Estados Unidos: Dar a conocer a la embajada australiana en Washington los crímenes del régimen de Jiang contra ciudadanos australianos en Sudáfrica

El 8 de julio de 2004 al mediodía, los practicantes de Falun Gong en Washington D.C. fueron a la embajada australiana con el fin de dialogar con los funcionarios sobre el reciente atentado ocurrido en Sudáfrica.


"Ayude a David Liang, proteja a los practicantes de Falun Gong australianos" "¡Detengan la exportación del terrorismo de estado de China!"

Delante de la embajada australiana, un practicante de Falun Gong lee la carta de los practicantes dirigida al embajador Practicantes al lado de un oficial de policía en servicio

Practicantes con John Stokes, un funcionario de la embajada

Durante el reciente incidente de los disparos en Sudáfrica, el ciudadano australiano y practicante de Falun Gong David Liang ha resultado herido de tres balas. Ahora, ha regresado bajo escolta a Australia para tratamiento médico. Los practicantes de Washington D.C. expresaron sus inquietudes acerca de la situación personal de David Liang: la madre está paralítica desde hace mucho tiempo y su padre sufre graves problemas cardíacos. David es taxista y es el único que sustenta las necesidades económicas de su familia.

El embajador australiano, Michael Thawley, delegó a John Stokes el encuentro con los representantes de los practicantes de Washington D.C. El Sr. Stokes escuchó atentamente el relato de los practicantes respecto al atentado en Sudáfrica y sobre la exportación del terrorismo de estado del régimen de Jiang a otros países del mundo. Cuando le dijeron que los practicantes de Falun Gong en Australia habían sido hostigados y hasta atacados por funcionarios de la embajada y de los consulados chinos, Stokes inmediatamente preguntó acerca de los documentos relativos a estos acontecimientos. Insistió en el hecho de que Australia es una nación democrática que respeta los derechos humanos y que está contra toda violencia.

Recientemente la Comisión de las Relaciones Internacionales del Congreso Americano lanzó una resolución que se refería a los funcionarios de las embajadas y consulados chinos que hostigan a los practicantes de Falun Gong y que interfieren ilegalmente con sus actividades. Los últimos acontecimientos ocurridos en Sudáfrica han levantado indignación y una gran inquietud internacional. Un cierto número de miembros del Parlamento australiano, así como numerosas organizaciones de los derechos humanos británicos, americanos y canadienses expresaron su inquietud respecto a este incidente. Una semana antes, más de 20 organizaciones se habían reunido delante de la Casa Blanca para condenar la exportación del terrorismo de estado del régimen de Jiang.

En una carta enviada al embajador australiano, los practicantes de Falun Gong vivamente le recomendaron al gobierno australiano proteger los derechos fundamentales de los practicantes de Falun Gong, trabajar con el gobierno sudafricano para investigar este incidente y juntarse a las otras naciones con el fin de condenar el terrorismo de estado del régimen de Jiang.

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.