Lu Yu: el sabio chino del Té

Si a alguien tenemos que agradecerle cuando hablamos del té, es a Lu Yu, quien además de legar su vasto conocimiento, es reconocido como el sabio del té en la historia China.

Lu Yu, el sabio del té. (Catherine Chang/La Gran Época)

Lu Yu vivió entre los años 733 y 804 de la dinastía Tang. Según los registros, cuando tenía 3 años fue adoptado por el abad de un templo que lo encontró abandonado a la orilla de un lago.

El abad era un famoso monje budista que tenía amplia erudición en la cultura del té. Como mostraba gran interés, a temprana edad el monje le transmitió sus conocimientos y Lu Yu se inició en el arte del té.

Mientras estaba en el templo, Lu Yu aprendió literatura y escrituras budistas, aunque no llegó a ser monje.

Después de dejar el templo, siguió recibiendo educación y se convirtió en un hombre educado, conocedor y letrado, pero los años que pasó junto al abad influenciaron significativamente su carácter, mostrando escaso interés en la búsqueda de fama o de cosas materiales.

Para Lu Yu, el té simboliza la armonía y la unidad misteriosa del Universo, por eso dedicó su vida al arte de té, e hizo una gran contribución al desarrollo de la materia.

Escribió el libro "Cha Jing", la primera enciclopedia del té en el mundo, que fue traducida como el clásico del té. El libro cubre todos los aspectos del arte del té, incluyendo el origen del té, herramientas y métodos de recolección y procesamiento del té, utensilios, forma de hervir el agua, arte de apreciación, historias del té, distrito de cultivo del té y formas simplificadas y pictóricas de procedimientos del té.

La obsesión por la perfección del té, se refleja en una famosa historia de la época. En una ocasión, Lu Yu asistió a un importante evento de té. Emocionado por su asistencia, el anfitrión anunció: "Escuché que el agua de un área especial del río Yangtze es la mejor para el té, por lo que voy a utilizarla y justo ahora tenemos a Lu Yu, el más famoso especialista de té ¡Qué maravillosa casualidad! ¡Realmente la oportunidad de la vida!"

Entonces, el anfitrión envió a un soldado a conseguir el agua especial del río Yangtze. Mientras esperaban el agua, Lu Yu preparó cuidadosamente la vajilla para la ocasión.

Tan pronto el agua llegó, Lu Yu utilizó una cuchara para limpiar la superficie del agua y objetó: "Esta es el agua del río Yangtze, pero no de la zona correcta. Esta es agua de la orilla del río Yangtze".

El soldado respondió rápidamente: "Este agua la tomé yo personalmente y hubo muchos testigos".

Lu Yu no respondió y sacó la mitad del agua. Luego utilizó la cuchara para barrer la superficie del lado izquierdo del agua y dijo alegremente: "Ahora sí es el agua indicada del río Yangtze".

El soldado se sintió avergonzado y confesó: "Cuando conseguí el agua y llegué a la orilla del río Yangtze, el barco se sacudió y el agua se derramó. Sólo quedó la mitad del agua, así que la completé con el agua de la orilla del río Yangtze. No sabía que usted pudiera notar la diferencia. Sinceramente ofrezco mis disculpas otra vez".

Con una sonrisa, Lu Yu explicó al soldado que el agua de la orilla del río Yangtze contiene más sal y no es buena para el té. Todos sus amigos quedaron atónitos e impresionados por la capacidad excepcional de Lu Yu para diferenciar el agua.

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.