La practicante de Falun Dafa Sra. Wei Hongying, de la ciudad de Qinhuangdao, muere como resultado de la persecución

La practicante de Falun Dafa, Sra. Wei Hongying de la ciudad de Qinhuangdao, provincia de Hebei, fue a Pekín a apelar por tercera vez en julio de 2000. Ella fue raptada y enviada al centro de detención Nº 2 de Qinhuangdao, donde fue torturada hasta dejarla al filo de la muerte. Murió en agosto de 2002 después de ser liberada.

La Sra. Wei Hongying, 56 años, vivía en el nº 24 del edificio 16, división 2, en Tiexinli, ciudad de Qinhuangdao. Era una jubilada de la Fábrica de Tejidos de Qinhuangdao. Comenzó a practicar Falun Gong en 1995. Su enfermedad cardíaca se curó, y se volvió muy enérgica y saludable después de practicar Falun Gong. Su temperamento también mejoró y su familia se volvió más unida.

A principios de septiembre de 1999, ella fue a Pekín a aclarar la verdad. La policía de Qinhuangdao la arrestó y la envió de regreso.

El 30 de diciembre de 1999, escapó de la vigilancia de su familia y del bloqueo de la policía; tomó un autobús hasta la estación de tren Beidaihe y fue a la plaza Tiananmen a validar Falun Dafa. La policía de Qinhuangdao norte la arrestó y la envió al Centro de Detención Nº 1 de Qinhuangdao por un mes, durante el cual fue torturada severamente. Los perpetradores la liberaron después de extorsionar dinero a su familia.

Después de regresar a su casa, pensó que debía ayudar a más practicantes a dar un paso adelante y elevar su voz por Falun Dafa. Ella comentó esto con compañeros practicantes y los convenció de dar el paso adelante.

En julio de 2000, fue a Pekín por tercera vez a apelar. La policía y los responsables de la "Oficina 610" de Qinhuangdao, la enviaron otra vez al Centro de Detención Nº 2, donde fue interrogada, golpeada y torturada. La Sra. Wei comenzó una huelga de hambre para protestar por la persecución. Después de 17 días, los guardias la alimentaron por la fuerza. Trabaron su boca con palitos de bambú y la alimentaron por la fuerza con agua con alta concentración de sal. Ellos rasparon y magullaron su boca en el proceso. También la forzaron a beber agua sucia del baño, lo que le causó problemas intestinales que casi la mataron. Los perpetradores luego la sentenciaron a dos años de trabajos forzados, pero el campo de trabajo rehusó aceptarla. Los perpetradores temieron que ella muriera en el centro de detención y la enviaron a su casa.

Wei Hongying no se recuperó de la tortura, y a menudo tenía dificultades para respirar y su cuerpo se hinchaba. A pesar de su estado, los responsables del comité callejero, de su unidad de trabajo y de la comisaría de policía a menudo la vigilaban, acosaban y amenazaban. Aún más, extorsionaron a su familia con alrededor de 10.000 yuanes, lo que colocó a su familia en una situación financiera muy difícil. Su familia fue engañada por las mentiras de Jiang y sus seguidores y estaba resentida con Falun Gong.

El examen de un hospital más tarde reveló que Wei Hongying tenía heridas internas y envenenamiento de la sangre como resultado de haber sido forzada a ingerir agua salada y agua sucia, lo que eventualmente derivó en una leucemia. Wei Hongying murió en agosto de 2002. Antes de morir, pidió a su familia que no tenga resentimientos hacia Falun Gong, porque son ciertos oficiales de policía y el grupo de Jiang los que la despojaron de su vida.


Versión en chino disponible en:
http://www.minghui.org/mh/articles/2004/9/17/84435.html

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.