En Heilongjiang, testigos recuerdan la detención a los defensores de practicantes de Falun Gong por el caso de Derechos Humanos

Las autoridades de Jiansanjiang, provincia de Heilongjiang, recientemente condenaron a prisión a cuatro practicantes de Falun Gong locales, al Sr. Shi Mengwen lo condenaron a tres años de prisión y a las Sras. Wang Yanxin, Li Guifang y a Meng Fanli, a dos años cada una.

Las cuatro personas fueron arrestadas en marzo de 2014, junto con otros tres practicantes y cuatro destacados abogados de derechos humanos que buscaban la liberación a los otros practicantes de Falun Gong detenidos. Su caso, apodado como el "Caso de Derechos Humanos de Heilongjiang", llamó poderosamente la atención, tanto a nivel nacional como internacional. Aunque los abogados y algunos de los practicantes fueron liberados más tarde, el Sr. Shi, la Sra. Wang, la Sra. Li y la Sra. Meng aún permanecen detenidos.

Como también soy practicante en la provincia de Heilongjiang, me uní a familiares y amigos de los cuatro practicantes que siguen detenidos, buscando justicia para ellos. La sentencia reciente me recordó lo que ocurrió durante un juicio de tres días a los cuatro practicantes en diciembre pasado.

Un grupo de nuestros practicantes viajó unos 320 kilómetros a Jiansanjiang, donde el juicio estaba por realizarse. La policía estaba por todas partes, desde la estación del tren hasta las proximidades del palacio de justicia. Nos arreglamos para salir sanos y salvos de la estación del tren, pero fuimos arrestados cerca del palacio de justicia.

Nos llevaron a un departamento de policía cercano, donde más practicantes que intentaron asistir al juicio, fueron traídos más tarde.

Un total de 26 simpatizantes, incluyéndome, quedamos bajo custodia cerca de ocho horas y durante ese tiempo nuestros cuerpos fueron inspeccionados, chequeados nuestros documentos de identidad y nos negaron el agua y la comida. Sólo a una persona se le permitía ir al baño y tuvo que ser acompañado por dos agentes de policía.

Muchos de nosotros seguimos siendo sometidos a vigilancia policial, intimidados y acosados después de haber sido liberados. En particular, la Sra. Cui Huifang, una ex guardia de la ciudad de Jiamusi en el campo de trabajos forzados, fue nuevamente detenida en febrero de este año y al presente está siendo acusada por revelar secretos de Estado.

Versión en inglés disponible en: http://www.clearwisdom.net/html/articles/2015/6/12/151027.html

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.