Argentina, declaración de prensa de la Asociación de Falun Dafa: La persecución de la facción del ex presidente chino Jiang Zemin contra Falun Dafa se extiende a Argentina

Aclaración de los incidentes durante la visita del actual presidente chino Hu Jintao
 

Buenos Aires (Asociación Estudios de Falun Dafa en Argentina), 21 de noviembre de 2004 - El martes 16 y el miércoles 17 de noviembre de 2004, con la visita oficial por motivos comerciales del Sr. Presidente chino, Hu Jintao, se registraron algunos incidentes durante las pacíficas apelaciones que llevaron a cabo los practicantes de Falun Dafa (también conocido como Falun Gong). La necesidad de rápida difusión de la noticia de los incidentes y la falta de conocimiento sobre qué es Falun Dafa y el objetivo de la apelación, sumado a información errónea plasmada como consecuencia de la campaña de difamación sobre Falun Dafa lanzada por la máquina de propaganda del régimen chino (todos los medios de comunicación chinos, embajadas chinas, y agencias de noticias chinas), hicieron que salieran informaciones incorrectas en algunas noticias. Por ello, deseamos hacer sintéticamente algunas aclaraciones:

FALUN DAFA NO ES UNA SECTA

Falun Dafa es un antiguo sistema de cultivación chino de la propia naturaleza y vida, que consiste en el estudio de los tres principios universales de “Verdad-Benevolencia-Tolerancia”, una serie de ejercicios y meditación. No es una práctica política ni religiosa, ni se lleva a cabo rituales o adoraciones. No se forman organizaciones, no se aceptan donaciones ni se recauda dinero, ni hay membresías. Tampoco existen jerarquías entre los practicantes; la práctica es personal ya que cada uno tiene su propio entendimiento. Los sitios de práctica y enseñanzas de ejercicios en los parques se realizan por practicantes en forma automotivada, abierta a todo el público y gratuita.

Falun Dafa se practica en más de 60 países del mundo y sus enseñanzas han sido traducidas a más de 20 idiomas. En muchos de estos países, como Canadá, países de Europa, EE.UU., Australia y otros, gobiernos locales y hasta congresos nacionales han otorgado a la práctica y a su fundador, el Sr. Li Hongzhi, más de 1.000 honores y proclamaciones resaltando sus beneficios en la salud y su efecto positivo de elevar los valores morales de quienes la practican. De hecho, el único país donde está prohibido es China. Tan sólo cruzando el estrecho de Taiwán, entre trescientos mil y medio millón de personas practican Falun Dafa. Allí, se difunde y practica en escuelas y hasta en cárceles, por sus efectos positivos en llevar a las personas a una conducta civilizada y correcta.

¿CUÁL ERA EL OBJETIVO DE LA APELACIÓN?

Desde el año 1992 y hasta 1999, Falun Dafa se difundió en toda China. En 1999, una encuesta del gobierno chino registró entre de 70-100 millones de personas practicando esta disciplina; entre los practicantes había funcionarios de gobierno, profesores, maestros, amas de casa, estudiantes, así como gente de todas las clases sociales. Como consecuencia, el entonces presidente chino (también ex jefe máximo militar), Jiang Zemin, al ver que tanta gente ponía su corazón en una práctica y enseñanzas que no tenían un control estricto de su régimen totalitario, unilateralmente calificó este hecho como una amenaza a la “estabilidad política” y, a pesar de la discordancia de muchos otros funcionarios del politburó chino, lanzó una campaña para “erradicar Falun Dafa” basada en tres órdenes: difamar su reputación, arruinarlos económicamente, eliminar los cuerpos. Las mentiras que usa la facción de Jiang Zemin para instigar odio hacia Falun Dafa dentro y fuera de China son “secta perversa”, auto-inmoladores, terroristas y los acusa de involucrarse en autoinmolaciones, suicidios, de asesinar a sus familiares, y muchas otras falsedades con el objetivo de desviar la atención, encubrir y “justificar” el genocidio.

Ya son cinco años que lleva este genocidio en China. Cientos de miles de ciudadanos inocentes están siendo torturados actualmente en campos de trabajo forzado por el simple hecho de no firmar declaraciones en las que deben, bajo tortura y contra su conciencia, aceptar todas las mentiras contra Falun Dafa como ciertas, afirmar que habían sido engañados por su fundador y que están arrepentidos por ello. Miles están siendo “tratados” en hospitales psiquiátricos, se han identificado y verificado más de mil cien casos de muerte por tortura (aunque expertos afirman que la cifra real es de varios miles). A pesar de que actualmente Jiang Zemin no tiene ningún cargo oficial, su facción, cuyos funcionarios lideran las áreas de cultura, educación y comercio exterior y tiene alta influencia en las fuerzas militares, sigue llevando a cabo estas órdenes para perseguir a Falun Dafa, dentro y fuera de China, así como lo hace la “oficina 610”, que luego de ser denunciada y en varios países, cambió su nombre por “Oficina anti-culto” [agencia tipo GESTAPO con ramas en toda China y poder sobre todos los niveles de gobierno, todavía en funcionamiento, creada exclusivamente para perseguir a Falun Dafa]. Este genocidio está documentado por todos los relatores especiales de la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, y condenado por importantes entidades como Amnesty International, Human Rights Watch, Freedom House, el Parlamento Europeo, el Congreso de EE.UU., y otras. En 18 países los practicantes han entablado juicios contra Jiang y algunos de sus cómplices (como es el caso del Ministro de Comercio Bo Xilai que vino con la comitiva del presidente y quien está siendo demandado por genocidio en Alemania y EE.UU.) por genocidio y otros crímenes a la humanidad.

El objetivo de la apelación que los practicantes de Falun Dafa llevaron a cabo era mostrar y hacer que se sepa la verdad de este genocidio, para decirle al presidente Hu Jintao y a la gente del mundo, que Falun Dafa es bueno y que está siendo difamado para que se distraiga la atención de este genocidio impulsado por la facción de Jiang Zemin dentro del gobierno chino, y que detengan la persecución a los practicantes de Falun Dafa en China. No era una protesta contra la visita del presidente chino ni tampoco estamos en contra de ningún gobierno.

¿QUÉ DECÍAN LAS BANDERAS?

En las banderas se podía leer tanto en chino como en castellano: “Falun Dafa es bueno”, “Rescatar a los practicantes de Falun Dafa perseguidos en China”, “Llevar a Jiang a la justicia”, “Verdad-Benevolencia-Tolerancia” y “Juicio a Jiang Zemin, Luo Gan, Liu Jing y Zhou Yongkang” (principales funcionarios cómplices de la tortura a practicantes de Falun Dafa en China). Ninguna de ellas decía algo contra el actual presidente chino ni contra el gobierno chino en general.

¿CÓMO FUE LA APELACIÓN?

Durante las apelaciones, los practicantes, de acuerdo con la ley argentina, en lugares públicos como plazas y parques, se sentaron a meditar, hicieron ejercicios, desplegaron banderas y repartieron folletos a los transeúntes. También mostraron fotos sobre la persecución en China. No tenían ningún cántico ni discurso, no cortaron ningún paso público ni interfirieron con música a alto volumen o bombos.

En el primer incidente, cuatro practicantes de Falun Dafa fueron golpeados en tres ocasiones por un grupo de alrededor 20-30 chinos que les robaron las banderas y un celular, todo en presencia de la Prefectura Naval frente del hotel Hilton. Una practicante incluso fue mordida repetidamente. Después, exactamente el mismo grupo de chinos se dirigió a la Plaza de Mayo donde se encontraba un grupo de 20 practicantes, y también se abalanzaron sobre los practicantes y les quitaron violentamente las banderas.

En el tercer incidente, cuando la policía ordenó sacar las banderas en la Plaza San Martín, los practicantes, ejerciendo su derecho de apelar en un lugar público, se negaron a soltar las banderas de su pertenencia y por eso la policía se llevó 3 detenidos con las banderas. En ningún momento los practicantes golpearon o insultaron a la policía o al grupo de chinos. Ellos simplemente conocían sus derechos como ciudadanos argentinos de expresarse pacíficamente y desearon llevarlos a cabo como permiten las leyes argentinas. Las imágenes registradas por distintos canales de televisión evidencian esto. Es importante aclarar que, frente al Palacio San Martín, sólo al principio se colgó una bandera de dos árboles, la cual fue retirada sin ningún problema cuando los oficiales lo exigieron. Las detenciones no se debieron a una negativa de descolgarlas sino al hecho de no soltarlas cuando las sostenían con las manos.

En el cuarto incidente, (al día siguiente enfrente del Congreso), con algunas estaciones de TV filmando, el mismo grupo de chinos, quienes sostenían banderas chinas, mientras los practicantes repartían folletos, arrebató y rompió volantes y evidencia* de los practicantes de Falun Dafa y a la gente que los recibía, tapando con las banderas las cámaras de los reporteros. Esto pasó en pleno día ante la indignación de muchos transeúntes argentinos, al ver cómo los practicantes eran asaltados con completa impunidad.

¿QUIÉN DIO LA ÓRDEN CONTRA LOS PRACTICANTES DE FALUN DAFA?

Antes de la tercera agresión en el primer incidente (frente al Hotel Hilton), la prefectura había puesto una fila de unos 8 efectivos separando a la banda de unos 20-30 chinos de los 4 practicantes de Falun Dafa. Sin embargo, unos veinte minutos antes de que saliera el presidente chino, quien dirigía ese operativo le dijo a uno de los practicantes: “Tenemos órdenes de retirarnos; arréglenselas como puedan”. Apenas el último efectivo bajó el cordón de la vereda, los chinos se abalanzaron contra los practicantes de Falun Dafa; los efectivos de prefectura siguieron su camino a pesar del tumulto y los llamados de auxilio. Durante los diferentes incidentes, los practicantes dialogaron con las autoridades, explicando qué es Falun Dafa y por qué ellos estaban allí; no obstante, después de los incidentes, algunas respuestas de oficiales de Prefectura Naval y de la Policía fueron que actuaron de esa manera porque tenían “órdenes de arriba”.

Luego de las detenciones frente al Palacio San Martín, uno de los jefes en la comisaría 15 le dijo a un practicante que la orden llegó como consecuencia de llamadas telefónicas de una mujer Coronel de las Fuerzas Armadas de China (creemos que posiblemente se trata de la agregada militar de la embajada de China) a la Cancillería, la cual lo elevó a presidencia, y de allí surgió la orden. En la Plaza San Martín, se obtuvo una foto, donde ella hacía llamadas por un teléfono celular.

TÉRMINOS, FRASES Y CALUMNIAS PROVENIENTES DE LA CAMPAÑA SISTEMÁTICA DE DIFAMACIÓN QUE UTILIZAN LOS GENOCIDAS SE PUBLICARON EN MEDIOS ARGENTINOS

La prensa se llenó de informaciones falsas sobre Falun Dafa. Unas calumnias que fueron publicadas son citas de un agregado político de la embajada china, quien no quiso darle su nombre a la reportera, declarando que Falun Dafa fue prohibido por autominmolaciones,las cuales son una extensión de la misma campaña de difamación utilizada en China.

Otra calumnia que se publicó es que los practicantes pidieron 20 acreditaciones de prensa para entrar al Congreso a hacer un escrache. Lo cierto es que uno de los practicantes es periodista y desde hace tres años investiga el genocidio contra los practicantes de Falun Dafa, su idea era poder entrevistar a periodistas y funcionarios chinos, y solicitó dos acreditaciones, una también para alguien que pudiera traducir. Cuando fue a la secretaria de prensa a retirar las acreditaciones, el practicante le comentó a la persona responsable de esta área que estaba investigando este genocidio y que además practicaba Falun Dafa. Al día siguiente le informaron que no le podían entregar las acreditaciones porque recibieron folletos de Falun Dafa que se habían estado repartiendo en una apelación en las inmediaciones del Congreso y ellos, por desconocer el tema, prefirieron como medida precautoria no otorgar las acreditaciones. Después de que se publicase la información falsa sobre las 20 acreditaciones, el periodista practicante fue a la oficina de prensa del Senado a preguntar si ellos dieron esa información y el nombre de la traductora a lo que respondieron que no emitieron ningún tipo de información respecto a este tema y que quien desee puede constatar esta información con el Jefe Administrativo, el Sr. Jorge Antequeda. Habiendo comprobado que la dirección de prensa no difundió esta infamación, deducimos que estas mentiras fueron emitidas por la embajada de China para ensuciar la reputación de los practicantes argentinos. También circuló una noticia aún más disparatada sobre una pista policial que vinculó a los practicantes de Falun Dafa como autores de las bombas en los bancos. Además, un agregado político declaró mentiras a una periodista, diciendo que “el gobierno argentino se dio cuenta de lo peligrosa que es esta secta y que por eso colaboró con la embajada de China y le prohibió a Falun Dafa la entrada a la última Feria del Libro”. De hecho, Falun Dafa participó con éxito en la Feria del Libro y fue bien recibido por el público con muchos elogios por dar a conocer una enseñanza tan valiosa hoy en día: Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

CONCLUSIÓN SOBRE LOS INCIDENTES Y DETENCIONES

Como consecuencia de los engaños y presiones políticas y económicas de funcionarios chinos, a un grupo de chinos se les generó una zona liberada para que pudieran golpear a ciudadanos argentinos. En un país democrático que se dice defensor de los derechos humanos, estos ciudadanos argentinos, respetuosos de las leyes y atentos a sus derechos, vieron negado su derecho a expresarse pacíficamente en contra de un genocidio, de una masacre. Esto fue un grave sometimiento y error de nuestras autoridades, en el que nuestras fuerzas de seguridad, destinadas a protegernos sobre la base de nuestra Constitución y nuestros códigos, se vieron obligadas a actuar contra su función, contra sus fundamentos y, lo más grave, contra su conciencia. Esta actitud no hizo otra cosa que restringir la única vía por la cual se está combatiendo al genocidio: exponiendo la verdad; y entonces lamentablemente se convirtieron en cómplices de la persecución, difamación, tortura y asesinato que sufren millones de practicantes de Falun Dafa.

*Evidencia: un resto de bandera que quedó después del incidente del Hilton, donde el grupo de chinos, sacó navajas y cigarrillos prendidos para poder destrozar la bandera que decía “Rescatar a los practicantes de Falun Dafa perseguidos en China

PARA MÁS INFORMACIÓN, POR FAVOR COMUNÍQUESE CON LA ASOCIACIÓN ESTUDIOS DE FALUN DAFA EN ARGENTINA (AEFDA)

falundafa@argentina.com

Liwei Fu 4787-1344 / 15-53232512; Axel Borgia 4863-5982 / 15-53320123; Silvia Gleizer 4806-3795


Enlaces de páginas con información del genocidio contra Falun Gong en China

Qué es Falun Gong o Falun Dafa. Para bajar gratuitamente materiales de lectura, audio y video de la práctica de Falun Dafa
www.falundafa.org

Apoyos de gobiernos y ONGs. Noticias de la persecución y actividades de practicantes para exponer la persecución
http://es.clearharmony.net

Últimas noticias sobre la persecución a Falun Dafa
http://www.faluninfo.net/sp

Acciones legales alrededor del mundo contra el ex presidente Jiang Zemin y su facción
http://www.flgjustice.org

Enlaces con informes de Amnistía Internacional, Human Rights Watch, artículos periodísticos, Naciones Unidas
http://www.upholdjustice.org

Parlamento de Canadá
En la ventana “search” escriba “Falun Gong” y saldrán más de 400 constancias donde se mencionan a
Falun Gong. En algunos como “37th PARLIAMENT, 3rd session de Subcommittee on Human Rights and International Development of the Standing Committee on Foreign Affairs and International Trade”, Falun Gong fue el tema mayor.
http://www.parl.gc.ca

Congreso de Estados Unidos
En la ventana “search” escriba “Falun Gong “ y aparecer”an 11 archivos, entre ellas dos resoluciones repudiando la persecución.
http://thomas.loc.gov/ o www.congress.gov

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.