Francia: Exponer en Rouen (Normandía) las torturas utilizadas por el Partido Comunista chino en su intento de forzar a los practicantes de Falun Gong a repudiar su creencia

El 8 de julio de 2005, practicantes parisinos y provinciales se reunieron en Rouen para enseñar a la población cómo el Partido Comunista chino trata a los que siguen los principios de Falun Gong «Verdad, Benevolencia, Tolerancia» en China. Se instalaron en la plaza del Viejo Mercado. Después de haber desplegado las pancartas que denunciaban la persecución, mostraron algunos de los numerosos métodos de tortura utilizados para intentar hacer renunciar a su creencia a los practicantes.

En esta plaza fue quemada Juana de Arco en 1431. Después de desplegar las pancartas que denuncian la persecución insensata que sufren diariamente los practicantes de Falun Gong en China, los practicantes escenificaron las torturas del “banco del tigre” y de la “pequeña jaula”.

Más lejos algunos hacían los ejercicios de Falun Gong al sonido de una música dulce que reforzaba el contraste entre la paz de la práctica y la violencia de la tortura. Otros distribuían información. Los practicantes colectaron firmas para pedir que Jiang Zemin sea llevado ante la justicia de los hombres.



Una practicante confeccionó flores de loto durante todo el día. A menudo, cuando los practicantes las ofrecían, la gente quedaba tan emocionada que casi les caían las lágrimas.

Un Kabyle estuvo discutiendo largamente con una practicante. No podía creer que tal crueldad todavía pueda existir en nuestros días. Y sin embargo, había vivido situaciones difíciles y crueles en Kabylie.

Una mujer alemana que no hablaba francés intento hablar con dos practicantes. A pesar de la barrera idiomática, comprendió bien el horror y la aberración de esta persecución que se dirige a practicantes tranquilos y dulces. Dejando a las practicantes, dijo con palabras y gestos: «No tenemos problema de idioma. Hablamos con nuestros ojos y con nuestros corazones.»

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.