Experimentando el poder de Dafa

Saludos Shifu, saludos compañeros practicantes

Yo vivo en Michigan. Este año cumplí 15 años y este verano recién participé en el proyecto "Ride to freedom". Cuando por primera vez escuché el proyecto el pasado verano, pensé que sería una gran oportunidad para los discípulos y para jóvenes como yo, poder jugar un papel más importante en el esclarecimiento de la verdad y salvar seres conscientes. Estas son algunas de mis experiencias en el equipo de "Ride to freedom".

Antes de la carrera
En julio pasado, una joven discípula en Michigan contactó conmigo y me habló de este proyecto, del que se enteró durante los eventos del 20 de julio en Washington DC. Estaba muy entusiasmada con el proyecto y lo difundí entre los discípulos jóvenes y amigos y pronto tuvimos treinta y tantos de ellos en los Estados Unidos que estaban interesados en el proyecto. Conforme pasó el tiempo, también seguimos dando la bienvenida a los jóvenes discípulos internacionales interesados en el proyecto.

Sin embargo, el proceso de planificación fue muy lento. Nuestro coordinador adulto, quería que "Ride to freedom" en su mayoría fuera un proyecto para niños y nos entregó una gran cantidad de planificaciones. Para muchos de nosotros, este fue nuestro primer gran proyecto y fue difícil de organizar. Por ejemplo, teníamos que encontrar patrocinadores, hacer el diseño de la página web y de la ropa, así como mantener la cultivación de todo el mundo en camino al grupo regular de estudio del Fa. Muchos de los practicantes menos comprometidos durante el proceso abandonaron, pero yo nunca dudé. Creía que se trataba de un proyecto importante, un proyecto en el que podía usar más mi juventud para salvar seres conscientes. Sabía que una gran cantidad de proyectos de Dafa comenzaron en forma complicada, pero mientras tengamos pensamientos rectos, el Shifu nos ayudará y las cosas saldrán bien.

Esto fue evidente cuando el inicio de la carrera se acercaba y mientras conseguía el permiso para lo que eran mis dos obstáculos principales. El primero era conseguir el permiso de mi escuela para que faltara a clases durante dos semanas. Hablé con mi director y a Shifu con pensamientos rectos y también les pude aclarar la verdad. No sólo obtuve el permiso con mucha facilidad, muchos de mis profesores también quedaron muy impresionados. Un profesor me pidió que le hablara a mis compañeros de clase sobre “Ride to freedom" y otro, incluso me eximió del examen final debido a mi participación en este proyecto.

El segundo obstáculo era mi madre porque no es practicante. Era muy posible que ella no me dejara participar. Sin embargo, mis pensamientos eran muy fuertes; no importaba lo que dijera mi madre, yo me uniría al proyecto ya que para mi era una manera de salvar a seres conscientes. Cuando le informé a mi madre sobre mi participación en el proyecto, aceptó sorprendentemente rápido y fácil. Gracias Shifu.

Superando tribulaciones físicas
La carrera comenzó el 1 de junio. El primer día fueron sólo 32 km, sólo 11,2 km por grupo. Sin embargo, la ruta era muy montañosa y fui incapaz de hacer esas 11,2. Me dolieron las piernas, las sentía pesadas, respiraba muy fuerte y corría muy despacio. Me di por vencido después de unos 5 o 6 km. Después, me sentí muy avergonzado de mí mismo y aunque pensé que no me rendiría de nuevo, cuando me monté en la bicicleta de nuevo unos días más tarde, me di por vencido otra vez.

El día que nos íbamos a Utah, fue el turno de mi grupo para correr de nuevo. Este tramo resultó ser extremadamente difícil, porque en su mayoría fueron largos tramos de carrera cuesta arriba. Ha sido lo más difícil por la que me he esforzado y muchas veces pensé en renunciar. Sin embargo, en esos momentos, pensé en Shifu y le pedí ayuda y me las arregle para sacar adelante la carrera completa de dos horas con mis compañeros de equipo. Después de ese día, cada vez que el tramo era difícil, pedía al Shifu su ayuda porque así sería capaz de lograrlo. Otro día, cuando estaba corriendo por Kansas, el viento soplaba en contra nuestra, fue muy difícil. La sensación fue similar a un camino muy empinado cuesta arriba. Sin embargo, tuve la oportunidad de correr 64 km y ni siquiera estaba cansado al final. Gracias Shifu.

Otra prueba llegó poco después. Al día siguiente, tuve una dura caída y perdí un pedazo de carne de mi rodilla. Debido a que era una herida muy profunda, muchos de mis compañeros de equipo me brindaron un cuidado especial, pero por esa razón, el egoísmo surgió en mí. Yo no podía dejar de llorar, no por el dolor, sino porque sentí que estaba arrastrando a mí equipo. Sentí que no podía hacer nada por mí mismo, estaba muy conmovido. Ese pensamiento en realidad me limitó. Cuando me caí por primera vez, aún fui capaz de caminar normalmente, pero más tarde por la noche, al doblar la rodilla me dolía mucho, así que empecé a cojear y seguí cojeando por una semana más, a pesar de que era sólo una herida superficial. Muchos de mis compañeros de equipo y los adultos dijeron que caminara con normalidad y no hiciera caso de la herida, pero no pude hacerlo. Al hacer la meditación, mantuve mi pierna recta. También me negué a la bicicleta.

Sin embargo, pronto me di cuenta que esto era un error. Participaba en este proyecto para salvar seres conscientes y en este proyecto, la manera de hacerlo es andar en bicicleta. Tres días después de mi caída, doble gradualmente mi pierna hasta llegar a la posición de doble loto durante la meditación sentada. Fue muy doloroso, pero así me quedé hasta el final. Al día siguiente, monté la bicicleta por primera vez desde la caída. Aunque me dolía la rodilla y era muy lenta, en mi mente seguí recitando "Falun Dafa es bueno; Verdad-Benevolencia-Tolerancia es bueno" y el Shifu me ayudó, así que fui capaz de mantenerme todo el camino con mis compañeros de equipo.

Clarificando la verdad
Este proyecto también fue una gran comienzo para aclarar la verdad a la gente. Porque somos jóvenes embarcandonos en una misión tan grande. Somos capaces de inspirar a muchas personas. Cuando decimos: "somos un grupo internacional de jóvenes corriendo en bicicleta 4.800 km", muchas personas están dispuestas a escuchar. Sin embargo, soy una persona muy tímida y nunca he sido buena para hablar con la gente o aclarar la verdad. Al comenzar la carrera, casi siempre me quedaba cerca mientras mis compañeros hablaban, con el fin de dar la apariencia de ayudar. En Denver, por ejemplo, pasamos un día entero, pero sólo hice algunas fotos selfies. Como grupo, Nos tomamos alrededor de 150 selfies como grupo.

Shifu dijo:
“Por supuesto hacen cosas de Dafa, otros ven la superficie, pero de hecho, muchos tienen apegos en el corazón y la gente no lo puede ver. Hay muchas cosas que no pueden abandonar y están enterradas profundamente; también saben que esas cosas no son buenas, incluso tienen miedo de que otros sepan. Entonces no quieren que otros sepan, sienten vergüenza, pero como cultivadores, ellos mismos no le dan importancia para eliminar seriamente esos apegos, no reconocen ese problema ni lo hacen bien. También hay unas cosas muy chiquitas que no toman seriamente en la cultivación, y que al final resultaron ser grandes problemas". (Exponiendo el Fa en el Fahui de Nueva York 2015")

Me di cuenta de que no importa cómo me sentía al hablar con la gente, es importante para mí aclarar la verdad y salvar a tantos seres conscientes como pudiera.

Una vez que cambié mi mentalidad, se produjo un cambio drástico. Cuando estábamos en Chicago, pasamos dos horas ocupando dos calles, tratando de aclarar la verdad a la mayor cantidad de gente posible. En esas dos horas a solas, un compañero de equipo y yo tomamos casi 30 fotos selfies, e hicimos casi 200 como grupo. Cuando estábamos aclarando la verdad en Baltimore, aunque había menos gente, casi todo el mundo con el que conversamos fueron muy entusiastas y nos dieron su apoyo, preguntándonos dónde podían encontrar más información y cómo hacer donaciones.

En cuanto a la cultivación personal
"Ride to freedom", más que nada, nos proporcionó un gran ambiente de cultivación. Estar con tantos jóvenes practicantes diligentes me permitió ver mis defectos. De hecho, en el pasado, no fui muy diligente. No estudiaba el Fa ni hacía los ejercicios todos los días, así que mi comportamiento en la vida diaria era pobre. Mi corazón se movía a menudo por cosas muy triviales y fue muy difícil para mí mejorar mi xinxing. No me había dado cuenta plenamente la grandeza de Dafa, pero al participar en "Ride to freedom", vi cómo el poder de Dafa era capaz de ayudar a las personas a ver la verdad. Ahora comprendo la importancia de hacer las tres cosas bien.

Quisiera agradecer a Shifu por todo lo que ha hecho por nosotros, sobre todo en la carrera
"Ride to freedom", ya que fue un viaje sin dificultades y fuimos capaces de obtener una gran cantidad de apoyo de muchos diferentes tipos de personas, incluso con muy poca experiencia y una mínima planificación. Espero seguir mejorando mi propia cultivación, así como seguir ayudando con los futuros proyectos de Dafa para ayudar a Shifu en salvar seres conscientes.

Por favor señálame amablemente cualquier cosa inapropiada.

Presentado en el Intercambio de Experiencias de Falun Dafa de la Conferencia de medio oeste de los Estados Unidos 2015.

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.