Falun Dafa me dió una segunda vida

Soy una joven de 23 años. Falun Dafa me dio una segunda oportunidad para vivir y la capacidad de disfrutar la vida y de la familia. Francamente, al principio no creía en Falun Dafa. Sabía que Falun Dafa enseñaba a la gente a seguir los principios de Verdad-Benevolencia-Tolerancia También sabía que practicar los ejercicios de Dafa puede mejorar la salud y prevenir enfermedades. Mi madre ha practicado Dafa durante más de diez años y no necesita ningún medicamento desde que comenzó y vive bien. Lamentablemente, mi madre ha sido detenida varias veces en un centro de lavado de cerebro como consecuencia de la persecución a Falun Dafa. Ella estuvo recluida en un campamento de trabajos forzados durante tres años y multada con 5.000 yuanes. Ella ha sufrido severamente. Desde mi propia experiencia, estoy totalmente sorprendida con Falun Dafa y entiendo por qué los practicantes han persistido en la práctica a pesar de la persecución.

Un día, en octubre de 2011, de repente me sentí fatigada. En mis ojos y cuerpo aparecieron algunas manchas amarillas y negras y mis piernas se hincharon. Fui a una clínica y me hicieron varios exámenes. Los resultados indicaron que estaba gravemente enferma. Cada mañana, me sacaban seis ampollas de sangre y tres veces me tomaron muestras de médula ósea. Mi enfermedad no mejoraba.

Al quinto día, no pude levantarme de la cama y era incapaz de decir la hora. Incluso no podía usar mi teléfono celular. Al sexto día, a las 3:00 a.m., empecé a gritar y caí en coma debido a una insuficiencia hepática. Un médico me hizo una transfusión de sangre. No podía sentir nada y perdí el conocimiento. El médico le dijo a mi familia que me quedaban pocos días de vida.

Al séptimo día, habíamos gastado todo nuestro dinero. Mi madre, una practicante de Falun Gong, vio que mi enfermedad había empeorado. Entendió que ningún tratamiento podía salvar mi vida y continuar el tratamiento conduciría al agotamiento de todos mis recursos y que aún así no podía salvarme. Entonces mi madre decidió llamar una ambulancia para llevarme a casa. Mientras iba en la ambulancia estaba inconsciente. En el camino, mi madre pidió al Shifu
Li que salvara a su hija.

Tres horas más tarde, llegamos a casa y me llevaron a mi habitación. En ese momento, muchas personas del vecindario estaban allì. Después, poco a poco desperté. Por la noche, comencé a sentir hambre, comí una sopa y bebí jugo de manzana.

Mi condición mejoraba lentamente, pero mis familiares que no practicaban Dafa todavía estaban preocupados por mí. Al día siguiente, me llevaron al hospital para continuar el tratamiento de enfermedades infecciosas. Esta vez se quedaron con todo el dinero que llevamos con nosotros. Cuando llegué al hospital, me pusieron suero. Los doctores me dijeron que tenía hepatitis aguda, que es mortal. Posiblemente la medicina ya no podría hacer efecto en mi cuerpo. Mis manos y pies estaban hinchados. Mi madre determinó llevarme a casa el 24 de octubre.

Cuando llegué a casa, otra vez ella le pidió ayuda al Shifu Li. Poco a poco desperté. Cuando desperté completamente, me dijo que sólo Dafa me salvaría. Me di cuenta que nada me salvaría. El tratamiento médico ya no funcionaba. Mi vida dependía de Falun Gong. Realmente creí que sólo Falun Gong podía salvar mi vida y ningún otro pensamiento vino a mi mente. Entonces ocurrió el milagro.

Cada vez que mi cuerpo sentía dolor, recitaba, "Falun Dafa es bueno. Verdad-Benevolencia-Tolerancia es bueno". Mi cuerpo ya no me duele. Realmente fue un milagro. Mi madre me llevó a practicar los ejercicios. Después de eso, no tomé más ninguna píldoras o inyecciones. Mi cuerpo se recuperó totalmente y recuperé mi energía. Dos o tres meses más tarde, me trasladé a la ciudad para conseguir un trabajo.

Soporté la tribulación de una gran enfermedad y fui hospitalizada dos veces. Todo el proceso duró 17 días y mi familia gastó cerca de 60.000 yuanes. Sin embargo mi condición empeoró. Cuando estaba cerca de la muerte, fue la Benevolencia del Shifu Li quien me salvó y preservó mi vida. En mi caso, mis amigos y mi familia fueron testigos de lo extraordinario de Dafa. Cada día, en mi mente recito, "Dafa es bueno, Verdad-Benevolencia-Tolerancia es bueno. Gracias, Shifu Li y gracias Dafa".

Ahora entiendo por qué después de 13 años de brutal persecución, los practicantes permanecen firmes en la práctica y adoptan diferentes enfoques para aclarar la verdad sobre Falun Gong. Esto no es política. Esta es la Benevolencia de los practicantes de Falun Dafa. Es un acto de gran Benevolencia. Ellos hacen que la gente sepa la verdad sobre Dafa. Cuando realmente crees en Dafa, los budas verdaderamente te cuidan. "Comprender la verdad traerá bendiciones" no es sólo un dicho.

Después de conocer la verdad, he apoyado a mi madre en su práctica de Falun Gong. Falun Gong no solicita dinero a sus practicantes y no está involucrado en política. Enseña a las personas a actuar con Benevolencia y cultivarse de acuerdo a la Verdad-Benevolencia-Tolerancia. Realmente beneficia a la sociedad y a nuestro país. La persecución es una injusticia. Eliminaré todos los aspectos de la cultura del partido comunista chino en mí desde adentro hacia afuera. Quiero escapar del mal y alejarme de la enfermedad. He renunciado al partido y a sus organizaciones asociadas. Quiero ser una verdadera practicante de Dafa.

Falun Dafa me cambió. Me alejó de la desesperación y del dolor. He crecido fuera de la incredulidad, de sentir miedo y querer escapar. Si no hubiera oído de Dafa en 2011, no estaría viva hoy. Yo no sería capaz de ver la luz y sentir el calor del sol. Las dificultades me ayudaron a comprender que es muy bueno vivir. Hoy en día, escribí sobre mis sentimientos, porque me he beneficiado. Falun Dafa me dio mi segunda vida. Realmente he sido testigo de los milagros de Dafa.

Sé que en China hay muchos casos similares al mío. Debido a la persecución del partido comunista chino, muchas familias se han destruido. El malvado partido trajo el desastre y la persecución interrumpe nuestra vida ordinaria. Me gustaría decirle a cada miembro de la familia de los practicantes de Dafa, "No importa si eres joven o viejo, por favor crean en los miembros practicantes de su familia, Falun Gong es el verdadero Fa de Buda". La Verdad-Benevolencia-Tolerancia me cambió y me dio un cuerpo sano. Cambió mi filosofía de vida y mi sistema de valores. Ahora sé lo que debo hacer. Verdad-Benevolencia-Tolerancia es lo que quiero. Este principio puede aclarar la mente de uno.

Shifu Li es verdaderamente compasivo. Me siento afortunada, emocionada y tengo un sentido de gratitud. Mientras escribo esto, corren lágrimas de mis ojos. No puedo expresar en palabras cómo darle las gracias al Shifu Li. Toda mi familia da gracias al Shifu Li por salvar mi vida, por traernos tanta alegría. Esta es la mayor fortuna. Ahora puedo unir a mi familia. Muchas gracias, Shifu Li. Pasé de ser un miembro de la familia de una practicante de Dafa a convertirme yo misma en una practicante de Dafa.

No me arrepiento. Me cultivaré hasta el final.

Versión en chino disponible en: http://www.minghui.org/mh/articles/2012/10/16/河北新学员-法轮大法使我起死回生-264092.html

Versión en inglés disponible en: http://en.minghui.org/html/articles/2012/12/15/136665.html

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.