CIFD: La cuenta atrás para las Olimpiadas no consigue detener la matanza en China

En junio se informó la muerte de veinte practicantes de Falun Gong
 

NUEVA YORK – Durante el mes de junio el Centro de Información de Falun Dafa ha registrado las muertes de 20 practicantes de Falun Gong, como consecuencia de la persecución del Partido Comunista Chino. Algunas muertes ocurrieron hace meses, desde enero de 2007, pero sólo se conocieron en junio debido a la dificultad y peligro que entraña la obtención de tal información dentro de China.

Las muertes tuvieron lugar en diez provincias y ciudades de de China, y más de tres cuartas partes de ellas sucedieron en la zona noreste del país. Catorce de los muertos eran mujeres, quienes también suman el 70 por ciento del número total de muertes confirmadas, que ahora se eleva a 3.073. Las estimaciones sitúan el número real de muertes en más de diez veces esta cifra, otros tantos miles permanecen desaparecidos y asesinatos anteriores siguen siendo revelados.

De las muertes reportadas en junio, ocho de las víctimas eran mayores de 50 años. El más joven, Liu Liang, de la ciudad de Jiaozhou en la provincia de Shandong, tenía 24 años.

Según varios reportajes periodísticos, incluyendo un artículo de Intelligence Online en 2005, al vice ministro de Seguridad de Pública, Liu Jing, se le asignó la responsabilidad de erradicar a Falun Gong antes de las Olimpiadas de Beijing 2008. Por lo visto las órdenes provenían de líderes superiores, como el miembro del Politburó Luo Gan, quien permanece comprometido con la política anti-Falun Gong de Jiang Zemin. Fuentes en China corroboran estos informes, indicando que Liu ha emitido órdenes a los departamentos de policía en todo el país exigiendo esfuerzos coordinados para alcanzar el objetivo de hacer desaparecer a Falun Gong antes de los Juegos Olímpicos, cuando falta casi exactamente un año.

Entre los 20 casos de muerte registrados en junio está el de Wang Minli; en 2003 el Relator Especial de las Naciones Unidas sobre la Tortura, Theo van Boven, expresó la preocupación por su detención y tortura. En un documento de 2006 firmado por su sucesor, el Relator Especial Manfred Nowak, se informaba que el 66 por ciento de las víctimas de tortura en custodia eran practicantes de Falun Gong.

Métodos de tortura comunes incluyen descargas de electricidad con porras eléctricas, palizas, torturas sexuales que incluyen la violación, colgarles de los techos con esposas, ser atado como un águila extendida durante días, y la privación de sueño durante semanas, además de trabajos forzados durante no menos de 20 horas por día y sesiones de lavado de cerebro conocidas de manera eufemística como "reeducación". Todo con el objetivo de obligar a los practicantes de Falun Gong a renunciar a su creencia y revelar información sobre otros practicantes.

Además, hay evidencias de sustracción a gran escala de riñones, corazones, hígados y otras partes del cuerpo de los practicantes de Falun Gong; los órganos se venden en busca de lucro, como quedó documentado en el informe independiente de Kilgour-Matas (ver informe).

“Hoy, los practicantes de Falun Gong siguen sufriendo gravísimos abusos de derechos humanos por el régimen chino. Esto no ha terminado y es crucial que los medios de comunicación occidentales sigan sacando a la luz estas atrocidades,” dice Joel Chipkar, portavoz del Centro de Información de Falun Dafa canadiense.

“Cada informe publicado ejerce presión sobre el régimen para que deje de matar, por miedo a que se exponga su responsabilidad. De otra forma, nuestro silencio favorece inevitablemente el asesinato de más seres humanos.”

A continuación se detallan algunos de los casos de muerte recopilados durante el mes de junio:

Profesora muere debido a tortura y negligencia

Wei Fengju antes de ser torturada, y el 11 de julio de 2007, el día antes de fallecer.

Wei Fengju era una profesora muy respetada en la Escuela Secundaria No 4 del condado de Dongfeng en la provincia de Jilin. Comenzó a practicar Falun Gong a finales de los 90. El 30 de diciembre de 1999, cinco meses después de que el régimen comunista comenzara a perseguir a Falun Gong, fue a Beijing a presentar una apelación al gobierno chino con el fin de que éste cambiara su política. Fue encerrada ilegalmente en la Primera División del Campo de Trabajo Forzado de Heizuizi durante un año, donde le obligaron a trabajar durante 17 a 20 horas por día y fue agredida en sus pechos y boca con porras eléctricas, lo que provocó que su boca se desfigurase.

Después de liberarla en marzo de 2001, la policía siguió acosándola y su escuela rechazó readmitirla. Su marido se divorció de ella, dejando a Wei sola, desempleada y al cuidado de su hijo de 15 años. En enero de 2002, Wei fue detenida arbitrariamente otra vez y enviada al Campo de Trabajo Forzado de la ciudad de Changchun durante más de tres años.

En octubre de 2005, fue enviada de nuevo a Heizuizi, esta vez durante un año y medio. Mientras estaba detenida, su madre falleció, pero no se le permitió asistir al entierro. Además, el campo nunca permitió que su padre de 70 años la visitara.

Después de la prolongada detención, Wei comenzó a sentir dolor en su abdomen y no podía comer. Solicitó que la viera un médico, pero su petición fue denegada y los funcionarios del campo de trabajo no se ocuparon de ella. Fue liberada el 30 de abril de 2007, sumamente demacrada. Su condición se deterioró rápidamente y comenzó a aparecer sangre en su orina. Murió a las 4:15 de la tarde del 12 de julio de 2007, a la edad de 50 años.

Funcionarios responsables de la muerte de la Sra. Wei:

Zhang Baocheng, secretario legal del comité político local: 86-437-6216968, 86-437-6210265
Zhang Zhiting, Director de la Policía de Dongfeng: 86-437-6222794, 86-13904375928 (Celular)
Pan Dong, Director adjunto de la Policía de Dongfeng : 86-437-6224393, 86-13504375166 (Celular)
Li Wensheng, Director de la Oficina 610 de Dongfeng : 86-13504372728 (Celular)
Gu Jiahai, Jefe de la Agencia de Seguridad Nacional: 86-13904371222 (Celular), 86-437-6215022

Una mujer muere después que a sus familiares les dijeran que no sería liberada antes de las Olimpiadas

Wang Minli, de 43 años, fue en su juventud secretaria de la Liga Juvenil Comunista en la Fábrica de Piel de la ciudad de Jilin en la provincia de Jilin. Fue detenida y perseguida muchas veces desde 1999. El Relator Especial de las Naciones Unidas pidió su liberación el 21 de mayo de 2003.

El 15 de marzo de 2007, Wang fue detenida otra vez por un grupo de oficiales de la División de Seguridad Nacional en el Departamento de Policía del distrito de Changyi, dirigido por Du Xingze. Ellos la detuvieron en el Centro de Entrenamiento de Perros Policía de la carretera de Yueshan, en la ciudad de Jilin, donde los agentes de Seguridad Nacional la torturaron. Vertieron aceite de mostaza en sus ojos, causándole ceguera en un ojo, y rompieron una de sus piernas al golpearla con palos de madera.

Después de su detención, su familia acució a la División de Seguridad Nacional para preguntar por su condición. Los funcionarios dijeron que no la condenarían, pero que tampoco la liberarían hasta el final de los Juegos Olímpicos. Wang murió repentinamente el 19 de junio de 2007 a las 2:00 de la tarde.

Mujer de 58 años muere después de dos semanas en custodia

La practicante de Falun Gong Fu Guiju, de 58 años, murió el 18 de junio de 2007. Era una jubilada que trabajó en la Corporación de Petróleo de la ciudad de Zhangjiakou en la provincia de Hebei. Durante ocho años, ella y su marido sufrieron la tortura y la persecución en diversos penales.

El 12 de mayo de 2007, cuando Fu leía un libro de Falun Gong en el domicilio de un compañero practicante, las autoridades llegaron de repente y los capturaron. Fu fue encerrada en el penal Shisanli en la ciudad de Zhangjiakou. Fue torturada cruelmente hasta que su vida estuvo en peligro.

El 21 de mayo de 2007, permitieron a sus familiares llevarla a casa. Sin embargo, antes de que fuera capaz de recuperarse, Meng Gang, Guo Long y otros oficiales del Departamento de Policía del Distrito Qiaoxi la secuestraron de su casa la mañana del 4 de junio. El 19 de junio de 2007, la Comisaría Sur de Mingde notificó a su familia que Fu había muerto el día anterior.

Según testigos, los funcionarios del Penal Shisanli ordenaron que Fu fuera alimentada a la fuerza. Este método de tortura implica que guardias o internos de la prisión insertan un tubo de plástico duro por la nariz o la boca, a través de la garganta hasta el estómago. Entonces echan en el tubo diversas soluciones, como gachas de avena, agua salada, orina humana o excrementos, yendo a parar al estómago o a los pulmones, según como se haya insertado el tubo. Aproximadamente el diez por ciento de todas las muertes registradas de practicantes de Falun Gong torturados en custodia sucerdieron como consecuencia de este método de tortura. A falta de concretar los detalles, parece que también fue esta la causa de la muerte de Fu.

Individuos y organizaciones responsables:

Departamento de la Policía Local de Zhangjiakou: 86-313-8681234, 86-313-8688888
Centro de Mando: 86-313-8682110
Zhang Yifan, Jefe de la Comisaría Qiaoxi de la ciudad de Zhangjiakou.
Zhong Senlin, Jefe de la División de Seguridad: 86-313-8687325 (celular)
Zhang Liang, Director de la Procuradoría del distrito Qiaoxi, ciudad de Zhangjiakou: 86-13703136881 (celular), 86-313-8038126 (oficina), 86-313-4081158 (casa)
Comisaría Sur de Mingde: 86-313-8072502 (Director Meng Gang; vicedirector Guo Long)
Comisaría de la calle Xinhua: 86-313-8032977
Cui Weidong, Director del Penal de la ciudad de Zhangjiakou: 86-313-4021947


NOTICIAS - 7 de agosto de 2006
Centro de Información de Falun Dafa,
http://www.faluninfo.net/sp

Fecha del artículo original: 7/8/2007
Versión en inglés:
http://www.faluninfo.net/displayAnArticle.asp?ID=9499

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.