Con familia o con amigos nuestro comportamiento siempre debe ser de un cultivador

Soy un practicante de Falun Dafa desde hace muchos años, pero nunca traté a mi esposo como un practicante debería hacerlo. Esto tuvo un impacto negativo en él que lo hizo pasar gradualmente de ser solidario a Dafa a no serlo. Después de examinar mi interior, hablé con él y corregí mi comportamiento lo cual hizo que él estuviera aún más a favor de Dafa

Apoyando a Dafa
Antes de casarme, tuve una vida muy privilegiada, era adorada por todos, tanto dentro como fuera de mi casa. Pero al casarme, me encontré con que mi marido tenía mal carácter y en el pasado hasta me golpeó. Por lo tanto, pensé que no lo habían criado bien y hasta lo miraba mal.

Comencé a practicar Falun Dafa en 2002 y en la primera semana de la práctica de cultivación fui testigo de algunos milagros. Mi esposo fue un gran apoyo.

Al poco tiempo de haberme hecho practicante, me pusieron a cargo de recoger y distribuir a los practicantes material informativo para esclarecer la verdad de Dafa. Le dije a mi marido que este material era para despertar a las personas y él decidió leerlo todo.

Cuando los Nueve Comentarios sobre el partido comunista fue publicado en 2004, muchos practicantes no estaban seguros de si era conveniente para la gente común. Como sabían que mi esposo estaba a favor de Dafa, pensaron que era mejor que él leyera los Nueve Comentarios, primero para ver si podía aceptar el contenido. Él leyó el libro entero en una noche y le pareció que era absolutamente conveniente para la gente común.

Él nunca me impidió hablar con la gente sobre Dafa y acogía a los practicantes cuando me visitaban.

Cambio de actitud
En 2008 un familiar fue perseguido por hablar con la gente sobre Dafa. Esto puso nervioso a mi esposo.

La policía vino a nuestra casa dos veces para acosarme. La primera vez, mi esposo no se encontraba en casa, pero la segunda vez sí. No abrió cuando la policía golpeó la puerta. Me lo contó y me dijo que estaba preocupado porque teníamos materiales de Dafa en nuestra casa.

Un vecino le advirtió y le dijo que me pidiera que me mantuviera alejada por un tiempo. Mi esposo sospechaba que uno de nuestros vecinos me habría denunciado a la policía. Me dijo que tuviera más cuidado y que diga a los otros practicantes que no vinieran a nuestra casa.

Mi esposo no se había preocupado por tales trivialidades en el pasado, pero después del encuentro con la policía se hizo más paranoico. Por otra lado, los practicantes que nos visitaban no siempre fueron muy cuidadosos, hacían por ejemplo mucho ruido y hablaban en voz alta.

Mi esposo no podía entender del por qué los practicantes se comportaban de una manera tan desconsiderada, cuando deberían ser mejor que la gente común y considerar primero a los demás antes que a ellos mismos. Él comenzó a juzgar con más frecuencia mis palabras y mis acciones y hasta dijo que se sentía como que si él no perteneciera a nuestro hogar.

Examinando al interior
Fuera de mi hogar actuaba según el Fa, pero no en casa, no trataba a mi marido como a un ser consciente. Me di cuenta de que tenía que cambiar. Cuando nuestro hogar se desordenaba mucho, yo no hacía ningún intento de limpiarla y cuando él me pedía que lo ayudara, yo respondía con irritación. Estas acciones que no estaban en consonancia con los requisitos del Fa, le dieron a él una impresión negativa de Dafa.

El Maestro nos ha pedido que despertemos a más gente, pero mis acciones alejaron a mi esposo. Sin embargo, los miembros de nuestra familia tienen una fuerte relación predestinada con nosotros, por lo que es necesario ser más cuidadosos y poner más atención en la forma en la que los tratamos.

Al reflexionar sobre esto, me di cuenta de que mi comportamiento tenía su origen en el lavado de cerebro constante del pueblo chino de parte del partido comunista chino (PCCh) y en mis nociones que había adquirido en el transcurso de la vida.

Me negaba a ceder cuando creía que tenía razón y ansiaba que se me reconociera. Por otra parte, decía sin pensar lo que quería decir y a veces hasta utilizaba el Fa para sofocar sus palabras. Tenía todavía una gran cantidad de egoísmo que tenía que eliminar.

El Maestro dijo:

"Si quieres cultivarte y refinarte, tienes que dejar el qing humano. Por supuesto, ya que nos cultivamos y refinamos en la sociedad de la gente común, respetar a nuestros padres y educar a nuestros hijos son todos deberes; en todos los ambientes hay que ser bueno y benevolente con los demás, y más aun, ¿cómo no vas a serlo con tus parientes? Debemos tratar a todos por igual, ser buenos con nuestros padres e hijos y ser considerados con los demás en todos los aspectos; así, este corazón ya no es egoísta, son todos corazones de bondad y benevolencia, es misericordia. El qing es algo entre la gente común; la gente común vive simplemente por el qing".

(Lección Sexta, Zhuan Falun)

Ahora que había encontrado la causa, tenía que tratar a mi esposo con gentileza.

"Maestro nos dice que debemos ser siempre considerado con los demás", dije a mi marido. "Si tú no estás de acuerdo, entonces tal vez deberíamos ir por caminos separados. Tú eres una buena persona y si yo u otros practicantes hemos hecho algo que te hicieron cogernos fastidio o ser irrespetuoso al Maestro, entonces la culpa no reside solamente en ti".

Continué: "He practicado Dafa durante tantos años y tú y yo hemos superado juntos tantos momentos difíciles. En realidad, me siento responsable del hecho de que tú apoyes menos a Dafa y voy a cambiar para mejorarlo".

Me dijo que lo que lo cambió fue mi comportamiento. Por ejemplo, cuando en dos ocasiones estuvo fuera de la ciudad, yo no lo recogí en la estación. Luego, al llegar a casa, perdí los estribos y no me molesté en explicar por qué no lo había recogido. Me dijo que yo debería seguir los principios de Verdad-Benevolencia-Tolerancia. Sin embargo, mis acciones demostraban todo lo contrario. Ese fue el tipo de comportamiento que él no podía entender.

"Todos ustedes practican la gran ley universal al que ninguna otra práctica se le puede comparar, dijo el. Sin embargo ¿por qué te comportas todavía de esta manera? Sé que Dafa es bueno, pero la razón por la que no lo practico es que tengo un mal temperamento y temo dar un resbalón que pueda hacer daño al nombre de Dafa".

Hablamos durante mucho tiempo lo que ayudó a mi esposo a entender mejor las cosas. Le pidió al Maestro Li que lo perdonara y se comprometió a apoyar a Dafa.

A partir de entonces, mi esposo apoyó aún más a Dafa. Él trajo a mi tío de 80 años de edad de mi ciudad natal para que pudiera escuchar los hechos sobre Dafa y a pesar de ser un policía retirado, mi tío terminó por convertirse en practicante.

Cuando visitaba a amigos o parientes, mi marido se llevaba los Nueve Comentarios y otros materiales para esclarecer la verdad. Para la fiesta de cumpleaños de un familiar, organizó la selección de música ya que tenía miedo de que alguien pudiera incluir canciones del partido comunista.

Espero que todo practicante que esté pasando por una situación similar pueda también resolver su situación familiar para así tener una mejor posición y poder despertar a los seres conscientes.

Versión en inglés disponible en: http://en.minghui.org/html/articles/2015/8/26/152244.html

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.