Bao Zheng: símbolo de justicia y equidad

Bao Zheng (999 ─ 1062 a. C) fue un oficial muy conocido y juez en la dinastía Song del Norte. En su servicio luchó enérgicamente contra la corrupción, resolvió muchos casos complicados, castigó a gobernadores corruptos, familiares abusivos de los funcionarios de alto rango y hombres de negocios astutos.

Bao Zheng, símbolo de justicia y equidad

Ganó amplio respeto y popularidad entre la gente en las regiones que servía. Su rectitud, desinterés y juicio imparcial le valieron el apodo, "El juez Bao, el cielo azul". (Juez Bao, Qingtian)

Bao Zheng estudió duro desde joven y aprobó el examen de servicio civil imperial a la edad de 29 años. Pronto se le ofreció un trabajo en el gobierno como jefe de un condado, sin embargo, sus ancianos padres se encontraban en mal estado de salud en ese momento y Baozheng decidió poner en primer lugar la piedad filial. Por lo tanto renunció y regresó a su casa para asistir a sus padres durante casi una década hasta que ambos fallecieron.

Bao Zheng regresó al gobierno y sirvió como funcionario local a la edad de 40 años. Siendo honesto y sensato, pronto fue promovido a magistrado de la capital, Kaifeng, el lugar más difícil de administrar, debido a que muchos aristócratas y familias poderosas vivían allí.

Sin embargo, sólo le tomó poco más de un año para convertirlo en un lugar ordenado mediante la implementación de una serie de reformas administrativas, por ejemplo, convencionalmente el demandante necesitaba preparar la reclamación por escrito y pasarla a la corte a través de los funcionarios dependientes. Así que las familias poderosas podían sobornar a los empleados a dejar o bloquear una demanda.

Bao Zheng decidió permitir que las personas se quejaran vía oral sin tener que completar el papeleo, por lo tanto, las personas con poca educación podían evitar la injusticia ejercida por los funcionarios a través de la flexión de los hechos en el papeleo. Este nuevo enfoque mejoró en gran medida el orden público en la capital, ya que cualquier queja seria, no importaba a quién involucraba sería manejada por el juez Bao con la mayor equidad e imparcialidad, por lo que también se le llamó el "Juez de cara de hierro".

Una vez, Kaifeng fue inundada y la investigación de Bao Zheng determinó que la causa eran los jardines y pabellones construidos ilegalmente sobre el río por familias poderosas, bloqueando el flujo del agua. Bao Zheng les ordenó demoler en un determinado plazo.

Uno de ellos ignoró la orden y presentó un título de propiedad de la tierra con su queja, alegando que era dueño de la tierra. Bao Zheng personalmente revisó completamente el título de propiedad y encontró una falla que indicaba una multa. A pesar de la protesta de la poderosa familia, inmediatamente hizo demoler el jardín y reportó el asunto al emperador. La inundación se retiró pronto.

Bao Zheng era disciplinado, recto e imparcial con todos. Uno de sus tíos quebrantó la ley y fue demandado por la víctima ante el tribunal local. Este tío desdeñoso fue convocado por Bao Zheng a la corte y golpeado 100 veces con una vara como castigo.

Bao Zheng era muy estricto con su familia e hijos. A pesar de su alto cargo, vivió una vida simple y bajo su influencia, sus descendientes también fueron cuidadosos con el gasto, por lo general llevaba ropa sencilla, excepto cuando visitaba a los amigos y asistía a las fiestas.

En su vejez, Bao Zheng estableció una regla familiar: "Entre mis descendientes que sirven al gobierno, si violan la ley o son corruptos, no podrán volver a quedarse en nuestra ciudad natal, ni ser enterrados en el cementerio de la familia después de la muerte Los que no obedezcan estas palabras serán repudiados automáticamente por mí. "Más tarde, después de su muerte, varios de sus hijos pasaron el examen de la corte imperial y se convirtieron en funcionarios. Todos aprendieron las virtudes de Bao
Zheng y fueron elogiados por la gente como funcionarios rectos.

Debido a su postura intransigente contra la injusticia, Bao Zheng se convirtió después de su muerte en el símbolo cultural de la justicia y la equidad en el Lejano Oriente. Como un personaje popular en varias formas de artes escénicas, fue a menudo retratado con un rostro negro con una luz en forma de media luna creciente en la frente y un par de artistas marciales destacados a su servicio.

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.