La persecución de la Sra. Ta Yueping


La Sra. Ta Yueping, de unos cuarenta años de edad, es natural de la ciudad de Enping, provincia de Guangdong. Antes de ser perseguida disfrutaba de una buena salud, su tez era rosada y la armonía reinaba en su familia. Trabajaba en una empresa particular y seguía los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia de Falun Dafa para cumplir diligentemente su trabajo. Era honrada y amistosa con todo el mundo y su jefe la respetaba mucho. Tenía confianza en ella y delegó el control de la llave y el dinero del almacén.

Creyendo firmemente en Falun Dafa y viendo la malevolencia de la perversidad, Yueping se esforzó más en la cultivación. Utilizó los pensamientos y las acciones rectas para mostrar la belleza de Dafa a la gente de su entorno. Hizo lo que pudo para clarificar la verdad, exponer las mentiras del Partido Comunista Chino y salvar a los seres.

El personal y la policía de la Oficina 610 de la ciudad de Enping le amenazaban y le acosaban continuamente. Presionaron a su jefe y amenazaron a los miembros de su familia, causándole a Yueping un gran estrés. En tres ocasiones, la policía se la llevó detenida de una manera ilegal, sometiéndola a sesiones de lavado de cerebro. Las dos primeras veces, se la hicieron en una prisión privada en el hospital de Jiangfeng y la tercera en un centro de rehabilitación para drogadictos. Ante esta situación y dado que Yueping tenía todavía algunos apegos humanos, firmó una declaración de arrepentimiento contra su conciencia. Después de ser liberada y reconociendo su error, escribió esta solemne declaración: "La declaración de arrepentimiento que he firmado, la declaro nula y sin valor alguno y practicaré y cultivaré hasta el fin”.

Para evitar ser perseguida de nuevo por la policía y la Oficina 610, Yueping envió pensamientos rectos bajo la protección del Maestro y consigue huir. La policía de la ciudad de Enping envió a su personal por toda la ciudad en su busca. La buscaron por todas partes donde se suponía que podía estar, incluyendo las casas de sus amigos y de sus más allegados, pero no la encontraron. Llamaban continuamente a sus padres hasta muy tarde por la noche amenazándoles para obligarles a entregar a Yueping. Esto hizo que los ancianos padres vivieran llenos de miedo y sufrimiento. El personal de la Oficina 610 persiguió también a otros miembros de la familia de Yueping interviniendo las cuentas bancarias, pinchando las líneas telefónicas para la escucha y enviando a espías para controlarlos. En este complot de total persecución, el marido de Yueping fue forzado a divorciarse.

En abril de 2004, Yueping fue detenida de nuevo. La policía se inventó un crimen para acusarla y la condenaron a 10 años de prisión. Actualmente está detenida en la prisión de mujeres de Guangzhou.


Versión en chino disponible en:
http://minghui.ca/mh/articles/2005/7/2/105302.html

Versión en inglés disponible en:
http://www.clearwisdom.net/emh/articles/2005/7/14/62881.html

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.