Tocar el corazón de los habitantes de Nueva York durante la 59 Asamblea General de las Naciones Unidas

Mientras se celebraba la 59º Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York, del 20 al 24 de septiembre, practicantes de Falun Gong de todo el mundo se reunieron para mostrar la paz y la belleza de Falun Dafa y despertar la conciencia sobre la persecución contra los que practican Falun Gong.

Las actividades de los practicantes en este evento consistían en ruedas de prensa, exposiciones antitortura, participación en las ferias locales, proyección de vídeos de clarificación de la verdad, fijación de pósteres de información, distribución de folletos, y la formación de una "Gran muralla de coraje”. Los practicantes de Taiwán, Hong Kong, Australia, Singapur, Nueva Zelanda, Japón, Canadá y de muchos países europeos así como los practicantes de Estados Unidos, participaron en estas actividades. Varios de ellos, incluido las jóvenes madres y sus bebés, hicieron un largo camino para clarificarles la verdad de Falun Gong y de la persecución a los habitantes de Nueva York.

Exposición antitortura Enviando pensamientos rectos

Haciendo la demostración de los ejercicios de Falun Gong Empleando diversos medios para informar a las gentes acerca de Falun Gong y de lo que pasa en China

Los transeúntes firman una petición que apela al fin de la persecución de Falun Gong Distribución de los materiales de Falun Gong


Dos historias en la Séptima Avenida

Los practicantes de Australia y de Taiwán clarificaban la verdad en la intersección de la calle 42 y de Broadway así como en la Séptima Avenida. Reportaron dos historias respecto a sus experiencias:

Una pareja de Sydney, Australia, dijo a los practicantes: ”Les hemos visto en Sydney”. Los practicantes de Sydney entonces les dijeron: ”Para poner fin a la persecución de Jiang y de sus cómplices hacia Falun Gong lo antes posible, hemos venido aquí para informar a la gente de la persecución”. Después de haber escuchado las explicaciones, la pareja se sintió muy conmovida. Nos agradecieron repetidas veces y nos desearon éxito.

Un día, cuando las actividades de clarificación de la verdad estaban a punto de ser suspendidas, una persona vino a la intersección de la calle 42 con la Séptima Avenida donde estaban los practicantes de Taiwán. Dijo que venía para aprender los ejercicios de Falun Gong. Les dijo a los practicantes que había obtenido un folleto hacía dos semanas a través de un practicante de Los Ángeles. Entonces comenzó a aprender Falun Gong simplemente siguiendo las imágenes del folleto. Aprendió solamente dos movimientos del primer ejercicio, sin embargo, sintió una fuerte corriente de energía al hacer ambos movimientos. Por consiguiente, los ha practicado durante dos semanas.

Como los practicantes de Taiwán no podían comunicarse con él en inglés, me acerqué y traté de enseñarle y así tuve la oportunidad de charlar un rato. Ponía todo su empeño y corazón en aprender, y cuidadosamente dibujó cada movimiento de los ejercicios en su cuaderno. Aunque los apuntes no le quedaron demasiado claros, me dijo que no era más que un borrador y que tan pronto regresara a su casa lo pasaría a limpio. Le di un folleto con los contactos de Nueva York y le dije donde podía aprender los ejercicios de Falun Gong. También le pedí su número de teléfono dado que quería conocer sus progresos. Puedo decir que es un hombre muy honrado y bueno que verdaderamente quiere aprender Falun Gong.

También encontramos a más gente que quería aprender y les informamos a cada uno donde podían encontrar los sitios de práctica. Es justamente como nos dijo el Maestro, la generación próxima de practicantes viene ahora a Dafa.

Un habitante de Nueva York es conmovido por Verdad, Compasión y Tolerancia

La tarde del 19 de septiembre, un practicante dibujaba los caracteres chinos que decían: “Verdad, Compasión y Tolerancia son buenas”, con un pincel chino en el lugar de la exposición antitortura sobre la 5a Avenida. Un señor de cierta edad estaba completamente absorbido por su caligrafía. Más tarde, descubrí que vivía muy cerca de allí y que pasaba justo para ver la exposición. Fue atraído por los tres caracteres chinos de: “Verdad, Compasión y Tolerancia” y preguntó si podía tener estos tres caracteres. Sucedió que uno de nuestros practicantes era un calígrafo y estaba presente en el lugar. El hombre, un occidental, se fue a su casa y al rato regresó con papel de arroz y un pincel. Con humildad le pidió al practicante que le anotara los tres caracteres para él. Cuando le preguntamos su nombre, mostró nuestra libreta de firmas de petición y dijo: ”Mi nombre está allí, ya firmé”. Nos dijo su nombre y nos contó que se había enamorado de la caligrafía hacía 6 años. Ahora puede leer más de 150 caracteres chinos. Dijo que aprendería los tres caracteres de “Verdad, Compasión y Tolerancia” en cuanto volviera a su casa. El señor se mostró muy agradecido de la ayuda desinteresada de nuestro practicante y le quiso dar 10 dólares como gratificación. El practicante le dijo: ”Nos gusta ser amigos de la gente que respeta los principios de “Verdad, Compasión y Tolerancia”. Los practicantes de Falun Gong no cobramos nada y ayudamos siempre a la gente de forma voluntaria. El hombre se mostró profundamente emocionado y estrechó la mano de nuestro practicante repetidas veces.

Un newyorkino aprendiendo los ejercicios de Falun Gong

Here is the article in English language:
http://en.clearharmony.net/articles/a22186-article.html

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.