La visita a un practicante detenido se convierte en arresto y detención

El mes pasado, cuando tres personas intentaron visitar a un practicante de Falun Gong en un centro de detención, no fueron aceptados, pero luego fueron seguidos y arrestados injustamente por la policía.

El Sr. Li Zhigiang, practicante de Falun Gong de la ciudad de Dezhou, provincia de Shandong, fue sentenciado recientemente a cuatro años de prisión después de haber sido ilegalmente sentenciado a un año y siete meses prisión por sus creencias.

El 27 de julio de 2015, el hijo, el sobrino del Sr. Li y una amiga, la Sra. Wang Yanzhi, intentaron visitarlo. Los tres fueron arrestados y llevados a la comisaría de Xincheng, donde fueron interrogados y maltratados. La Sra. Wang fue trasladada al Centro de detención de la ciudad de Dezhou.

Arrestados por visitar al Sr. Li Zhiqiang
Cuando los tres fueron a visitar al Sr. Li, le dijeron que podría ser transferido a una prisión, por lo tanto el derecho a las visitas había sido suspendido. Después, por la noche, cogieron un autobús para regresar a la ciudad.

Tres agentes vestidos de civiles cogieron el autobús en la estación de Xinghelu. En la siguiente parada, las tres personas bajaron del autobús. De pronto los agentes los sujetaron. El hijo del Sr. Li les pidió identificarse. Los policías se rehusaron y en cambio les grabaron en video.

Luego llegó un coche con un grupo de agentes de policías. Los tres fueron rodeados por policías que intentaron obligarlos a meterse en el coche. Como el coche no tenía suficiente espacio, la policía llamó a un taxi. Ellos resistieron a la policía. Al hijo le confiscaron sus lentes y una bolsa.

"Mi padre está encarcelado porque es practicante de Falun Gong" gritó. "Ahora quieren arrestarnos solo por haberlo visitado. Falun Gong es bueno".

Las personas los rodearon, el taxista se rehusó a cooperar con la policía y se marchó. Pronto la policía llamó a otra patrulla policial, los esposaron y los empujaron dentro del vehículo.

Los tres fueron llevados a la comisaría de Xincheng. La policía confiscó todas sus pertenencias y los separó para interrogarlos.

Interrogados y maltratados
El hijo del Sr. Li fue llevado al cuarto de interrogatorio, estuvo esposado a la pared por más de dos horas y lo interrogaron por más de tres horas.

Llevaron al sobrino a otra sala de interrogatorio. Le habían atado las manos a la espalda y le pusieron un grillete en los pies. El interrogatorio duró hasta después de medianoche y luego lo dejaron toda la noche esposado en el cuarto de interrogatorio. Le habían hecho daño en el brazo derecho y las esposas le dejaron marcas en las muñecas.

La Sra. Wang empezó a vomitar desde que llegó a la comisaría, no podría hablar ni sentarse erguida. La policía se burló de ella y le decía que estaba fingiendo estar enferma. Después, la policía llamó un médico que no la revisó. Los agentes pusieron el aire acondicionado muy frío y la dejaron así toda la noche.

Un grupo de agentes del equipo de seguridad nacional y la policía de la comisaría de Xincheng saquearon la casa de la Sra. Wang por tres horas. Confiscaron libros de Falun Gong, materiales, carteles y muchas de sus pertenencias. Hicieron todo esto delante de la suegra de la Sra. Wang y de su nieta.

A la mañana siguiente, la policía hizo que la hija de la Sra. Wang fuera a la comisaría y la interrogaron por cinco horas aproximadamente. Esa mañana, nuevamente interrogaron a la Sra. Wang, su hija pidió ver a su madre y finalmente por la tarde le permitieron verla. La policía rehusó darle tratamiento, a pesar de su delicada salud.

La policía le preguntó al sobrino del Sr. Li sus datos de contacto y él se negó a darlos. Por lo tanto, le confiscaron el teléfono móvil y luego obtuvieron esta información.

La policía de seguridad nacional dejó en libertad al hijo y al sobrino del Sr. Li a las 21:00 h. Sin embargo, no los dejaron salir hasta haber firmado un documento garantizando que prometían no practicar Falun Gong y unas hojas de excarcelación. También les tomaron muestras de sangre y sus huellas dactilares.

La policía llevó a la Sra. Wang al Centro de detención de la ciudad de Dezhou, aún cuando su hija trató de impedir su traslado.

La policía preparó una orden oficial de detención para la Sra. Wang e hizo un informe indicando que su salud estaba bien.

En la persecución del Sr. Li:
* Liu Zhong, participaron: el jefe del Centro de detención de la ciudad de Dezhou: +86-534-2187701, +86-13905342103
* Yu Songyan, jefe del departamento de policía de la ciudad de Dezhou y secretario del PCCh: +86-534-2292077Z
* Hang Baozhen, jefe interino del departamento de policía de la ciudad de Dezhou y jefe del departamento de policía para la Área de desarrollo económico de la ciudad de Dezhou: +86-13705342656
* Jia Zefeng, capitán del Grupo de seguridad nacional en el departamento de policía para el área de desarrollo económico de la ciudad de Dezhou: +86-15853452299

Versión en inglés disponible en: http://en.minghui.org/html/articles/2015/8/26/152253.html

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.