Epoch Times: A una madre encarcelada se le niega la visita de su hija de seis meses de edad

Una amiga de una practicante de Falun Gong encarcelada en Singapur le llevó a su bebé, una niña de seis meses de edad a visitarla a la prisión, pero el permiso fue denegado.

La Sra. Wang con el bebé de la Sra. Cheng (Epoch Times)


La Sra. Wang, la amiga de la encarcelada, hizo la petición para la visita después de saber por Strait Times que ambas practicantes de Falun Gong encarceladas, la Sra. Ng Chye Huay y la Sra. Cheng Lu Jin habían empezado una huelga de hambre y corrían peligro de ser encerradas en una celda de castigo o de recibir una advertencia escrita.

Después de enterarse de la noticia, los amigos y miembros de la familia de ambas practicantes estaban muy inquietos. Aunque era fiesta, algunos de ellos llevaron a la prisión a la hija de la Sra. Cheng que esperaba su visita.

La Sra. Wang dijo: “Le dije al guardián de la prisión que éramos amigos de la Sra. Ng Chye Huay y Cheng Lu Jin. Dijo que ese día y el siguiente eran fiesta y que las visitas no estaban autorizadas. Le mostré el periódico Strait Times y le dije que las practicantes estaban en huelga del hambre desde hacía cuatro días y que la situación era crítica. Entonces me permitieron entrar sola con el bebé.

La Sra. Wang dijo que fue cacheada por tres guardianas. Estas confirmaron que Cheng y Ng estaban en huelga del hambre, pero se negaron a dar más información. La Sra. Wang dijo que estaba muy inquieta por la vida de sus amigas y que le gustaría verlas en persona. Si esto no era posible, le gustaría que las guardianas pudieran hacer que la Sra. Cheng viera a su hija. Su petición fue denegada.

“La Sra. Cheng y la Sra. Ng fueron encarceladas el 27 de abril, al día siguiente de la decisión judicial, para gran sorpresa del abogado, demandantes y miembros de su familia. No tuvieron tiempo de ocuparse del niño. Pensaban que hasta que perdieran el proceso podrían apelar, pero no esperaban en absoluto que el juez les negara la libertad condicional”, dijo la Sra, Wang.

Una de las guardianas creyó que la negativa de libertad provisional era injusta. También dijeron que era muy raro ver presas en huelga de hambre. La última huelga del hambre de la que tienen memoria pasó en los años 80.

La Sra. Ng y la Sra. Cheng fueron acusadas por la policía de Singapur en 2004. Cada una de ellas con seis acusaciones como posesión de “alianza sin permiso” y “envío de VCD sin certificado”. Después de un año de procedimientos, ambas practicantes fueron condenadas a pagar respectivamente 20.000 y 24.000 dólares de Singapur el 27 de abril de 2005 por el Tribunal de Singapur. Rechazaron el veredicto y expresaron el deseo de apelar. Fueron llevadas a la prisión para mujeres de Changi después del mediodía del 27 de abril y corren el riesgo de ser encerradas en prisión durante veinticuatro semanas.


Fuentes:
http://www.theepochtimes.com/news/5-5-2/28361.html


Here is the article in English language:
http://en.clearharmony.net/articles/a26286-article.html

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.