Li Jing: uno de los generales más destacados de la dinastía Tang

Li Jing (571-649), general destacado, derrotó a los turcos orientales y consolidó el reinado de la dinastía Tang en las regiones orientales.

Desde la infancia, Li Jing siempre quería servir a un gran emperador y alcanzar logros heroicos. Más tarde, siguió al Príncipe Li Shimin (que luego se convirtió en el Emperador Taizong de Tang) y libró numerosas batallas contra los rebeldes antes de que la dinastía Tang fuera echada a pique.

Li Jing, uno de los generales más destacados de la dinastía Tang. (La Gran Época)

Cuando los turcos orientales llegaron a ser la más grande amenaza de la dinastía Tang, Li Jing fue designado como comandante en jefe con cinco generales para conducir 100.000 tropas para luchar con los turcos.

Cuando informaron que los turcos estaban sufriendo una fuerte tormenta de nieve, Li Jing decidió lanzar un ataque sorpresa con 3.000 soldados de caballería liderados por él. El turco Khan quedó estupefacto por el repentino surgimiento de Li Jing y su tropa, y huyeron en medio del pánico.

Antes de que Khan pudiera establecerse, uno de sus generales fue rechazado por Li Jing. El artificio forzó a Khan a retirarse a la zona norte más remota.

Mientras planeaba una invasión para el año siguiente, envió mensajeros para negociar los términos de su rendición con la dinastía Tang como una cortina de humo. Para descubrir el esquema de Khan, Li Jing ideó la forma de activar su artimaña.
Aconsejó al emperador aceptar la petición de tregua de Khan, pero guió a sus tropas élite para lanzar otro ataque sorpresa a los turcos. El plan funcionó a la perfección y derrotaron y capturaron la mayor parte de las fuerzas turcas.

Khan huyó, pero fue capturado más tarde, y los nobles turcos todos se rindieron. Li Jing fue promovido como el Duque de Dai por sus grandes logros al reducir la Turquía oriental a un estado vasallo. Además de sus logros militares, Li Jing también es recordado por mantener un perfil muy bajo en la corte.

Muy rara vez pidió algo para sí mismo incluso cuando fue acusado falsamente, simplemente realizó su deber en silencio. El emperador Taizong apreció su personalidad y confió en él toda su vida.

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.