El pintor Zhang Zeduan dejó un tesoro invaluable de la dinastía Song

Su extraordinaria pintura realista es una fotografía de las actividades comerciales, económicas e industriales durante el Festival Qingming hace casi mil años

Zhang Zeduan y su obra "A lo largo del río durante el Festival Qingming" en la dinastía Song (JaneKu/La Gran Época)

Zhang Zeduan (1085-1145) fue un famoso pintor de la dinastía Song del Norte. Se especializó en Jiehua, pintura de línea, utilizando un cepillo especial y una regla para trazar con precisión la línea de edificios, vehículos de transporte, puentes de la ciudad, caminos, senderos, etc. También dominó el estilo de arte del paisaje chino conocido como Shan Shui, que incluye montañas y ríos.

Hacia el año 1101, el gobierno Song del Norte ya no estaba preocupado por la amenaza militar. Con sus gestiones diplomáticas y favores económicos, dio a la dinastía más de un siglo de paz y un desarrollo económico estable, que permitió que el floreciente comercio municipal exija y genere entretenimientos culturales populares para la sociedad civil y las familias reales. Bajo el soporte de emperadores, el Real Instituto amplió su grupo de arte y pintura y fue muy productivo.

Zhang Zeduan fue un pintor que sirvió en el Instituto de Pintura Real y presentó al emperador el famoso cuadro denominado "A lo largo del río durante el Festival Qingming". La extraordinaria pintura realista, que más tarde se convirtió en un tesoro inestimable de la dinastía Song con valores históricos tremendos, retrata las actividades comerciales, económicas e industriales en áreas urbanas y suburbios durante el Festival Qingming.

La pintura de tinta aguada era colocada sobre una tela de seda de 24,8 centímetros de altura y 528,7 centímetros de ancho. En el pergamino hay tres secciones principales, pero el conjunto general consta de 814 personas, 13 vehículos, 29 barcos, 8 sillas sedan, 83 animales domésticos y más de 100 tiendas. La pintura de cinco metros de largo refleja completamente la prosperidad de la ciudad con una población de 1,5 millones de viviendas.

El pergamino "A lo largo del río durante el Festival Qingming" se divide en tres secciones. La primera sección es una escena rural que retrata a una caravana de burros cargados de carbón, liderados por los agricultores que se dirigían hacia la ciudad. Al fondo, la luz del sol de la mañana, la niebla en los bosques y cabañas sombreadas son muy vívidas en la pintura, como también otras figuras cerca de la ciudad.

La segunda sección se centra en la escena del ocupado transporte que circula por el río, especialmente en un puente sobre el río con la forma de arco iris. La pesada multitud alrededor de los puentes, coches y caballos de todo tipo, los barcos que cruzan el puente y cerca de los muelles ocupados, está todo claramente capturado, por lo que esta sección se convierte en la parte más atractiva del desplazamiento.

La tercera sección es la escena urbana, con gente de todos los ámbitos de la vida charlando cerca del muro de la ciudad, casas de té y restaurantes y filas de tiendas ocupadas. Al desenrollar el pergamino, la gente puede ver las escenas cosmopolitas donde plebeyos y aristócratas se mezclan y se complementan entre sí, lo que demuestra la civilización altamente avanzada de la dinastía Song del Norte.

Esta pintura abarca edificios, comercios, el tráfico por carretera y el transporte y refleja la prosperidad de la ciudad capital. Zhang Zeduan había organizado cuidadosamente las figuras, las escenas y los detalles, gracias a su observación visual de la vida ordinaria y gran cultivo artístico. En cuanto a la pintura, muchas personas sintieron estar paradas en medio de la escena personalmente.

El pergamino ganó una alta reputación, al punto que muchos pintores posteriores trataron de reproducirlo. Hay una historia sobre la autenticación de la "A lo largo del río durante el Festival Qingming", que cuenta que unos cientos de años más tarde, un funcionario que obtuvo dicha obra maestra de Zhang Zeduan, le pidió a un artista de papel que enmarcara y montara el pergamino, pero el artista le señaló que el pergamino era una falsificación.

En la pintura había cuatro personas jugando seis dados. Uno de los dados estaba todavía dando vueltas y el hombre que tiró los dados, abriendo su boca grita "seis" con la esperanza de que el lado con los seis puntos se colocara de frente, sin embargo, la forma de su boca refleja la pronunciación del sureño de "seis", en lugar del acento capital del norte. Por lo tanto, el artista de papel consideró que el pergamino no era auténtico.

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.