Un guardia pregunta a un practicante liberado después de 10 años en prisión: "¿Me demandarás?"

Nan Min, practicante de Falun Gong, fue sentenciada a cinco años, no una sino dos veces, y pasó diez años en la misma prisión. Cuando fue liberada el 14 de agosto de 2013, un guardia le preguntó tímidamente: "¿Me demandarás?".

Sra. Nan Min.

Dos sentencias de cinco años
Nan era contadora en la compañía Jianan, en el condado de Luotian, provincia de Hubei. En 2001, después de su viaje a Beijing para pedir justicia para Falun Gong, fue arrestada y sentenciada a cinco años.

Cumplió su sentencia en la prisión para mujeres de Wuhan. Después de ser liberada, la policía continuó acosándola, siguiéndola y vigilándola y no podía vivir en paz. Dejó su localidad y se fue a Wuhan, donde comenzó su propio negocio como comerciante.

Cuando abrió su tienda a las 9:00 de la mañana del 19 de agosto de 2008, varios policías aparecieron, la detuvieron y se la llevaron al departamento de policía del condado de Luotian. Después del interrogatorio, fue enviada a un centro de detención.

El 5 de mayo de 2009, un tribunal controlado por el PCCh la condenó a cinco años de prisión. Fue enviada a la prisión para mujeres de Wuhan el 18 de septiembre.

Torturada
Nan fue encerrada en una celda de aislamiento utilizada para torturar a practicantes de Falun Gong. Los guardias Zheng y Guo Jiajia la esposaron con las manos en la espalda y la colgaron de forma que tenía que estar de puntillas. Más tarde, un guardia trajo una pequeña banqueta para que se pusiera de pie sobre ella. Por la noche, esposaban sus manos al marco de una ventana. Tuvo las esposas puestas durante tres días.

Al cuarto día, los guardias le hicieron estar de pie 24 horas. No le permitían dormir, lavarse ni cepillarse los dientes, y no podía cambiarse de ropa. Treinta días después, no podía mantenerse parada ni caminar, pero los guardias aún la obligaban a ir al piso de abajo cuatro veces al día. Con el fin de ocultar su estado, los guardias asignaron a las reclusas Tang Anyan y Feng Guihua para que la llevaran a rastras entre ambas.

Reconstrucción de tortura: Colgada de las esposas.

Privación del sueño
Solo le permitían dormir dos horas después de media noche y entonces la obligaban a despertarse y ponerse de pie. Esta rutina duró tres meses. Mientras estaba parada le ordenaban que escribiera un "informe de pensamiento". Un día, pidió permiso para sentarse a escribir su informe. El guardia Guo Jiajia enfadado la esposó al marco de la ventana, expuesta al frío, y la dejó allí desde media noche hasta las 6 de la mañana. Debido a que se negaba a ser "transformada", las reclusas Tang Anyan y Feng Guihua utilizaban la violencia contra ella varias veces al día. El permanecer tanto tiempo de pie le provocó graves daños. Sus piernas se hincharon y se le cayó la piel de los pies. Tenía que llevar zapatos extra grandes. Solo le permitían dormir dos horas por la noche y solamente tenía agua helada para lavarse y cepillarse los dientes.

En 2011, frustrado por su fuerte resistencia a ser "transformada", el guardia Liu Jun la obligó a estar de pie dos horas cada noche durante tres meses. Un día, Nan necesitaba usar el baño, y la reclusa Hu Hanli la golpeó tan fuerte que cayó al suelo. Hu además le pisó el estómago. Cuando Nan gritó pidiendo ayuda, cuatro guardias aparecieron. Le preguntaron: "¿Quién es tu testigo?". Las reclusas a menudo maltratan a las practicantes para agradar a los guardias y reducir sus propias sentencias. Un día, Nan se negó a leer un libro que difamaba a Dafa. El guardia Wang Yan le ordenó estar de pie durante tres días y tres noches seguidas.

Privada de alimento y pateada
En noviembre de 2012, el jefe de la primera sala de prisión, Wei, dijo a los guardias que Nan iba a ser "transformada" a cualquier precio. Los guardias la asignaron a dos de las reclusas más siniestras, Zhang Xixiang y Liu Xiao-Er. La golpeaban e insultaban, le hacían quedarse de pie y no le dejaban dormir ni utilizar el baño. Su comida diaria fue reducida a unos bocados y no le dejaban beber agua. Zhang Xixiang la agarró del pelo y le golpeó la cabeza contra la pared. También le pateó la pierna repetidas veces. Tenía las piernas cubiertas de moretones morados y no podía agacharse.

Reconstrucción de tortura: agarrar del pelo para golpear la pared.


Un día, los guardias Wang Yan y Zhou An dijeron a la reclusa Zhang Xixiang que aplicara repelente de mosquito en los ojos y nariz de Nan. Más tarde, Zhou An se unió y le inyectó el líquido en la boca.

Enfurecidos por la resistencia de Nan, los guardias dijeron a Zhang Xixiang que escribiera palabras difamatorias sobre Dafa en su ropa. La reclusa Wang Hongju atacó a Nan cinco veces. Después de ser atacada por Wang Hongju, Nan informó al guardia Zhou An, quien le preguntó: "¿Dónde te golpeó? ¿Tienes testigos?". Ésta dijo a Nan que escribiera una declaración de auto crítica.

Durante tres años, no le permitieron dormir antes de las 2 de la madrugada. Le prohibieron llamar o ver a sus familiares y no le permitieron comprar ningún objeto personal.

Artículo relacionado en inglés: http://en.minghui.org/html/articles/2010/8/17/119319.html%20

Versión en inglés disponible en: http://en.minghui.org/html/articles/2014/1/16/144425.html

Versión en chino disponible en: http://www.minghui.org/mh/articles/2013/12/13/狱警心虚的问-你出去后会告我吗--283934.html

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.