La Sra. Huang Jingru está en huelga de hambre tras ser detenida por enviar cartas denunciando la persecución

Resumen de los hechos en la persecución
Nombre. Huang Jingru (黄敬如)
Género: Mujer
Edad: 61 años
Dirección: Ciudad de Changchun
Ocupación: Empleada jubilada de Gold Mining Co., Ltd
Fecha del arresto más reciente: Diciembre 20 de 2012
Lugar del arresto más reciente: Centro de Detención Dongcheng de Beijing
Ciudad: Beijing
Persecución sufrida:Descargas eléctricas, trabajo forzado, lavado de cerebro, sentencia ilegal, palizas, encarcelamiento, restricción física, enviada a un hospital psiquiátrico, detenció.

El 20 de diciembre del 2012, la Sra. Huang Jingru nunca regresó a casa después que fue a Beijing para mandar cartas sobre aclarar de la verdad. No antes de principios de marzo de este año su familia finalmente recibió desde Beijing, una notificación sobre su detención y la noticia en que el arresto fue aprobado.

Se supo que la Sra. Huang fue detenida ilegalmente durante cinco meses en el centro de detención de Dongcheng, en Beijing. Al el tercer mes de su detención ella inició una huelga de hambre y ahora está muy débil. Según los informes, fue hospitalizada en el Hospital de la Policía de Beijing.

Sometida a persecución después que se benefició con Falun Gong
La Sra. Huang Jingru, de 61 años, es una trabajadora que está jubilada en Gold Mining Co., Ltd. del condado de Jiapigou, ciudad de Huadian, provincia de Jilin.

Ella comenzó a practicar Falun Gong en 1997. Antes de enterarse de la práctica, tenía muchas dolencias físicas, como enfermedad cardíaca congénita, estenosis vascular cerebral, distensión gástrica y degeneración del tejido muscular lumbar. Cuando tenía sólo 40 años su salud era tan mala que a menudo se desmayaba. Después de comenzar a practicar Falun Gong, su salud mejoró rápidamente.

Sin embargo, el Partido Comunista Chino (PCCh) inició la persecución a Dafa en 1999 y los practicantes fueron ilegalmente arrestados, encarcelados, torturados y presionados para que renunciaran a sus creencias.

A partir de 2001, la Sra. Huang comenzó a enviar cartas al gobierno central y a varias oficinas del gobierno local, con la firma real de su nombre, para aclarar la verdad sobre Falun Gong y pedir el fin de la persecución.

Sufriendo tortura y detención prolongada en el Campo de Trabajo Forzado para Mujeres de Heizuizi en la ciudad de Changchun
Entre julio y octubre de 1999, la Sra. Huang Jingru fue a Beijing en cuatro ocasiones para pedir justicia para Falun Gong. Visitó dos veces Zhongnanhai, el complejo del gobierno central y apeló una vez en la Oficina Central de Apelación. Después fue detenida durante 13 días y llevada al centro de detención Xuanwu y luego sentenciada a un año de trabajos forzados en el campo de trabajos forzados para mujeres de Heizuizi en Changchun.

En el campo de trabajo, la Sra. Huang fue sometida a descargas eléctricas por la guardia Liu Lianying. La Sra. Huang había estado en huelga de hambre por más de 20 días y estaba extremadamente débil. Ella también fue torturada y abusada con otros métodos, como el lecho de muerte, el estiramiento, palizas y trabajo forzado.

Como se negó a renunciar a su creencia, su detención fue ampliada varias veces. Debido a las deplorables condiciones del campo de trabajo, contrajo sarna en todo el cuerpo. Una vez, se desmayó debido a la pesada carga de trabajo. Cuando el médico la examinó, no pudo encontrar pulso ni presión arterial. El campo de trabajo tuvo miedo de hacerse responsable de su muerte, motivo por el que la dejó en libertad en febrero de 2000.

Persistiendo en aclarar la verdad a pesar de las repetidas detenciones
En el invierno de 2001, la Sra. Huang fue a apelar a Beijing. Ella no llevó su identificación. Un policía registró su bolso y encontró el material de Falun Gong y la arrestaron. Estuvo detenida durante dos años en un campo de trabajo local y puesta en libertad condicional para recibir tratamiento médico.

En el verano de 2002, fue a Beijing a apelar nuevamente y fue arrestada en la Plaza de Tiananmen. El director de la Oficina 610 local fue a Beijing para traerla de regreso y la envió directamente al campo de trabajo forzado para mujeres de Changchun. Fue encarcelada durante ocho meses. Debido a las torturas a las que fue sometida allí, la Sra. Huang quedó muy débil y las piernas y los pies se le hincharon. Más tarde fue puesta en libertad condicional para recibir tratamiento médico.

En julio de 2009, la Sra. Huang regresó a su ciudad natal para conmemorar el tercer aniversario del funeral de su padre. En ese momento, los agentes de policía de la ciudad de Huadian arrestaban activamente a los practicantes de Falun Gong. Ella escribió una carta y se la entregó personalmente al director de la oficina 610 de la ciudad, tratando de convencerlo de detener su maldad. Días después, cuando fue a la policía de Huadian para aclarar la verdad al jefe de la división de seguridad nacional, la detuvieron durante 15 días. La Oficina 610 organizó una sesión de lavado de cerebro especialmente para ella.


En agosto de 2010, cuando la Sra. Huang estaba con otro practicante repartiendo materiales para aclarar la verdad, fue acusada y detenida nuevamente durante 15 días.

En 2011, trató de colgar una pancarta de tres metros de largo en la puerta del departamento de policía de Changchun y fue condenada a dos años de trabajos forzados. Allí hizo una huelga de hambre y fue liberada después de un mes.

Después que la Sra. Huang regresó a su casa, se enteró que el practicante que había estado viviendo con ella había sido arrestado y también lo enviaron a un campo de trabajo forzado. La Sra. Huang fue tres veces al departamento de policía para aclarar la verdad y pedir la liberación de su compañero de práctica, pero el departamento de policía se negó. A continuación, se dirigió al gobierno provincial para aclarar la verdad y pedir la liberación de su amigo, pero allí fue detenida y condenada nuevamente a trabajos forzados. Liu Lianying, jefe de la división al cual la Sra. Huang fue asignada, previamente ella lo había acusado por perseguir a los practicantes de Falun Gong. Cuando Liu vio a la Sra. Huang, le dijo: "¡Esta vez me perteneces! ¡Voy a pasar dos años contigo!"

Como la Sra. Huang no era un criminal ni había violado ninguna ley, se negó a seguir las reglas del campo de trabajo o a vestir el uniforme de la prisión. Como castigo, Liu Lianying le descargó con una porra eléctrica y la golpeó hasta que se le hinchó la cara. Liu también calumnió a Dafa y maldijo al fundador de Falun Dafa, el Maestro Li Hongzhi. La Sra. Huang dijo: "Tienes que pedir disculpas por calumniar a Dafa y a mi Maestro!" Liu Lianying se negó a pedir disculpas y en su lugar continuó gritando palabras abusivas. Después de unos 3 meses, la Sra. Huang fue puesta en libertad cuando su vida ya estaba en peligro.

En septiembre de 2012, cuando la Sra. Huang estaba colocando una carta para aclarar la verdad en un coche de policía de la comisaría de Mengjiatun, fue arrestada y detenida durante 15 días. Ella fue rechazada por el centro de detención debido a que su estado físico era muy deplorable.


La Sra. Huang fue arrestada de nuevo en diciembre de 2012 y ahora ha sido detenida durante cinco meses en el campo de trabajo forzado de Dongcheng en Beijing. Hacemos un llamamiento a las personas de buen corazón, tanto en China como en el extranjero, para ayudar a rescatarla. Ella ha estado en huelga de hambre desde hace más de dos meses y su condición se está deteriorando rápidamente.

Versión en chino disponible en: http://www.minghui.org/mh/articles/2013/6/17/邮寄真相信-长春黄敬如在北京被绑架-275464.html

Versión en inglés disponible en: http://en.minghui.org/html/articles/2013/7/9/140941.html

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.