La Sra. Sun Jingping, de 63 años, es encarcelada en un centro de lavado de cerebro

La Sra. Sun Jingping es una practicante de Falun Gong en el distrito de Jiangan, ciudad de Wuhan, provincia de Hubei. Cuando el 30 de abril de 2010 acompañó a la familia de un practicante a la corte del distrito de Jiangan, para someter una apelación para otro practicante, el juez Wu Shanrong llamó a la policía. Hu Shaobin y Zhang Jian de la oficina 610 del distrito de Jianan y Luo Lin de la división de seguridad doméstica del distrito de Jiangan pronto llegaron para arrestarla. La llevaron al centro de lavado de cerebro Shenjiaji del distrito, donde aún está detenida.

La Sra. Sun, de 63 años, ha sido arrestada y detenida antes en dos ocasiones. La primera vez fue el 23 de diciembre de 2000, cuando fue a Beijing para apelar por el derecho de practicar Falun Gong. Cuando vio a oficiales de policía golpeando a practicantes que abrieron carteles que decían “Falun Dafa es bueno” en la plaza Tiananmen, caminó hasta los oficiales y cuestionó su comportamiento. La policía la arrastró hasta dentro del coche de policía y la llevó a la estación de policía de la plaza Tiananmen. Más tarde fue transferida al centro de detención del distrito de Haidian, donde un guardia la bombardeó con puñetazos y patadas. Los guardias ordenaron a todas las practicantes femeninas quitarse la ropa y saltar. Quien se rehusó fue sometida a brutales palizas. Ninguna de las celdas tenía calefacción aunque era finales de diciembre en Beijing y hacía mucho frío. Todo estaba frío: la comida, el agua y la cama. Una semana más tarde fue transferida a la oficina de enlace de la ciudad de Wuhan en Beijing.

La Sra. Sun fue arrestada por segunda vez el 2 de febrero de 2001, mientras estaba comiendo en un restaurante con unos antiguos compañeros de clase. La policía la llevó a una casa abandonada y la interrogó usando tortura. Ya que se rehusó a contestar sus preguntas de la manera en que deseaban, la patearon en la entrepierna. La policía la esposó y la llevó de regreso a su casa. Confiscaron sus libros de Dafa y dinero en efectivo antes de trasladarla a la estación de policía de Xima. Esposaron cada una de sus manos a un lado de una silla de metal y la dejaron congelarse en un cuarto con todas las ventanas abiertas durante la noche. A la mañana siguiente la llevaron al centro de mujeres de la ciudad de Wuhan y la retuvieron allí durante 15 días, antes de transferirla al centro de lavado de cerebro de Baibuting en el distrito de Jiangan.

La Sra. Sun Jingping estuvo en el centro de lavado de cerebro de Baibuting por nueve meses. Cada día dos mujeres la mantuvieron vigilada a cada minuto. No la dejaban hablar con otras practicantes detenidas y no le permitieron estudiar el Fa ni practicar los ejercicios. La hicieron observar y escuchar programas difamatorios en la radio, DVD’s y leer mensajes o letreros blasfemando. La colocaron en una celda de confinamiento cada vez que quisieron. También la privaron del sueño y la mantuvieron encarando la pared.

Versión en inglés: http://www.clearwisdom.net/html/articles/2010/7/2/118292.html

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.