salve. Lo dije una y otra vez mientras sostenía su mano. Muchos me observaban silenciosamente.

Permanecí ahí con ella, sosteniendo su mano y repitiendo "Falun Dafa es bueno". Entonces note que ella trato de apretar mi mano. Suavemente levantó su cabeza y entonces ella se sentó. Murmuraba, "¿Que me esta sucediendo?" Los transeúntes vieron que ella estaba sangrando y muchos se asustaron y se fueron de prisa.

Fue entonces cuando yo también vi que ella estaba sangrando por detrás de la cabeza. Le pregunté que cómo se sentía y respondió que se sentia debil. Le dije, "No se preocupe, solo diga "Falun Dafa es bueno". Algunos de los transeúntes regresaron y contaron que estaban sorprendidos porque yo no estaba preocupada de meterme en problemas.

La ambulancia finalmente llegó. Ayude a meter a la mujer dentro del vehículo. Le dije que recordara lo que yo le dije. Ella contestó: "Gracias", le repliqué: "¡De las gracias a mi Shifu! ¡El Shifu Li salvó su vida!".

Observe hasta que la ambulancia se perdió de vista. En silencio dije: ¡Gracias Shifu! Los ojos se me llenaron de lágrimas. No se cuanto tuve que soportar Shifu por salvar esa mujer. Cuanto tiempo ella ha estado esperando escuchar estas palabras "Falun Dafa es bueno".

De camino a casa pensé acerca de en qué forma debería haber hablado a la multitud acerca de
Falun Dafa. ¿Tenía aún miedo? Lamente eso por mucho tiempo.

Una familia completa decide renunciar al Partido
Un día llevé a mi madre a los suburbios para ver un nuevo proyecto de viviendas. Nos perdimos, entonces fui a una gasolinera para que nos dieran indicaciones. Entonces le pregunté al hombre de allí, que tenía unos 50 años de edad. Conversamos un poco sobre eso y entonces él dijo: "Que tal si los llevo allá yo mismo, no estoy ocupado" y subió al carro con nosotros.

Hablamos un poco más mientras yo conducía y me dijo que él era el dueño de la gasolinera. Dijo que cuando él la construyó, había una ley que ponía en claro que ninguna otra gasolinera podría ser construida en la cercanía. Él gastó mucho dinero para construirla y en solo un par de años una empresa petrolera quería comprarle la compañía. No quiso vender, entonces ellos construyeron una gasolinera al cruzar la calle. Ahora, se llevan todos los clientes.

Comencé a hablarle sobre el partido comunista chino (PCCh). Le dije que el PCCh nunca hizo nada bueno por la gente y ahora más de 100 millones de personas han renunciado. Le pregunté cuál era la situación en cuanto a él y su familia respecto a la membresía con el PCCh. El dijo que quería que le ayudará a él y a su familia a que renunciasen todos.

"También quiero renunciar al partido"
Yo tengo un familiar que iba a ir al África a trabajar. Escuché que no era fácil de encontrar por allá un repelente para los mosquitos, entonces fui a una farmacia grande y compre algunos. Al ir saliendo, una dama se acercó y comenzó a hablar acerca de uno de sus otros productos. Le agradecí y le dije que no necesitaba nada más. Ella se aferró a mi mano y no quería soltarla.
Pensé que ella ya debe haber estado allí por una razón y necesitaba escuchar que le podría yo decir. Le pregunte que si quería sentarse frente a mi y charlar.

Sonriendo, ella dijo: "Si, si, siganme". Le dije: "Yo practico Falun Gong. Falun Gong, cultiva el cuerpo y la mente, así que no necesito productos para el cuidado de la salud". Le dije que casi todos los oficiales del PCCh son ahora corruptos y ella estuvo de acuerdo.

Ella también me dijo que leyó en internet acerca de alguien que aconsejaba a todos a renunciar al PCCh. Le dije que estaba predestinada y que no era una casualidad que ese día ambas nos hubiéramos topado. "Usted estaba simplemente, esperando que yo le ayudara a renunciar al PCCh", le comenté. Ambas reímos y entonces ella me dijo su nombre y alegó: "Yo tambien quiero renunciar al partido y no tengo miedo de usar mi verdadero nombre!".

Versión en inglés disponible en: http://en.minghui.org/html/articles/2015/7/18/151603.html

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.