Una mirada a las demandas de practicantes de Falun Gong contra Jiang Zemin recibidas por Minghui

Cada vez más practicantes de Falun Gong están ejerciendo su derecho legal de demandar a Jiang Zemin por dirigir la persecución a Falun Gong, lo que les ocasionó un gran daño y terribles sufrimientos en los últimos 16 años. Esta nueva ola de demandas contra el ex dictador chino va en aumento.

La página web Minghui recibe cada día miles de copias de las denuncias penales de practicantes en contra de Jiang. Entre finales de mayo y el 27 de agosto de 2015, más de 166.000 practicantes de Falun Gong y sus familiares han presentado demandas.

Estas demandas han sido enviadas por correo a la Corte Suprema y la Fiscalía Popular Suprema de China, órganos que procesan las denuncias penales presentadas por los ciudadanos chinos, a partir de un reciente fallo de la Corte Suprema del Pueblo.

Este reporte presenta algunas de las demandas recibidas por Minghui en agosto de 2015. Estas demandas ofrecen un vistazo a la brutalidad de la persecución: algunos practicantes fueron perseguidos hasta la muerte, otros recibieron condenas extremas, muchos fueron torturados, otros fueron privados de sus ingresos, otros más padecieron amenazas y el acoso policiaco constantes.

Los practicantes no son las únicas víctimas. Algunos niños pequeños han perdido a uno o ambos padres. Debido a que muchos de los practicantes son el principal sostén de sus familias, su persecución también genera enormes problemas financieros a sus familiares.

Sr. Li Zaiji: Su esposa, la Sra. Zu Chunrong, presentó denuncia en su nombre
Esposo muere por recibir alimentación forzada

La Sra. Zu Chunrong detalló la muerte de su marido en su demanda penal.

Ella escribió: "Han pasado 15 años desde que perdí a mi marido a causa del genocidio cometido contra los practicantes de Falun Gong a manos del régimen comunista chino.

"La vida ha sido extremadamente difícil para mí sin él. Al ser una madre soltera con pocos estudios, tuve que hacer muchos trabajos eventuales para que mi hijo pudiera tener una educación superior.

"Hay una creciente ola de denuncias penales en contra de Jiang Zemin, el autor de la persecución sin precedentes contra los practicantes. Quiero ver que lo lleven ante la justicia".

Las demandas de la Sra. Zu en busca de justicia por la muerte de su marido fueron entregadas al Tribunal Popular Supremo y a la Fiscalía Popular Suprema de China.

El Sr. Li Zaiji, su marido, murió en un campo de trabajos forzados cuando un veterinario convertido en médico lo alimentaba por la fuerza con agua salada concentrada, en julio de 2000. Sus órganos fueron sustraídos de su cuerpo antes que los guardias del campo apresuradamente lo cremaran. Tenía 45 años de edad.

Foto de la boda de Li Zaiji y Zu Chunrong

Sr. Xiao Guobing: su madre presentó denuncia en su nombre
Niño de 5 años de edad pierde a su padre

El Sr. Xiao Guobing, de 31 años, profesor de secundaria, fue condenado a dos años de trabajos forzados en 2000 por practicar Falun Gong. Los guardias del campo de trabajo lo golpearon salvajemente, le aplicaron descargas con bastones eléctricos y lo mantuvieron en una celda de aislamiento.

Debido a que él se negó a renunciar a su creencia en Falun Gong, los guardias extendieron su arresto por un año. Cuando se declaró en huelga de hambre para protestar por la persecución, los guardias le alimentaron a la fuerza.

Después de ser liberado, la Oficina 610 le impidió volver al trabajo. También le ordenó a la policía vigilarlo y acosarlo.

El Sr. Xiao fue detenido otra vez el 26 de mayo de 2004. Mientras siete policías saquean su casa, cayó de una ventana del sexto piso y murió por el impacto. Sus familiares sospechan que la policía lo asesinó.

"Mi nieto tenía tan sólo 5 años cuando su padre murió. Su muerte fue absurda", dijo la madre del Sr. Xiao, de 65 años de edad. Ella presentó la demanda buscando justicia para su hijo.

Demanda del Sr. Wu Baoku
Subjefe de Oficina de Conservación del Agua, torturado

El Sr. Wu Baoku se negó a renunciar a Falun Gong a pesar de la persecución sin precedentes de esta práctica de cultivación. La policía frecuentemente saqueaba su casa y le acosaba. Le monitoreaban personalmente y su teléfono también estaba pinchado. Tenía que presentarse ante la policía dos veces cada día.

Sr. Wu fue detenido en octubre de 2004. Después de ocho meses de detención fue condenado a siete años de prisión. Estando en prisión fue torturado. Por ejemplo, le colgaron por las muñecas, fue atado a un banco del tigre, le quemaron los dedos de manos y pies, le frotaron sal sobre sus heridas y pusieron su cabeza en una bolsa de plástico. Estuvo al borde de la muerte en muchas ocasiones.

Su empleador lo despidió mientras estaba encarcelado, a pesar de los muchos premios que había ganado. Frente a las dificultades financieras, su esposa vendió su casa para poder pagar la educación de su hijo. Se movía de un lugar a otro para evitar el acoso incesante de la policía.

El acoso y saqueo de su casa aterrorizaron a su padre, quien falleció en el 2003.

El Sr. Wu experimentó grandes mejoras en su salud debido a la práctica de Falun Gong. Dejó de padecer problemas cardíacos, infecciones renales y problemas estomacales. Se volvió más amable y considerado.

Sra. Fu Huiya, demandante
Fabrican pruebas en su contra valiéndose de la discapacidad mental de su hija

La Sra. Fu Huiya fue arrestada en varias ocasiones y su casa fue saqueada por no renunciar a su creencia en Falun Gong. Fue arrestada en diciembre de 2003 y encarcelada durante cuatro años.

La policía engañó a su hija quien padece discapacidad mental, haciendo que repitiera lo que le decían, fabricando así las pruebas para perseguir a su madre.

"Fue indignante que la policía se aprovechara de mi hija, haciendo que proporcione falso testimonio contra su propia madre", dijo la Sra. Fu en su demanda.

"Siendo una niña especial, ella necesita de mi cariño y de cuidados adicionales. Pero la policía le privó de eso y me condenó a prisión. Estaba triste y asustada todo el tiempo. Se volvió más introvertida y no le gustaba hablar con extraños, lo que hizo aún más difícil que pudiera desarrollar la capacidad de cuidarse a sí misma".

Los repetidos arrestos de la Sra. Fu y el acoso de la policía también causaron enorme presión mental a sus otros familiares, especialmente a su marido y a sus padres.

Su marido sufrió un derrame cerebral por lo que permaneció en un hospital durante dos años, hasta que falleció. Su muerte causó aún más dificultades financieras a la Sra. Fu y a su familia.

Cuando se hizo cargo de su hermana enferma de cáncer, la policía de su ciudad natal de Hangzhou viaja hasta Shanghai en el 2010 para arrestar a la Sra. Fu. Afirmando que lo hicieron porque en Shanghai se iba a celebrar la feria internacional. En Hangzhou, la policía ordenó a la junta de vecinos monitorearla todo el tiempo.

Ella era una galardonada maestra agradecida con Falun Gong por las mejoras de su salud.

Historial
En 1999, Jiang Zemin, siendo jefe del partido comunista chino, hizo caso omiso de otros miembros del Comité Permanente del Politburó y puso en marcha la violenta represión a Falun Gong.
La persecución ha causado la muerte de innumerables practicantes de Falun Gong durante los últimos 16 años. Muchos más han sido torturados por sus creencias e incluso asesinados por sus órganos. Jiang Zemin es directamente responsable del inicio y la continuación de esta brutal persecución.

Bajo la dirección personal de Jiang Zemin, el partido comunista chino estableció el 10 de junio de 1999 un órgano de seguridad extralegal, la Oficina 610. Esta oficina opera por encima de las fuerzas de policía y del sistema judicial en cumplimiento de la directiva de Jiang respecto a Falun Gong: arruinar su reputación, cortar sus recursos financieros y destruirlos físicamente.

Ahora la ley china permite que los ciudadanos sean demandantes en casos criminales y muchos practicantes de Falun Dafa están ejerciendo su derecho a presentar denuncias penales contra el ex dictador Jiang Zemin.

Versión en inglés disponible en: http://en.minghui.org/html/articles/2015/9/3/152367.html

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.