Practicante de Falun Dafa torturado en el hospital psiquiátrico durante once años; la madre sigue engañada por el partido comunista chino

Nombre: Liu Yong (刘勇)
Género: Masculino
Edad: 41 años
Dirección: Handan, provincia de Hebei
Profesión: Departamento de Hierro de la Cooperativa de Acero de Handan, provincia de Hebei
Fecha del último arresto: Junio de 2001
Lugar de detención: Psiquiátrico de Baoding (保定精神病院)
Ciudad: Baoding
Provincia: Hebei
Persecución sufrida: Trabajo forzado, inyecciones forzadas/administración de drogas, torturas, sometido en un psiquiátrico.

Durante la incesante persecución a los practicantes de Falun Gong por el partido comunista chino (PCCh) muchos practicantes mentalmente sanos han sido catalogados como "mentalmente enfermos" y sometidos a torturas despiadadas. Esta tortura desmedida ha provocado daños enormes. El practicante Liu Yong de Handan, provincia de Hebei, es una de las muchas víctimas. Fue arrestado y trasladado al hospital psiquiátrico de Baoging en junio de 2001. Bajo la etiqueta de "enfermo mental", ha sido detenido y sometido a once años de torturas inimaginables.

Liu Yong viajó cuatro veces a Beijing para apelar por el derecho a practicar Falun Gong, un derecho legal para cada ciudadano chino. Sin embargo, el 26 de noviembre de 1999 fue arrestado y condenado a un campo de trabajos forzados por agentes del PCCh.

En el campo de trabajo forzado de Handan, fue sometido a sesiones de lavado de cerebro forzosas y a tortura física. Su madre estaba fuertemente influenciada por la propaganda del PCCh sobre Falun Gong y posteriormente era hostil hacia esta práctica benevolente. Poco después de que volviera a casa del campo de trabajos forzados, su madre cooperó con los agentes de la cooperativa de Acero de Handan y envió a su hijo al hospital psiquiátrico de Baoding para someterle al llamado "tratamiento", el cual ya ha durado once años.

Cuando llegó al psiquiátrico, los doctores le administraron a la fuerza inyecciones con drogas que le dañaron el sistema nervioso central. Los doctores que participaron le dijeron: "Aunque sabemos que no estás mentalmente enfermo, las autoridades nos presionan para que hagamos esto". Luego los médicos le inyectaron con drogas desconocidas que le dañaron el sistema nervioso y le indujeron a un estado de enfermedad mental. Posteriormente soportó un sufrimiento tremendo y casi la muerte. Sin embargo, su firme creencia en "Verdad-Benevolencia-Tolerancia" le permitió sobrevivir y mantener una mente sólida.

Viendo que su estado mental era normal y que no podían conseguir su objetivo malvado, los agentes le sometieron a trabajos forzados. Posteriormente intentó escapar dos veces pero no lo consiguió. Después de su segundo intento, donde estaba tomando un autobús, fue aislado completamente de cualquier contacto con el mundo exterior. Le forzaron a limpiar el edificio, incluyendo los baños, pero no le dejaban salir del edificio. Él se mantuvo fiel a los principios de ser una buena persona, a pesar de estas circunstancias. Dijo: "Donde quiera que esté, haré que la gente sepa que Falun Dafa es bueno".

Temiendo que expusiera la tortura a la que era sometido en el campo de trabajos forzados, los agentes le prohibieron usar bolígrafo o papel y escribir cartas o recibir llamadas. No dejaban que su familia y parientes le fueran a visitar y no les dejaban verlo, ni en la distancia. Fue aislado de forma efectiva de cualquier contacto con el mundo exterior. Su familia y amigos llamaban a la oficina del doctor para intentar hablar con él, pero tenía prohibido recibir llamadas. Ha sido perseguido bajo estas condiciones durante los últimos once años.

Los años entre las edades comprendidas desde los 30 a los 41 deberían ser la época dorada de la vida de una persona. Es difícil imaginar lo que es para una persona saludable como el Sr. Liu, que estaba en la flor de la juventud, pasar estos once años en un hospital psiquiátrico. Solo deseaba ser liberado y vivir una vida normal. Como una condición para su liberación, el doctor a cargo requería que alguien de su unidad de trabajo se lo llevara de vuelta, en realidad los agentes de la cooperativa de Acero de Handan ignoran su situación. Además, su madre sigue sin querer conocer la verdad sobre Falun Gong, ni es consciente de la verdadera situación y estado de su hijo. Por lo tanto, no tiene la intención de rescatar a su hijo. Envenenada por las mentiras y la propaganda inventada del PCCh, sobre Falun Gong, piensa con tesón que su hijo tiene una "enfermedad mental" y que está recibiendo un "trato amable" del gobierno.

Durante los últimos años de persecución a Falun Gong, se estimó que 24 practicantes han fallecido o fueron lastimados como resultado de la administración forzosa de drogas dañinas para el cerebro, en el psiquiátrico de Baoding.

Su madre sigue manipulada por las mentiras del PCCh y hasta agradece, detrás de esta mentira, el "trato amable" por parte del PCCh. Bajo esta cruel persecución, ¿Cuántos chinos han sido engañados por el PCCh? ¿Cuánta gente no trata de rescatar a sus parientes y familiares torturados? ¿Cuántos creen las mentiras del PCCh e ignoran el sufrimiento de sus familiares? ¡Esto es verdaderamente triste!

Versión en chino disponible en: http://www.minghui.org/mh/articles/2012/7/3/儿子被关精神病院十一年-母亲被中共欺骗-259718.html

Versión en inglés disponible en: http://en.minghui.org/html/articles/2012/8/17/134984.html

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.