La policía del campo de trabajo de Yinmahe fue la que ordenó pegar al practicante Sun Shizhong hasta la muerte, sin embargo no se la considera responsable de este asesinato y no hay cargos contra ella

El 19 de abril de 2002, en el campo de trabajo de Yinmahe, condado de Jiutai, provincia de Jilin, se torturó al practicante Sun Shizhong hasta la muerte. Se condenó a los criminales que cometieron el asesinato bajo la dirección de la policía, pero no se acusó al policía directamente responsable de los hechos.

El 19 de abril de 2002, al mediodía, 12 practicantes fueron secuestrados en distintos lugares y fueron conducidos al campo de trabajo. En la oficina del equipo de formación, el policía Lu Changtai intentó forzarles "a romper con sus creencias" en Falun Gong. Pidió a los criminales que se encontraban allí que tomaran los palillos eléctricos y obligaran a los practicantes a desvestirse para torturarles. La policía entregó a los practicantes Sun Shizhong, Shi Renji y Zhang Guangchao a los criminales y éstos los llevaron a la sala de tortura indicada. Allí, los criminales, por turnos, pegaron brutalmente a los tres practicantes. Los criminales ataron a Sun Shizhong y Shi Renji a una cama y utilizaron porras de madera para pegarles. Utilizaron también sus codos y les dieron violentas patadas. Arañaron el tórax de Shi Renji y su camisa se llenó de sangre. Los criminales obligaron a los dos practicantes a tomar unas porras para pegarse entre ellos. Como los practicantes se negaron, los criminales les pegaron brutalmente. Más tarde, llevaron a Sun Shizhong al baño para pegarle. Alrededor de las 5h, uno de los criminales dijo: "Probablemente se ha muerto". Y el otro contestó: "No, esta fingiendo”. A la mañana siguiente descubrieron que el Sr. Sun había muerto debido a los golpes.

Se condenó a los cuatro criminales que participaron en el asesinato a penas de 7 a 20 años. Había dos colaboradores en la escena (los antiguos practicantes de Dafa que se volvieron contra Dafa debido a la tortura y a la presión), Wang Bo y Xuequan. Lo peor es que el policía Gao Ke, del equipo de formación, fue el que ordenó directamente a los presos golpear a los practicantes hasta la muerte, pero no fue acusado de ello.

http://www.clearwisdom.net/emh/articles/2003/7/1/37569.html
http://www.minghui.cc/mh/articles/2003/6/15/52297.html

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.