Un juez en China encarcelado por empezar a practicar Falun Gong (provincia de Dalian)

El juez Li Dejun era juez jefe del Tribunal Hongqi en el distrito de Ganjingzi, ciudad de Dalian, provincia de Liaoning. Después de escuchar varios casos ilegales que llegaron a él en contra de los practicantes de Falun Gong, se convirtió en un diligente practicante de Falun Gong. En junio de 2006, fue arrestado por el personal del PCCh. En febrero de 2008, fue sentenciado ilegalmente a tres años de prisión. Actualmente está detenido en el Centro de Detención del Ferrocarril de Dalian.

El juez Li Dejun nació el 4 de noviembre de 1954. Cuando el PCCh empezó a perseguir a Falun Gong en 1999, era Director de la Oficina de Investigación de Normas del Tribunal del distrito de Ganjingzi, donde auditó muchos casos en contra de practicantes de Falun Gong. Pensó que era extraño que ninguno de los practicantes a quienes acusaban se declarara culpable.

Después de leer los libros de Falun Dafa incluyendo Zhuan Falun, el juez Li estaba profundamente convencido de las enseñanzas extensas y profundas de Falun Dafa. Se dio cuenta del gran poder de esta creencia para elevar la moralidad de la sociedad y por ello comenzó a cultivarse en Falun Dafa.

Más tarde, presidiendo el Tribunal de Hongqi, le decía a la gente que fuera buena y que beneficiaran a la sociedad usando los principios de Falun Gong. Más tarde, para poder mostrar a todos los que iban al tribunal que significaba ser una verdadera buena persona, copió los jingwen del Maestro, incluyendo “Rico y Virtuoso” y “Pacificando el exterior por medio de cultivar el interior”, los enmarcó y los colgó en las paredes del tribunal para que la gente los leyera.

El 21 de junio de 2007, cerca de diez oficiales de policía del Equipo de Seguridad Nacional de la ciudad de Dalian arrestaron al juez Li. Diciendo que era necesario para “garantizar que la conferencia de Davos procediera sin ningún problema”, el Gobierno de la ciudad de Dalian y los oficiales del Comité Legal y Político de la ciudad de Dalian ordenaron a la comisaría de policía, al Buró de Seguridad Nacional, compañías y comités de vecindarios locales, intensificar la vigilancia sobre los practicantes de Falun Gong. Entre el 18 y el 21 de junio de 2007, arrestaron a decenas de practicantes.

En ese tiempo, la esposa del juez Li no tenía trabajo y su hija estaba en noveno grado. Los padres del juez rozaban la ochentena. Su arresto puso a su mujer e hija en una situación financiera muy complicada. Su madre no pudo soportar la presión y el estrés y murió a finales de 2007.

En diciembre de 2007, instigado por Du Benyou, líder de la Oficina 610 de la ciudad de Dalian, el Tribunal de Pulandian sentenció al juez Li Dejun a tres años de prisión. El juez Li se declaró inocente y presentó una apelación. A finales de febrero de 2008, el Tribunal Intermedio de la ciudad de Dalian sostuvo su sentencia original.

Los oficiales del PCCh persiguieron mentalmente a Li Dejun usando diferentes métodos. Lo culparon por dividir a su familia. Hicieron un gesto de simpatía con su familia, diciendo que la evidencia que tenían contra él no era suficiente para sentenciarlo. Al mismo tiempo, llamaron a sus colegas y amigos para intentar persuadirlo para que se declarase culpable y escribir una declaración de arrepentimiento, diciendo que él podía volver a reunirse con su familia, mantener su trabajo y volver a trabajar siempre que admitiera que estaba equivocado. El juez Li insistió en que era inocente y pidió firmemente ser liberado incondicionalmente.

Versión en inglés disponible en: http://www.clearwisdom.net/emh/articles/2008/6/14/98159.html

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.