Abogado de derechos humanos chino detenido por defender a Falun Gong

Tang ha estado activo defendiendo los derechos de los grupos vulnerables y perseguidos en China, incluyendo víctimas de demolición forzada y padres de infantes enfermos por el caso de la leche contaminada con melanina.

Abogado de derechos humanos Tang Jitian. Detenido después de intentar negociar la liberación de un practicante de Falun Gong el 16 de octubre de 2013 (Weibo.com)

Más de 100 activistas protestan por la detención ilegal del abogado en Beijing (Weibo.com)

El abogado de derechos chino Tang Jitian fue puesto bajo detención administrativa el 16 de octubre, después de intentar negociar la liberación de un practicante de Falun Gong, una práctica espiritual perseguida por las autoridades comunistas.

Tang viajó a un autodenominado Centro Legal de Educación, mejor conocido por ser una instalación para el "lavado de cerebro", en el norte de China junto a Yang Kaicheng, el esposo de la practicante de Falun Gong detenida. Ambos, buscaron la sede local de la "Oficina 610" en la ciudad de Jixi, provincia de Heilongjian, la cual fue establecida para supervisar y coordinar la persecución de la práctica por el antiguo jefe del partido Jiang Zemin.

Las discusiones resultaron en el encierro de Tang por "disturbios al orden de la oficina". El período inicial de detención fue por cinco días, pero para el 19 de octubre ya no era claro si Tang en realidad sería liberado. En ese día, otros trece colegas abogados viajaron a Jixi para apoyar a Tang y más de 100 activistas protestaron en Beijing para su liberación, pero fueron rechazados por las autoridades.

La esposa de Yang Kaicheng, Yu Jinfeng, fue detenida en Jixi el 29 de septiembre; no está claro si ha sido torturada o abusada, pero reportes de brutales tratamientos en custodia son comunes en esas circunstancias.

Rudo tratamiento
De acuerdo a uno de los abogados de derechos humanos que viajaron a Jixi en apoyo de Tang Jitian, las autoridades fueron tanto violentas como rudas en el trato hacia el abogado y su cliente el 16 de octubre. Agentes de la Oficina 610 previnieron a Tang de entrar a su oficina, llamando a la policía quien se lo llevó detenido. En el proceso, agarraron violentamente a Yang Kaicheng por el cuello.

Dong Qianyong, un abogado y colega de Tang, dijo que los oficiales de seguridad se mofaron de ellos cuando vinieron a pedir la liberación de Tang. Zheng Haiyang, el jefe de policía de la ciudad, gritaba: "¡Mira cuántos de tus abogados están aquí. Veremos cuántos abogados del resto del país pueden venir!".

No es un abogado convencional
Zheng le dijo a los abogados que la policía de la ciudad recibió la orden del comité de asuntos legales y políticos en Beijing (órgano del PCCh con mucho poder a cargo entre otras cosas de la persecución de Falun Gong) de que no podía liberar a Tang Jitian porque éste no era un "abogado convencional", dada su defensa de los practicantes de Falun Gong.

"Falun Gong" es muy influyente fuera de China. La Oficina 610 recibió cientos de llamadas después de que Tang fue detenido", dijo Zheng, de acuerdo al abogado Dong Qianyong.
Tang ha estado activo defendiendo los derechos de los grupos vulnerables y perseguidos en China, incluyendo los practicantes de Falun Gong, víctimas de demolición forzada y de los padres de niños enfermos por el caso de la leche contaminada con melanina.

En 2010 su licencia para ejercer abogacía fue revocada en lo que fue visto como un acto de venganza por parte de las autoridades debido a su trabajo jurídico. El año siguiente fue secuestrado y abatido por fuerzas de seguridad, contrayendo tuberculosis mientras se encontraba detenido secretamente.

Liberación incierta
"Nosotros fuimos a negociar su liberación con el departamento respectivo", dijo la esposa de Tang, Liu Fenglan, en una entrevista telefónica con La Gran Época. "Tenía un fuerte dolor de estómago cuando lo vi. Su condición de salud era mala debido a la tuberculosis. Parece no haber esperanza de que sea liberado".

Otros abogados que defendieron a practicantes de Falun Gong fueron tratados brutalmente, en algunos casos encerrados por años y torturados sin ningún proceso judicial. Gao Zhisheng, quien fue tratado de esta manera, se encuentra actualmente en prisión en la remota provincia del Noroeste de Xinjiang.

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.