Estados Unidos - Nueva York: Niños con la sonrisa en los labios y la flor de loto en las manos

Hice varias fotos cerca de Central Park de Manhattan, en Nueva York. Había niños que mostraban en sus manos unas delicadas flores de loto de color magenta, rosa, naranja y azul cielo. Las hermosas caras de los niños y las flores de loto coloreadas me proporcionaron unas fotos soberbias, una tras otra. Los niños llevaban las flores de loto con atención luciendo una amplia sonrisa.

La exposición de la simulación de las torturas contrasta con los apacibles ejercicios

Enseñando los ejercicios de Falun Gong a una persona del público Los niños se unen también al quinto ejercicio de Falun Gong Firmar una petición con el fin de ayudar a poner fin a la persecución

Niños llevando flores de loto en sus manos mientras que sus madres reciben más información sobre Falun Gong

¿Cómo consiguieron estas flores? ¿De donde vienen las flores de loto?

Sucede que vienen de las “exposiciones antitortura” que presentaron en la calle los practicantes de Falun Gong. Ellos las hicieron manualmente utilizando papel de color.

En el lado derecho de la exposición, los practicantes de Falun Gong simulaban las escenas de tortura que se están llevando a cabo en China, como usted puede leerlo. En el lado izquierdo, los practicantes hacían la demostración de las cinco series de ejercicios de Falun Gong. Ambas escenas formaban un contraste sorprendente: una era horrible para mirar, mientras que la otra era algo tranquilo y pacífico.

Una señora joven que paseaba con un cochecito se paró delante de un póster y comenzó a leer atentamente. Al cabo de un rato, se le acercó un practicante de Falun Gong con una camiseta amarilla y comenzó a hablarle. El joven le habló de Falun Gong, así como de la persecución en China. Después de haber escuchado, firmó en el libro de petición que apela al fin de la persecución de Falun Gong. En el mismo momento, otro practicante le dio una flor de loto de papel de color anaranjado vivo a su chico que estaba en el cochecito, el cual aceptó la flor con una alegría manifiesta.

Una familia española compuesta de cuatro personas se detuvo ante la exposición. El bebé que iba en el cochecito tenía exactamente dos meses. La madre estaba muy interesada en Falun Gong y aprendió sobre la marcha las posturas de los ejercicios. Después de que la pareja firmara la petición, viendo que yo hacía una foto a su hija, el padre me tendió su cámara de fotos y me pidió que fotografiara a la familia entera.

Llegó también una mujer rodeada de cuatro chicas, de las cuales tres eran sus hijas. Sus tres adorables chicas imitaban a los practicantes de Falun Gong y se sentaron con las piernas cruzadas en la posición de meditación.

Algunas mamás tomaron el cuidado de explicar a sus niños el objetivo de la exposición, y les hablaron de la situación actual en China.

Con la presencia de estos niños que llevaban con tanta gracia las flores de loto entre sus manos, sentí que las semillas de "Verdad, Compasión y Tolerancia” habían sido plantadas en su corazones.

Las semillas de hoy se convertirán en unas flores maravillosas de mañana.

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.